Mostrando entradas con la etiqueta PLASTIC D´AMOUR. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PLASTIC D´AMOUR. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de agosto de 2008

MATE, OPTIMISTA Y JUGUETÓN


((Se llama Alberto Matesanz y no es nuevo en esta casa, aunque sobre todo hemos hablado de él como cincuenta por ciento del afrancesado y madrileño dúo Plastic D´Amour.
Pero este chico inquieto tiene tantas impresiones que plasmar que también emprendió en el 2005, con Sol de medianoche, su carrera musical en solitario.
Y el nuevo año nos deparó un disco radiante suyo, como siempre en la casa Siesta: Ventajas de ser optimista, una colección de canciones detallistas y sutiles, que al modo de una lluvia fina te van calando poco a poco hasta que te das cuenta de que.. estás empapado -vamos, que te da el jaque mate sin que apenas te percates, el cabroncete-.

Este disco es ideal para escuchar con gato mimoso acurrucado en almohadón, o un poco antes de salir, en ese momento de alegría previa en que nos arreglamos un poco y anticipamos lo mejor de lo que nos puede llegar a pasar.
¿Estilo? El suyo propio, claro, con unos textos que dejan margen a la interacción, y, por citar a referentes del pop elegante y melancólico, La Dama se Esconde, Family, China Crisis o Javier Álvarez podrían ser brothers in arms.


¡Pero pasa y escúchalo!: mi favorita es Genoveva / http://www.matelaweb.com.
Un abrazo si lees esto, Alberto: qué bonito disco para el verano, melancólico o no..y para todo el año)).

FOTOS: promocionales y la segunda del archivo de El País.

viernes, 11 de abril de 2008

CON BARRY GIFFORD EN UN PASE PERDIDO DE `LOST HIGHWAY´




La he visto el suficiente número de veces como para afirmar no ya que sea una de mis películas predilectas, sino que es, directamente, la más: he decidido que gane la reñida pugna entablada con otras tres o cuatro.
Por eso el miércoles aparqué obligaciones y me centré en esta devoción. Y es que hubo un pase vespertino de la Carretera Perdida de David Lynch en la Filmoteca -cine Doré- con la presencia del escritor y coguionista del film Barry Gifford, quien fue presentado por Ray Loriga y por el director de la Filmo: ¿cómo podía faltar?


Gifford, autor de novelas como Sailor y Lula -que sirvió de base a la también lynchiana y maravillosa Corazón Salvaje- o Perdita Durango -llevada al cine por Álex de la Iglesia- nos dijo a los allí congregados, de entrada, que no pensaba desentrañar ningún misterio ni clave de la película, que era un pacto con David Lynch -parece que ni siquiera entre ellos hablan de eso-; preguntó quién entre el público no la había visto -muchos-, y se felicitó porque aún interese esta cinta. Habló de las adaptaciones de sus novelas, que le gustan bastante, aunque Perdita Durango película es más de acción de lo que él había concebido y su Wild at heart ideal se hubiera rodado en los años 50 -también Arturo Ripstein parece que ha adaptado o va a adaptar uno de sus libros-.
Loriga, buen amigo suyo y de su escuela, le dedicó todos los piropos posibles, recomendó encarecidamente las últimas novelas del norteamericano -que por cierto chapurrea bien el español- y se hizo un poco el interesante al hacer como que dudaba del nombre que Wild at Heart tuvo en España.

SOBRESALTOS EN LA PROYECCIÓN
Pero, ay. Yo me temía lo que iba a pasar, porque conozco al público filmotequero y la galería indescriptible de variopintos personajes que lo puebla, así como los visitantes ocasionales o fijos que van sin tener ni idea de lo que proyectan, a la manera de los cines de barrio de antes, con eso de que sólo vale dos euros. Y los efluvios de esa parroquia estrafalaria -que a mí por otro lado me seduce y divierte, y que son acordes con el entorno- se palpaban en la sala.

Detrás mía tenía a una pareja mayor un tanto chanante -: ella, para que os hagáis una idea, pregunto nada más comenzar el film, y cómo dices que se llama, carretera quéee, a su marido. Transcurrido un tiempo comenzó a extrañarme que la señora se abstuviera de verbalizar comentario alguno.
Pero sí, finalmente no defraudó a la concurrencia, ya que el crescendo de determinadas escenas desencadenó lo que era casi imposible evitar, hasta que, cuando aparece en pantalla gigante la escena porno con el Heirate mich de Rammstein:
Man sieht ihn um die
Kirche schleichen.
Seit einem Jahr ist er
allein.
Die Trauer nahm ihm alle
Sinne.
Schlaeft jede Nacht bei
ihrem Stein,
se levantó haciendo gala de ello y conminó desde el pasillo a su marido a que la acompañara, porque aquello era una porquería. El hombre se resistió, y de hecho su parienta le esperó fuera, hasta que también él se batió, silenciosamente, en retirada.
Al término de la película los únicos aplausos que resonaron en el Doré fueron los míos. Ni siquiera por cortesía hacia Barry Gifford la peña hizo el esfuerzo -y la mayoría eran muy jóvenes, aquello parecía un casting freak de OT-.

