Mostrando entradas con la etiqueta MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de marzo de 2012

LO MEJOR DE LAS DOS EVAS


Gracias a los tres premios Goya -director novel, actor secundario, efectos especiales- se reestrenó en la sala Berlanga de Madrid Eva, la ópera prima de Kike Maíllo -quizá  de no haberse prohibido la concesión de este premio a menores de edad hubiera habido una cuarta estatuilla, la correspondiente a la niña Claudia Vega, estupenda-.
Curiosamente esta Eva ha coincidido en cartel con Lo mejor de Eva, sexta película de Mariano Barroso, que llevaba siete años sin rodar un largo; el director barcelonés vuelve a estar en forma tras el resbalón de Hormigas en la boca, que fuera estrenada como su producción más ambiciosa.


Eva es una historia triste y bonita de personas y robots, con homenajes a Blade runner, a 2001, a Frankenstein.. pero muy personal al mismo tiempo. 
Preciosa y melancólica.

LO MEJOR de la película:

-Daniel Brühl nos vuelve a conquistar con su imagen de chico formal y desvalido y Lluís Homar está genial como robot perfecto; Marta Etura y Alberto Ammán completan el buen reparto en el que brilla con luz propia la niña Claudia Vega.

-La impresionante escena en la que el robot que está creando Brühl se rebela contra éste.

-La cinta nos regala además un nuevo video-clip con Space oddity envolviendo todo -todavía reciente el recuerdo del bowie-momentazo de Crazy-.

-El acierto de situar una trama futurista no en un entorno urbano degradado, sino en paisajes bucólicos y campestres, de Suiza y de Huesca.
UNA BELLA ESCENA DE EVA


Lo mejor de Eva nos revela que Mariano Barroso tendrá cuerda en los 2010.
LO MEJOR de la película:
-Sin duda, lo que se da en llamar la química entre los dos protagonistas, que en este caso va en un irresistible crescendo: con Leonor Watling y Miguel Ángel Silvestre saltan chispas.

-El festín que supone para los muchísimos seguidores de ambos esta cinta en la que ella compone mil matices de un personaje ciertamente interesante -y actual- y él demuestra una vez más que no sólo es un animalazo erótico -¡imprescindible el visionado, fans!- sino un actor potente y versátil.

-El reencuentro de Barroso con las tramas que confrontan a sus personajes con dilemas de trasfondo ético que al espectador no dejarán indiferente -Mi hermano del alma, Los lobos de Washington, ...-.

-La música de Arnau Bataller, sutil, inquietante, conmovedora.




Lo mejor de las dos Evas es... verlas.

LO MEJOR DE EVA, UNA ESCENA

Hay pocos actores en nuestro país que puedan hacer creíble un gigoló. En
realidad creo que solo hay uno. Cuando conocí a Miguel Angel, me recibió
con el guión de LO MEJOR DE EVA bajo el brazo, en su casa llena de luz.
Quería atreverse a hacer lo que fuera necesario por el personaje, solamente
porque quería aprender. Para aprender estaba decidido a bucear y aprovechar
lo más difícil: su propio reflejo, la imagen que los demás han construido de
él. Miguel Angel es un actor valiente, impulsivo y compulsivo, apasionado, un
buscador con el nivel de autoexigencia de los grandes. También es un niño
eléctrico y brillante que, queriendo aprender, nos ha enseñado a quererle
.
Mariano Barroso

lunes, 20 de febrero de 2012

¡VICTORIA! Y QUÉ MÁS DA LO DEMÁS



Fue la sorpresa más hermosa... amor ¿dónde estuviste?, amor ¿dónde has estado?
Sí que tuvo sentido hablar de familia esta vez, contigo de vuelta... -y con otros como Saura, siempre ninguneado-.

Lo demás ya me dio un poco igual, aunque no me resisto a lanzar al aire algunas preguntas fotogrameras:

¿Por qué la cámara no nos ofreció primeros planos de Victoria Abril, cuando fue o debería haber sido la estrella de la noche?

¿Por qué no se le había dado hasta ahora ningún Goya al grandioso Lluís Homar cuando ha tenido papelones como el de Valentín y tantos otros?

¿Por qué Miguel Ángel Silvestre es tan discreto y guapo y candoroso, tan diferente a los papeles que interpreta?

