domingo, 5 de agosto de 2007

TUDOR CHIRILA, LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS




No hace mucho que mencioné de pasada a Tudor Chirila, en una entrada sobre tres películas rumanas recientes, a propósito de su única cinta hasta el momento, Legâtur bolnavicioase, lanzada en el mercado internacional como Love sick, una comprometida aproximación del director Tudor Giurgiu a la dificultad de amar en libertad en la Rumanía de hoy.
Con el paso de los días, me he percatado de que algo de él y de su esencia me quedó prendido, por lo que me he apresurado a buscar información sobre este actor, y la hay suficiente, pero en rumano, por lo que sólo os puedo contar que es cantante, parece que tiene un grupo que se llama Vama, hay vídeos suyos colgados en youtube en los que puede comprobarse su versatilidad musical, ha participado en montajes teatrales y desde enero tiene su propio blog, que se llama Bed for love, y que desde hoy sumamos a nuestros enlaces recomendados, en la esperanza de que alguna amiga o amigo rumano o que entienda o estudie esta lengua nos cuente cuáles son sus anhelos e inquietudes -recientemente hemos hecho otra adquisición muy prometedora en nuestros enlaces favoritos, Manuel y las junglas de África-.

Tudor Chirila tiene algo de esos chicos gamberros y espigados que amamos en el instituto, a quienes observábamos de reojo cuando jugaban al baloncesto o cuando liaban con presteza un cigarro, dioses en su universo inalcanzable y que podían buscarnos para sentarse con nosotros en la clase -uno de los días en que decidían venir a todas las horas, haciendo gala de una gran condescendencia-, propiciando una complicidad intransferible y deliciosa que luego nos era arrebatada -por ejemplo, al hacer como que no nos veían en el pasillo- en cualquier momento y sin piedad alguna, empujándonos así al conocimiento de la manera más canalla. A la ternura que sin duda Tudor genera y concede le imagino el contrapunto de ese aguijón envenenado que seguro también conocen las víctimas de su influjo: y qué más da si al final todo es aprendizaje, podemos consolarnos, si el salto sin red que ha de suponer la aproximación a su persona ha de tener algún contrapunto, una compensación por habernos atrevido a mirar, de frente, lo que no nos está reservado porque, sencillamente, no existe.
((Al margen de esta elucubración a lo Antoñita la Fantástica, lo evidente es que deseamos lo mejor a este actor rumano, a quien seguiremos, en la medida de lo posible, los pasos. Un beso fuerte a todos, mañana inmersión pop en Benidorm)).

4 comentarios:

MANUEL DELGADO dijo...

Me apunto al apadrinamiento del actor y me apunto a tus enlaces. Gracias por prestarme tu espacio. Seguiré indagando y querré que me indagues. Y que nos contemos un millón de historias. un abrazo!

Justo dijo...

Ya te escribo en tu blog. Por cierto, he descubierto en tu página el diario de actuaciones de Nacho Canut, que no tenía idea que estaba haciendo. Ayer mi hermana me comentó que estoy muy influenciado por él, y tuve que darle la razón: la experiencia que llevó a cabo hace tiempo con su diario dictado por teléfono a Genís de Astrud fue inolvidable. Bueno, un abrazo a ti y a tu yo astral que debe estar flotando por Sierra Nevada

bjarne96 dijo...

¿Tudor Chirila? Un mostruo , por supuesto... en mi proceso de aprender rumano -por otras razones , que quizás adivináis- topé con su antiguo grupo , Vama Veche, y empecé con las letras de sus canciones. Me ha fascinado siempre y es el tipo más interesante de toda la escena cultural rumana , lo mismo como cantante que como actor. Bastante contradictorio ,por otra parte ,muy sensible , lo mismo consigue hacerte reir o llorar. Un seductor nato , por otra parte. Por desgracia en su país aún pese a ser muy popular se le conoce más por su faceta de "prensa rosa" al haber tenido varias novias célebres (Andreea Raicu ,por ejemplo)-presentadoras de TV etc que son más conocidas pero que no le llegan a la suela de los zapatos,en ningún aspecto. Imagino de todos modos que aqui pasaría lo mismo con un artista que saliera con Carolina Cerezuela , Anne Igartiburu , etc. He estado en 4 conciertos suyos , incluso me hice fotos con él , tenía unos amigos que le conocían. Muy recomendable y desde luego no pienso perderle la pista - en absoluto. Tiene un blog propio , que actualiza frecuentemente. Por lo demás es un poco holgazán como músico , irregular digamos , pero genial...siempre¡

Justo dijo...

¡Muchas gracias por la información, amigo! Es muy valiosa.

No me sorprende, de todos modos, lo que nos cuentas, tenía la intuición, y de hecho hace tiempo ya que sigo ese blog, aunque no entienda rumano, y lo tengo en la lista de enlaces.

¡Le sigo la pista a Chirila!

Espero que lleves bien el rumano.. un abrazo