I GOT SOMETHING YOU CAN NEVER REACH
En la banda sonora de Lost Highway -que se disfruta mucho más en pantalla grande- están todos los sobrinos carnales de David Bowie -y él, por supuesto-, algunos de los cuales apenas eran conocidos en ese momento: Marilyn Manson -ese inquietante y demoníaco I got something you can never reach-, Nine Inch Nails, The Smashing Pumpkins, Rammstein,
aparte de Barry Adamson -la música de la fiesta donde aparece el personaje inquietante, que es un poco la traslación de la criatura de El séptimo sello al LA de hoy, es decir, mucho más endiablado- y el glorioso clásico de Antonio Carlos Jobim, Insensatez.



INSENSATEZ / ANTONIO CARLOS JOBIM (Balthazar Getty va cobrando de nuevo vida)


Pero también está Lou Reed, en ese instante maravilloso en que todo se desencadena, cuando Alice-Patricia Arquette aparece por vez primera en el taller de coches, This magic moment. Por cierto, ¡cómo se parece Robert Loggia a Jesús Puente!

THIS MAGIC MOMENT / LOU REED (Aparición diurna en el taller)


Aquí Patricia está muy Faye Dunaway, pero lo cierto es que la escena me recuerda a una de otra gran actriz, Cybill Shepherd, en el clasicazo Taxi Driver. Sí, el momento supremo de They cannot touch her, recitado por un cándido -a pesar de todo- Robert de Niro: "She was wearing a white dress; she appeared like an angel, out of this filthy mess, she is alone: t-h-e-y c-a-n-n-o-t t-o-u-c-h h-e-r".
Las parejas imposibles de estas dos películas se asemejan más de lo que pueda parecer a simple vista.

THEY CANNOT TOUCH HER (Cybill Shepherd en Taxi Driver)


En fin. Que lo mismo el domingo me planto a verla de nuevo, aunque esta vez sin Barry Gifford -y, espero, sin el matrimonio chanante-.

((Y más. Ya sé que prima el minimalismo, pero las entradas me salen así de largas, es como cuando Marisa Paredes en La flor de mi secreto quiere escribir novelas rosa y le salen negras.

VUELVE PLASTIC D´AMOUR
El dúo Plastic D´Amour -muy favoritos de esta casa- vuelve a los escenarios el próximo viernes 18 en la sala Neu -Galileo Galilei- en una noche francesa. Y Alberto Matesanz, uno de sus componentes, estrena página myspace, donde merece la pensa que os perdáis para escuchar sus canciones, bonitas y delicadas, como unaguerra de almohadas contra la pared.

JULEN ARTOLA, FICHADO

Echamos el ojo a él y a sus compañeros, y el tiempo nos dará la razón, ya nos la está dando, porque Julen Artola ha sido fichado por la selección nacional de waterpolo. Mi enhorabuena más cordial a este chico de terciopelo y fuego y al equipo del que soy forofo, el Club Waterpolo Navarra, y que debería plantearse preparar un calendario de los que están tan en boga, para el 2009, claro. Yo me ofrezco gustoso a escribir una loa para cada uno de los meses del año.


SEÑOR CHINARRO, NO TAN DEL MONTÓN

Y en la barra de vídeo conectamos con el Señor Chinarro, y su Del montón: escuchadla si no la conocéis, os gustará. Besos, buen fin de semana)).