¿Por qué Isabel Coixet resulta tan estomagante cada vez que recoge un Goya?

¿Por qué estaban desaparecidas actrices tan seductoras y profesionales como Ingrid Rubio y Ana Álvarez?

¿Por qué siempre le ofrecen a Jorge Sanz que entregue un premio desde que se rodó el falso documental sobre su declive?

¿Por qué Cayetana Guillén Cuervo se parece cada vez más a Concha Velasco, y Belén Rueda a Bibí Andersen?

¿Por qué fue tan escueto e incompleto el homenaje a Josefina Molina?

¿Por qué en el montaje de Josefina Molina se sucedieron las imágenes de Miguel Bosé y Toni Cantó?

¿Por qué el ministro José Ignacio Wert ponía cara de estar estreñido?

¿Por qué La voz dormida recibió tres premios Goya si la crítica coincidió unánime en su escaso valor cinematográfico?

¿Por qué Antonio Banderas y Melanie Griffith parecen eternamente enamorados?

¿Por qué me han dado tantas ganas de ir al cine a ver Eva?

Lo más emocionante, como siempre, el desfile de los que nos dejaron.

¡Viva el cine español! -manque pierda-

Las fotos de Victoria Abril son de Juan Carlos Rojas y Luis Miguel González


CUANDO TÚ ME BESAS / VICTORIA ABRIL (1978)

domingo, 19 de febrero de 2012

EL AÑO DE ELENA ANAYA Y DE NO MUCHO MÁS




Me disponía a hacer balance de mi año de cine español, unas horas antes de la ceremonia de los Goya, y me encuentro, vistos mis apuntes, con que tengo poco que decir, menos quizá que nunca. No sé si estoy cansado de nuestro cine o es el cine patrio el que se ha cansado de si mismo, pero cada año que pasa lo encuentro menos interesante, y mirad que lo he defendido siempre a capa y espada...
Pensaba que quizá con la dichosa crisis iba a brotar de nuevo el ingenio... pero se ve que los ingeniosos no han dispuesto de medios para llevar sus proyectos a cabo. Lo cierto es que esta vez no me llega ni para hacer un ranking como en otras temporadas.

Pero me quedo con lo bueno: La piel que habito me parece una película fascinante, que veré de nuevo en cuanto pueda. Y Elena Anaya lo mejor de 2011, para mi gusto: ¡está prodigiosa! Pongo velas para que sea la nueva musa de Pedro, y para que mande a Penélope de una vez al carajo...
Y todo el reparto está a tono en esta nueva cinta inclasificable y repleta de momentos intensos, propios de telenovela perversa, de cómic descatalogado, un compendio de homenajes al cine B con el etiquetado inconfundible de Almodóvar, cuyo solo nombre es garantía en el mundo entero.

Chico y Rita es una belleza y una de las películas más emotivas que he visto últimamente, una sorpresa absoluta y la constatación de que toda la familia Trueba se encuentra en su mejor momento creativo, tras los estrenos en 2010 de David -Qué fue de Jorge Sanz- y Jonás -Todas las canciones hablan de mí-.

Me conquistó -y de hecho emprendí una campaña desaforada a su favor, como sabéis- Lo contrario al amor, el debut en largo del extraordinario Vicente Villanueva, curtido a través de algunos de los mejores cortometrajes de los últimos años de la producción nacional...
y a primeros de año hubo otra comedia tontorrona e irresistible, el No controles de Borja Cobeaga -un directorazo en ciernes, todo un pagafantas-, con papeles bombón para el guapo Unax Ugalde y para el chanante Julián López.

QUÉ NO HARÍAS POR QUIM GUTIÉRREZ...

Primos fue el desquite de Daniel Sánchez Arévalo tras la sonada decepción de Gordos. Una comedia sentimental diferente, con extraños meandros y con el goce de hacer crecer como actor a nuestro Quim Gutiérrez, que además protagonizó en 2011 una de las propuestas más bizarras -y atractivas-, La cara oculta, de Andrés Baiz, que mereció mejor fortuna: si ya en Una hora más en Canarias vimos lo que algunas chicas estarían dispuestas a maquinar por conservar su amor -desafiando todos los preceptos que ahora están al uso- esos extremos se dispararon hasta el infinito en esta cinta, donde las rivales son capaces de emparedar una a la otra en vida con tal de aferrarse al talle de Quim. ¡Madre mía!

