viernes, 23 de mayo de 2008

RADIO 3: QUE LAS AGUAS NO BAJEN NEGRAS



No sé por qué me he acordado del western asturiano que rodara en los años 40 José Luis Sáenz de Heredia, Las aguas bajan negras, una película inmensa, para ilustrar esta entrada: imagino que por el espíritu de resistencia de un pueblo -los oyentes de Radio 3 formamos una comunidad muy unida- y por los malos augurios del título que espero no pasen a ser una realidad.
Porque remodelaciones oscuras e intentos de privatización, burda politización o supresión ha conocido y superado ya esta emisora pública -eminentemente musical-, unos cuantos, y siempre ha salido triunfante, quizá por la fuerza que le damos su club de adictos.
Desde hace unos años nos hallamos en el aspecto musical y cultural más desnudos que nunca, desolados, sin otro recurso que la red -que es fenomenal, pero que por lo disperso no está en condiciones de determinar derroteros musicales-, porque los medios de comunicación social españoles están inmersos en el kiss-efemismo -que a fuerza de repetición machacona y selección pérfida transforma todo en música anodina de ascensor-, y el karaoke de la maldita operación-triunfismo, que sepulta y abarata el legado popular de nuestro cancionero:
"Mercaderes, traficantes, más que náusea dáis tristeza", os digo en palabras de Luis Eduardo Aute.



Soy templado en carácter y opiniones, pero radical hasta el fondo en algunas cuestiones básicas como la difusión de la cultura, y defiendo esta emisora -como Radio Clásica, como la RNE 1 de ahora, que está excelente, con programas como el iconoclasta de las noches del fin de semana La Transversal- con uñas y dientes.
Como militante pro Radio 3 soy capaz hasta de encadenarme en el Parlamento, en el oso y el madroño o donde haga falta, y en verdad si nos ponen al tontaina de Manel Fuentes en sustitución de Música es 3 o Siglo XXI -qué programa grande, hermoso, discreto, abierto, libre- no respondo de mis actos, que se lo piense dos veces porque vamos a acabar con su carrera, que ya hay suficientes cantamañanas contando chistes malos en la radio, por no hablar de los corrillos de biliosos de las tertulias políticas:
dejadnos tranquilos, que corra el aire, quiero seguir abriendo la ventana al levantarme y respirar profundo.

((Lo último que he leído es que parece ser que no, eso espero; me enteré leyendo el blog de Pe-Jota, que recogía una información de la página Hipersónica. Perdonad la vehemencia: no es fácil ser irónico o sarcástico o cáustico, hay que ser muy talentoso, y a mí no me sale bien ese tono, tengo que ensayarlo.
Y perdonad lo localista de la entrada, amigos de México y de otros países)).

5 comentarios:

pe-jota dijo...

Calma, que no cunda el pánico, habrá cambios, pero parece que no tan radicales como la noticia de la que te haces eco....., pasado el susto, parece que la cosa será mas bien moderada.

Senses & Nonsenses dijo...

demasiadas veces esta putada...

la primera tres tristes tigres y el nómadas de carlos faruolo. si desaparece siglo xxi, qué va a ser de radio3?
ya hubo intentos de convertirla en radiofórmula.

un abrazo.

shysh dijo...

Vengo de donde Pj y me preocupa tanto com a tí lo de radio3. Yo ya mandé mi carta de protesta. Hagámoslo todos a ver si nos escuchan. Gracias tb por las fotos de Bilan, mmm.

Madame X dijo...

Pues debo confesar que jamás escucho la radio. (Y la tele apenas la veo.) Debo ser una incivilizada. Así que no se muy bien de qué estáis hablando.

Ya, ¡nadie es perfecto!

Un beso.

El Deme dijo...

Va a ver cambios, muchos cambios Iñaki Peña (Trébede)vino a decir el año pasado poco menos que les animaban a irse con lo de las prejubilaciones, quieren que vuelvan las tertulias y los magazines. Tomás Fernando Flóres/Diego Manrique/JulioRuiz/Tato Puerto, maravilllosos...pero la cosa va a ir en el futuro tipo "La ciudad invisible" (petardos de presentadores, locutores que leen muy bien...qué pena)