lunes, 16 de julio de 2007

FIESTA FRANCÓFILA EN SIROCO




Epa, el otro día fue 14 de julio y la peña afrancesada de Madrid, pocos pero peleones, lo celebramos en la Siroco -dónde mejor- por todo lo alto, en una fiesta que contó con tres actuaciones: Serpentina, desde Valencia; los madrileños Plastic D´Amour y los barceloneses Cola Jet Ensemble, todos ellos cantando en français por supuesto. Los primeros lo hicieron muy bien, eran chica y chico, muy a tono con lo que se esperaba de la jornada, comenzaron con una virguería vocal de la película de Tati, Mon oncle, y abordaron luego clásicos de, entre otros, Gainsbourg: nos gustaron mucho. Cola Jet Ensemble vinieron al final y acometieron un repertorio vivaz que levantó al personal y nos dejó a todos con ganas de más -sólo eran seis canciones por grupo-.
Y vamos aparte con Plastic D´Amour, porque yo soy un poco fan del dúo, les he visto ya tres veces en vivo y escucho a menudo su disco Nicolás, que compré nada más verles la primera ocasión. Para quienes no los conozcáis, ellos son Blanca -letrista y cantante- y Alberto -compositor, guitarra-. Hacen canción francesa delicada pero sencilla, casi frágil y de pocos aditamentos, que requiere de una escucha atenta -por eso la primera vez que los vi en Siroco se molestaron, porque parte del público, que tenía ganas de bulla, iba a su bola-, crean mundos propios sorprendentes -de hecho Nicolás, y también el anterior Olivia, son discos conceptuales, que pretenden retratar las vivencias y opiniones de una joven y de su hermano menor adolescente-, y sus referencias vienen más, me parece, del repertorio clásico de la chanson -de hecho en la Siroco tocaron a Brassens, Moustaki, Gainsbourg,..- que de la nueva ola francesa más electrónica y sofisticada -aunque también haya algo de eso, si bien más imperceptible, en sus canciones-.
Que aparezca en el panorama una propuesta como la de ellos dos pues es un pequeño milagro, que requiere de nuestra atención y de nuestro mimo; es como esas flores pequeñas que de repente y sin nadie esperarlo brotan en una maceta, diferentes a sus hermanas y nos embarga la emoción al pensar cómo ha sido que surgieron con esos colores tan personales y tan bien contrastados, y nos preocupa al mismo tiempo pensar que cualquier mínimo cambio en la luz o en la refrigeración va a echar a perder su sutileza.
Son además una pareja muy iconográfica. Ella aparenta ser una chica muy fina, pero de carácter; es delgada y atractiva, con una mata de pelo rizoso que le gusta atusarse de vez en cuando y desde luego muy de la imaginería francesa -el adjetivo chic le cuadra-, que tanto cultiva -la he visto con colgante de la torre Eiffel, ayer con camiseta azul, blanca y roja-, podría haber trabajado con Techiné o con Patrice Chéreau. No sólo canta, interpreta y lo hace muy bien; por ponerle algún pero, quizá a veces precisaría ser algo más emocional -eché eso de menos, por ejemplo, en su versión de Le métèque, de Moustaki-. Alberto debe ser un chico del tipo soñador y rebelde que sin ser guapo gusta y de hecho apostaría a que es ligoncete, porque él se lo curra y porque seguro que lleva siempre el zurrón lleno de cosas que ofrecer y de pensamientos que compartir, en su cara lleva escrito que sabe ser un buen amigo y que no se aburre nunca, puesto que si le sobra algo son aventuras por experimentar. Y a mí además me recuerda, en su aspecto, a un compa del sindicato y por eso le tengo más cariño.
(Viendo las fotos parecería que se trataba de un concierto psicodélico, pero qué le vamos a hacer, me han salido así).

TOP KORADOR
(Estos datos reflejan las ciudades más asiduas a esta bitácora, por frecuencia de visitas y tiempo de permanencia; no son científicos, porque hay un número significativo de visitas del que no se establece la procedencia, pero sí indican las tendencias -vamos, igual que las encuestas electorales-).

Madrid
Santiago de Compostela
Ciudad de México
Makati (Filipinas)
Valencia
Thames Ditton (Inglaterra)


¿Sorprendidos? Yo también, pero me encantan los resultados. Cabe destacar que la primacía de Madrid es abrumadora, por lo que puedo presumir de que Tiburones en Korador es un blog profeta en su tierra; me hace también mucha ilusión que dos ciudades muy queridas para mí como Valencia y Santiago -aunque esta última la conozco menos, hablé hace poco de ella en la página- estén aquí, y qué puedo decir de las demás, pues eso... En el caso de México DF, que es una gozada, ayer precisamente estuve con un amigo de por allá que me ha puesto al día de todos los cotilleos -entre otras cosas de que ya ha llegado allí, con un poco de retraso, el Antes muerta que sencilla- y me dan más ganas aún de las que ya tenía de ir a visitar cuando pueda esta ciudad que tanto me atrae. Makati en realidad es que debe ser un poco Korador, por lo que no nos vamos a extrañar y Thames Ditton, pues.. en mi ignorancia no sabía ni que existía, pero debe ser un justo pago a mis esfuerzos por apreciar lo anglo a través de sus chicos y de haber dejado que visitara esta página el mismísimo príncipe William.
Otras curiosidades, la entrada que consiguió mayor número de visitas en un día fue la de Dorian, solares y futuristas (II), pero los artículos más fisgoneados en su conjunto han sido el de las tres películas rumanas y un remake -quién lo iba a decir-, el homenaje a Rocío Jurado y la crónica Chuecatown abraza a Malasaña, gracias a los fans de Javier Álvarez que rastrearon en los buscadores. ¿El número de visitas total? Pues nada del otro mundo, porque éste es un blog selecto y underground, en el que se valora más la calidad que la cantidad, a ver qué os creéis, que yo no quiero que aquí entre cualquiera. Un beso a todos, especialmente a quienes no tengáis aún vacaciones.