TOSAR, CUANTO MÁS MALO MÁS SEXY

Y 2011 ha sido mi año de reconciliación con Luis Tosar -que en realidad nunca me dejó de gustar, lo que me hartó fue el reflejo multiplicado de la imagen de héroe social en que se empeñaron en convertirle- con ese papel de portero metomentodo malo malísimo que deja en mantillas al Malamadre de Celda 211, que en reaidad era un bonachón. Sí, hablo de Mientras duermes, de Jaume Balagueró, un sádico divertimento en el que también brilló con luz propia Marta Etura -y nos sorprendió un Alberto San Juan prematuramente avejentado-. Cuanto más perverso más sexy resulta Tosar, igual que a  veces el cine español cuanto más correcto políticamente, menos interesante y arriesgado aparece: es como si naciera ya visto y sabido, paniaguado.

Y mención aparte merece el siempre trabajador y artesano Ventura Pons, con su mosaico de Mil Cretíns, que tanto juego dio a esta página.
Seguro que hay películas interesantísimas que no he visto, aunque procuro siempre estar al quite en lo que a cine español se refiere... En cuanto a las que me gustaron sólo a medias, señalaría fundamentalmente dos:

HELENA MIQUEL Y CHAPERO-JACKSON

No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, se deja ver con gusto, aunque al cuarto de hora se te olvida prácticamente por completo. Aparte de Jose Coronado, me encantó ver a Pedro Mari Sánchez y a Helena Miquel -de Facto Delafé y las Flores Azules-, que merecería haber sido nominada como actriz revelación en los Goya.

Y Verbo, la ópera prima de Eduardo Chapero-Jackson, contiene algunas imágenes y escenas grandiosas, como el recitado final de su protagonista, Alba García, o el diálogo con su mamá Najwa Nimri sobre el centro comercial.. destellos que sin embargo se diluyen en un conjunto quizá farragoso si bien demasiado explícito en su mensaje. Aunque me parece una promesa esperanzadora, sin duda, y con ese nombre tan pop, Chapero-Jackson, esperamos mucho de él..

jueves, 21 de octubre de 2010

MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE EN EL VÍDEO-CLUB


Sí. Me sucedió a mí, como en aquella mítica sección de la Super Pop. Esta tarde acudí a mi video-club-DVD favorito -de autor, of course- para cambiar algunos capítulos de True Blood por otros nuevos y, quizá, para alquilar una película que ilustrara un tema que estamos viendo en clase.
Entramos a la par, aunque yo no me di cuenta hasta que estuve un poco más adentro... Agarré mis gafas de cerca, simulando centrarme en la sección de novedades... no le quité ojo, aunque ni se me ocurrió acercarme, no en este caso, porque tampoco soy tan tan fan y porque una persona así de popular debe estar un poco cansada de abordajes.

MAS acudió al videoclub a devolver unas cintas que ya tenía demasiado tiempo en su casa, tanto que confesó su temor a que se le agotaran los créditos del club, por no haberlas devuelto a su tiempo: "¿Entonces voy a poder seguir viendo películas?", comentó guasón una vez que su deuda fue contabilizada y no sabemos si cancelada. Todo el tiempo con la sonrisa en la boca, guapo guapo, y, eso sí, no muy alto, más bien tirandito a lo contrario, pero mejor, casi que eso es la estatura ideal, para mí lo es, como Diego Martín, que tampoco es alto. Lo vi guapo, simpático, delgado, me pareció que iba de negro, y con unas botas altas. Antes de que se fuera, o justo después, me dio tiempo de enviar dos sms anunciando la buenanueva, rememorando el episodio de Dominguín con Ava Gardner -claro que yo no me tiré a Silvestre- pero ¿de qué sirve encontrártelo así, de sopetón, si no lo cuentas a novio y amigas?

Y, por aclamación popular, el ganador moral del Festival de Eurovisión 1969, que se celebró en Madrid -presentado por Laurita Valenzuela, y que tuvo cuatro primeros premios, entregados nada menos que por Massiel con un abrigo de chinchillas... por cierto, ahora que caigo todavía no he hecho una entrada en condiciones sobre Massiel.

