viernes, 30 de julio de 2010

UN DIOS ETIQUETA MOLINA FOIX



Desde hace ya bastante tiempo Vicente Molina Foix (Elche, 1946) es en España garantía de honestidad como actor e intermediario cultural. Poeta, novelista -consagrado sobre todo a partir del rotundo éxito de El abrecartas (2006)-, amante del cine -personalmente, ha sido mi crítico favorito: lástima que ya no se prodigue-, connaisseur siempre dispuesto a promocionar los buenos y nuevos valores -y los no tan nuevos-, hasta dramaturgo -recuerdo una función de Los abrazos del pulpo en la sala Olympia de Madrid, con Gurruchaga y Lola Gaos como actores principales, nada menos- y por supuesto siempre interesante articulista, discreto y elegante, nada vehemente, que es casi lo único que se estila por estos lares.
Y ocurrente, porque, por ejemplo, la más que exitosa marca Fan Fatal, acaparada desde el 89 por Alaska, Nacho Canut y sus fans -yo mismo utilicé el lema como cabecera fija de columna en un diario de provincias en los 90-, era el título de una sección suya en Diario 16, como juego de palabras proveniente, claro, de la clásica Femme Fatale del cine o la literatura.



Pero a VMF le faltaba la incursión en el cine como director. Con el bagaje previo de sus críticas en Fotogramas y la impresionante labor de director del doblaje al español en las películas de Stanley Kubrick, encargo personal del genial director, que no soportaba que sus cintas se doblaran de cualquier manera -El resplandor es la única película que me gusta, personalmente, ver siempre doblada al español-, llegó humilde su primer intento, Sagitario (2001), ópera prima titubeante pero con emotivas y poderosas escenas protagonizadas por Ángela Molina y Eusebio Poncela.



Ahora, casi diez años después, se estrena El dios de madera, con dirección y guión suyo, basado en un relato escrito por él mismo. A pesar de que en apariencia la historia -madre e hijo se enamoran, respectivamente, de un senegalés sin papeles y un trabajador marroquí- pudiera prestarse a convertirse sin más en otro de los alegatos de tono costumbrista a los que tan habituados estamos, lo cierto es que a base de delicadeza y sutilidad va sorteando lugares comunes como si estuviera en un campo de minas, siendo el resultado una película sensible, que no sensiblera, de emoción contenida, nada melodramática, y que respira autenticidad y frescura.

El Angst eesen Seele auf / Todos nos llamamos Alí (1974) de R.W. Fassbinder imagino que está presente como inspiración, aunque el estilo drástico del alemán no es el de VMF -más cercano a Téchiné en su manera sutil de sugerir las cosas y en su ritmo narrativo; el VMF cineasta se revela parecido al articulista, elegante, melancólico y vitalista a un tiempo, nada grandilocuente- ni tampoco el tiempo ni el lugar -la colorista y alegre Valencia-, aunque algunos condicionamientos sociales no hayan cambiado apenas...



De Marisa Paredes queda poco por decir: está prodigiosa, como siempre, y hermosa y elegante con su rostro arrugado. Y al lado de ella tres actores noveles y convincentes: el jovencito Nao Albet, a quien le corresponde un papel lleno de matices y nada fácil; el guapísimo Soufiane Ouaarab, radiante y locuaz, y el prístino Madi Diocou, a día de hoy dedicado a la venta ambulante en las calles de Barcelona, como cuando Vicente Molina Foix le conoció.

En definitiva: una película idónea para sentir en el cine y para intentar empatizar con lo que también sienten los demás. Y que confirma que Vicente Molina Foix es sinónimo de garantía también en la gran pantalla.

TRAILER `EL DIOS DE MADERA´, de VICENTE MOLINA FOIX



El dios de madera. D. Vicente Molina Foix. Marisa Paredes, Madi Diocou, Nao Albet, Soufiane Ouaarab. Vista en Cines Princesa, Madrid.

5 comentarios:

Uno dijo...

La veré Justo. A pesar de que tengo una buena opinión de VMF, el hecho de que se estrenara en pleno verano me hacía presagiar un pestiño.
Y vengo a descubrir que tu también fuiste fan fatal...

Un abazo

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
TIBURONES EN KORADOR

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DEL FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

AntWaters dijo...

Jummmm, no es por ser ruín, pero el mismito comentario me dejó... José Ramón, en mi blog... qué gonito comienzo; ni una palabra a lo que quieras que digas....

Ueeen fin....

(Carmita no es buena compañía jajajaja;)

Ná, que a mí me gusta este Molina; y que mencantó el abrecartas :_), y espero ver el dios de madera :O.. pa que arda bien, espero :P

Ando por los nortes de la isla; ¡¡un viento!!, y me quejaría si no fuera porque cuando se va el viento es como cuando se fueron los últimos soldados, cuando llegaban los yanquis jajaja... Sí, sí, sigo en Tara... en Atlanta, asombrado con lo ruinísima que es Escarlata... aún así mejor que las mujeres buenas... con la excepción de Melania que es un caso XD...

Jesúúuús, ¿tú soportas el resplandor en version española? :O Yo nunca lo pude apreciar por Verónica Forqué, que me hacía reír jajajaja.... y luego me enteré de que fue el mismo director quien la seleccionó... jesúúúuúúus.... esa voz conejil diciendo "daniiii", yiiiiiii; nu sé, cuestión de oídos, supongo.

Pos bueno, mijo, te dejo oyendo

"desde aquí, desde mi casa, veo la playa vacía. Ya lo estaba hace unos días, ahora está lleno de lluvia... y tú ahí sigues sin paraguas, sin tu ropa, paseando como una tarde de julio pero con frío y tronando... ¿Se puede saber qué esperas?, ¿que te mire y que te seque?, ¿que te vea y que me quede tomando la luna juntos? La luna, tú y yo expectantes a que pase algún cometa o baje un platillo volante. Y la playa llora y llora, y desde mi casa grito que aunque pienso en abrazarte, aunque pienso en ir contigo, el doctor me recomienda que no me quite mi abrigo, que no esté ya mas contigo. Y yo no puedo negarme pues el tipo soy yo mismo"... Dejamos que corra el aire y digámonos adiós ;)

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Hola amigos, pues de Molina Foix tengo que decir que entiendo que es un caso similar al de Garci: los admiro por su capacidad crítica, por su pasión a la hora de hablar de sus mitos, por su extrema coherencia: son dos hombres fascinados por sus propios universos culturales hechos con películas y novelas de otros. En ese sentido los siento como imprescindibles. Pero como creadores, aunque valoro la honestidad de ambos, no termino de verles una personalidad propia.
Saludos.

Justo dijo...

Bienvenido Jose Ramon, gracias por esa presentacion -estoy en Londres, en un ciber cafe y no se como se ponen los acentos-. Entraremos en tu casa, claro.

A los amigos habituales un fuerte abrazo. Creo que "El dios de madera" es una pelicula estupenda, no paro de pensar en ella y eso es buena senal. Que bonito ese ultimo parrafo, Ant, es tuyo o de donde lo has sacado.

Ya he enlazado con tus cuadernos de motorista,JA.

Abrazos de nuevo, desde Charing Cross, London