martes, 24 de agosto de 2010

VILLA AMALIA: O SOLITUDE...



Parece ser que Isabelle Huppert leyó la novela en que se basa esta película para luego olvidarla, y meterse de lleno en el guión adaptado para luego olvidarlo y lanzarse de lleno a esta aventura con su ya conocido y cómplice realizador Benoît Jacquot -juntos hicieron la estupenda L´école de la chair, 1998, aparte de otras cuatro que no he visto-. En realidad lo que querrá decir con eso es que le quedó el poso de lo que leía, su esencia, que ella luego ha encarnado aportando sus mil y un matices de mujer vivida, de esa manera que sólo ella sabe hacer hoy en el cine, que traspasa y fulmina como un rayo, sin necesidad siquiera de hablar, sólo respirando -se me ocurre que una de las pocas que podría situarse en esta categoría es Victoria Abril, pero, ay, ¿qué pasó con ella? ¿Por qué la abandonaron a su suerte?-.



Hemos salido emocionados del cine.


La historia es la de una mujer madura que, con la excusa de un desengaño, renuncia a lo que es y tiene y se dispone a comenzar de nuevo, dejando todo atrás -a excepción de un antiguo amigo que reaparece- de manera drástica. Esto, que puede parecer manido, es la excusa para un recital de vida a palo seco, sin aditamentos. Y con escenas que se van fundiendo insinuantes, que soslayan todo atisbo de drama: ya lo dice un personaje clave en la película, que no soporta los gritos, y es como si Jacquot y Huppert -porque no me cabe duda de que ella a su manera es coautora- tampoco los soportaran. Lo emocionante es que la vida que tan abruptamente es arrinconada es sucedida por otra nueva, que florece imprevista... Villa Amalia no es Sans toit ni loi (1985), aunque en un principio lo parezca; su heroína es adusta y desprendida, pero no hasta el nihilismo extremo de Sandrine Bonnaire en la película de Agnès Varda.


Hay muchas escenas turbadoras, pero contenidas... recuerdo ahora la visita al cementerio de Isabelle, cuando suena por primera vez el sublime O solitude, my sweetest choice de Henry Purcell, o el fundido que ensambla el momento en que le cura las heridas al amigo tras su incursión nocturna con la nueva visita al cementerio... y los momentos italianos con la pareja del barco y la señora mayor de la casa son impresionantes.
Jean-Hugues Anglade, Xavier Beauvois -sobre todo al principio, despeinadote; por cierto, él también es director, ¿recordáis Según Mathieu? Era una película notable, con Benoît Magimel vengándose de que a su padre le habían echado del curro por fumador- y Clara Bindi -bella actriz italiana que fue elegida por su forma de entrar en la habitación donde se realizó la entrevista- están estupendos también.

Ah, ¿qué puedo decir para acabar? ¡Que la veáis, claro!

TRAILER `VILLA AMALIA´


Villa Amalia en elmundodeldeme

VILLA AMALIA. D. Benoît Jacquot. Basada en la novela de Pascal Quignard. Isabelle Huppert, Jean-Hugues Anglade, Xavier Beauvois, Clara Bindi. Vista en Cines Verdi, Madrid.

19 comentarios:

AntWaters dijo...

Aaays, pues esta yo la quería ir a ver pero aaamos, la tendré que descargar -jamásdigasrobar- jajajaa, porque bueno, obtuve un "qué plastazo ya hasta el nombre" y es que aún tiene muy reciente una que fuimos a ver de la Bullock... pero vi el trailer y me gustó, así que, espero verla y pensaré que ya tú pasaste por ahí; veré si dejaste alguna señal

besos

marichuy dijo...

Huy querido Justo, me diste en mi mero mole, como dicen en mi pueblo serreño: la Huppert es mi actriz favorita. Lástima que el mundo del cine sea tan hoollywoodcentrista, pues esta mujer les da clases a de actuación a varias sobrevaloradas estrellitas hollywoodenses. Había leído ya un par de reseñas, que despertaron mi curiosidad sobre Villa Amalia. Ojalá pueda verla en acá en mi país.

Un beso

marichuy dijo...

PS Ay qué linda calcomanía de I love México. Me encantó y más tú, por tenerla.

Champy dijo...

Uy ps de que la veo la veo.... no te digo cuando, pero la veo.

2046

El Deme dijo...

Isabelle Huppert es una institución del cine francés. Musa de Chabrol y de Haneke (¡esa pianista!) salga donde salga, toda la película es ella. Me gustó especialmente en Dos hermanas enfadadas, donde ella era la borde y Catherine Frot la tonta. Aquí lo deja todo (piso, trabajo y pareja) por un chamizo al borde de un acantilado en Italia(con todo lo metafórico que queramos poner en esta decisión). Por eso es una película fascinante, hipnótica, incomprensible y mágica.

Cabriola dijo...

Estoy con Deme en que la Huppert es toda una institución y la verdad es que bien merecida porque es una pedazo de actriz con todas sus letras. genial tu post de hoy para tenerla presente que nunca viene mal

muchos besotes de ventosa

Sufur dijo...

Por si no lo he dicho en algún comentario anterior, tengo un fetichismo con la Huppert que va más allá de la pantalla. Me basta ver una foto de ese rostro anguloso para estremecerme. Qué grande.

Uno dijo...

He leido otras entradas hablando maravillas de esta peli pero como sois todos tan fans de Isabelle no me fiaba nada. La tuya no me deja escapatoria.
Yo cuando empiezo a odiar a la Huppert me acuerdo de La pianista y otra vez me enamoro. Así llevamos toda la vida.

fritzio dijo...