MAMAN / JEAN JACQUES (En español)


(El efecto es raro, porque la actuación es la original en francés y se sobrepone la canción en español, que no coincide con el movimiento de sus labios.. pero lo prefiero así, porque me encanta la letra..).
No tengo ni que decir que le dedico la canción a mi madre, que es la mejor del mundo.

Y, last but not least:

Me ha emocionado francamente el discurso de Hillary Clinton en torno a Tyler Clementi, escolar gay que se ha suicidado en Estados Unidos -son ya seis, desde septiembre-. Un aplauso cerrado para ella.



A propósito de este mismo asunto, os recomiendo Los mártires suicidas, un sentido artículo de Josito Montez en su blog.

viernes, 18 de abril de 2008

MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE: AL PUEBLO LO QUE ES DEL PUEBLO





No se recordaba tal aluvión de portadas dedicadas a un actor español desde la época de... de nadie, no recuerdo a ninguno, ni siquiera Banderas o Imanol en sus mejores tiempos: todas las revistas se han rendido, las del corazón en conjunto -menos por supuesto el ¡Hola!, porque aunque Duque en la ficción no se sabe que la procedencia de Miguel Ángel Silvestre sea aristocrática-, las de adolescentes en ebullición, hasta las de gimnasia. Y
por supuesto las gay, que huelga decir fueron las pioneras, antes del boom, sobre todo con motivo de la promoción de La distancia, ópera prima de Iñaki Dorronsoro, y mejor trabajo de este joven castellonense hasta la fecha.
Y en lo que respecta a la red, el torso MAS -algunas de sus fotos, como las que ilustran esta página, son ya clásicos hunky- es piropeado ya en distintos idiomas y desde diferentes continentes. Natural.

Y este joven que nos cuentan que ha arrasado en el Festival de Málaga y que hace suspirar ahora a todo el mundo tiene varios puntos muy a su favor. El primero y principal es que sabe posar y mirar a la cámara, que le gusta gustar y se enseña sin complejos, que no se arredra ante falsos pudores: su oficio es narcisista, y él muestra con franqueza lo que tiene y le ha hecho llegar a donde está.
Y en ese sentido contamos con varios testimonios gráficos increíbles: los principales los reportajes de -creo que los firmaba Álvaro Villarrubia- en Shangay, como de ciencia ficción, que nos dejan literalmente noqueados. Y es que es verdad que MAS tiene el mejor cuerpo del cine español, el más contundente con arreglo a los cánones actuales: otra cosa son los gustos de cada cual, yo por ejemplo prefiero los sinuosos vericuetos de Raúl Prieto, pero como decía la canción una rosa es una rosa, y ante Miguel Ángel hay que descubrirse.

Luego, habiendo visto La distancia , confío en que él podrá, si elige los papeles y directores adecuados, llegar a ser un buen actor. De hecho en La distancia está convincente como boxeador -tosco y vulnerable a un tiempo- que enamora al policía Jose Coronado, y por eso eché en falta una nominación como actor revelación en los Goya.










Otra cosa es lo que ha estado haciendo ahora y le ha dado la popularidad.
Yo intenté ver un episodio de la serie en cuestión y fui literalmente incapaz, bueno llegué al final pero casi al borde de un ataque de serbios, como dice una amiga mía: pero qué plomo y qué incapacidad, y qué lamentable que a cualquier cosa le llamen serie y guión y realización. No compensa tragarse semejante bodrio sólo para ver el torso de MAS durante cinco o diez minutos, y me apena ver cómo malgasta su tiempo en estos proyectos que, sí, le han dado una popularidad apabullante, pero que pueden ser perniciosos para su proyecto de ser reconocido como actor.

Porque lo que no procede es, como he leído en algún sitio, que se queje diciendo que él no es un producto, como si la gente lo aclamara por la calle por haber interpretado el Hamlet.
Me gusta que ahora todo el mundo lo conozca, porque su cuerpazo y su bonito rostro deben ser un patrimonio popular y universal y, si han salido del pueblo, a él deben volver. Pero espero y deseo que se apee de la segunda temporada de la seriecita en cuestión -me niego hasta a reproducir su nombre-, y que reemprenda el interesante camino que inició con La distancia, eso sí, sin dejar de hacer sus sesiones de fotos para nuestro deleite. Estaremos esperándole para aplaudirle fuerte.


MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE EN `LA DISTANCIA´