Justo, gracias, como siempre. Has dado, para variar, en el blanco. La Huppert es una de mis favoritas, aunque debo confesar que yo no soy de una sola, endiosada presencia (como la china inefable de Champy). Espero que pronto llegue por acá. Aprovecho, además, para agradecerte, en tu casa, la flor que dejaste en mi habitación, legitima, en la casa de la celebración de, ya lo dije (pero lo repito) el regiomontano que nos trae de aquí para ellá en estos dias. Un abrazote-

tnf25 dijo...

Wow! La Huppert, ya mismo pongo a mis “contactos” a buscarla descargarla y ponérmela en medio idóneo para verla, últimamente el cine que se ha exhibido en la ciudad fuera del documental “Oh My God” y “El Origen” no he visto mucho que me haga decir que el ticket de entrada vale lo que cuesta… saludos!

pon dijo...

Mira que llevo desde el estreno queriendo verla, y siepmre se me cruza algo y no la veo en el último momento....es como una maldición. Pero la veo, la veo como que me llamo María Luisa. Vaya que sí.

Arguifonte dijo...

Tuve la suerte de verla en nuestro recuperado Cine Albeniz en V.O.S.E. y subscribo todo lo que dices. A mí esta mujer me inquieta pero me fascina a la vez.
Abrazos.

Justo dijo...

¡ARGUIFONTE! Me has alegrado el día: primero por verte, y después por lo del cine Albéniz, no tenía ni idea de que se había recuperado, y además en versión original.. no te imaginas lo que me alegra, de verdad.

Un besazo, que nos tenemos muy abandonados.

MARÍA LUISA, tienes que ir a verla, sí, como me llamo Justo que te va a gustar.

Y ANT, tú tienes que convencer a Jorge, dile que es la manera de que se le pase el mal sabor por lo de la Bullock..

MARICHUY: cómo me ha gustado lo de en mi mero mole, qué rico suena, serreña... si no llega a México búscala en la red, que ya debe andar por ahí.

DEME. Es verdad, es un chamizo... Por cierto, no he visto la de las dos hermanas, ¿se llama así la película?

UNO: Tengo una buena noticia para ti. En Villa Amalia la Huppert hace otra vez de pianista.

SUFUR: Hay una escena que te va a encantar, en la que Ella le dice a su amigo: "Mírame a los ojos", y los tiene acuosos, de tan expresivos duele mirarlos, está todo ahí...

FRITZIO: Esa será la flor de mi secreto, jaja.

CHAMPY: La tienes que ver antes de hacer tu lista de las mejores del año.

CABRIOLA: Poco a poco se ha ido consolidando como una imprescindible..

tnf25: Sobre todo bienvenido. Me estoy planteando ir a ver El origen...

Besos a todos

senses and nonsenses dijo...

pues me va a tocar a mí poner la nota discordante, pero no te enfades... será que soy más de victoria abril...
me pareció TAN francesa! (en el peor sentido del término). ahora me da corte decir que, ...hasta un poco plúmbea. y para cuando llegar el mmto. italiano que dices tú, ya había dejado de interesarme la historia de esta mujer.
y qué mayor, mi Jean-Hugues Anglade!
no somos nada... ;-)

ya sabes que me gusta tanto como a ti los films del género "Sin techo ni ley", pero ésta no está a la altura de las de a.vardá (obra maestra) o la de s.penn (muy interesante).
del mismo género, vistas casi seguidas, me ha gustado mucho más la holandesa Nothing personal. de hecho, me ha encantado. de lo que más me ha gustado esta temporada.

un abrazo.

pd. creo que podré recuperar El dios de madera, ojalá, ...si es que acaba esta "fiesta" interminable de alguna vez.

fritzio dijo...

Gracias, por la flor...
La bajé ayer, doblada al español, en lo que llega por estos lares.
un abrazote

Justo dijo...

Cómo me voy a enfadar, con lo que te echo de menos, Sensi. Además está bien que alguien ponga la nota discordante, porque las pelis francesas -que a mí me encantan- a veces cargan demasiado las tintas en el rollo trascendente y según tengas el cuerpo eso te traspasa en el buen o en el mal sentido -yo por ejemplo no puedo con Godard-.

Pero a ti sí te suelen gustar... yo sin embargo no esperaba demasiado pero de verdad que me emocionó, sobre todo a partir del momento en que se escucha el O solitude, de Purcell.

Victoria Abril merece guiones así, en los que ella sea la dueña y señora: ¿por qué ya no se los ofrecen?

Nos intercambiamos cromos: tú ves El dios de madera y yo Nothing personal..

Fritzio: espero que te gustara.

Justo dijo...

Por cierto, Senses, ¿has visto la última de Todd Solontz -que comentó Deme el otro día-?

fritzio dijo...

Tratándose de vos, quien recomienta, seguro me gústará. Y seguiré añorando, envidia, verla en una sala de cine. Por acá, las salas cuando se cierran, nunca regresan.
Con Godard, lo de siempre: cada quien su alu-cine. El otro dia me topé, en línea, Pierrot le Fou, con la esplendorosa Anna Karina (otra de mis columnas verbenbrales del recuerdo y la fascinación) y, cuando acordé, ya estaba yo en el segundo segmento. Así es esto.

senses and nonsenses dijo...

le comenté a Deme. bien, sin llegar al mazazo de Happiness, y la sorprendente Bienvenidos a la casa de muñecas. siempre espero demasiado de las películas de t.soldonz.
lo de v.abril tpc me lo explico. tiene la peor edad para una actriz, dicen, o el super-ego que algunos dicen que tiene, tendremos que esperar a que le ofrezcan abuelitas cañeras y divertidas. o perversas...

un abrazo.