jueves, 23 de febrero de 2012

A LA BUSCA Y CAPTURA DE ESTEBAN MAROTO...


Cómo me hubiera gustado de pequeño meterme en una historia de Esteban Maroto, ir introduciendo la cabeza por el tebeo y luego el cuerpo entero, a la inversa de lo que hace Jeff Daniels en La rosa púrpura de El Cairo cuando salta de la pantalla del cine a la vida real...

Alma de Dragón es para mí el hito de este gran dibujante, autor de más de tres mil páginas de historieta, dos mil ilustraciones y mil portadas... Trinca, Vampirella, Dossier Negro, tantísimas otras publicaciones que no conozco, y que han albergado en todo el mundo sus fantasías... ahora Glénat ha editado a todo lujo un volumen con toda la historia de 5 por infinito, uno de sus títulos más significativos, que reunió las aventuras ultrasónicas e interplanetarias de Altar, Aline, Orión, Hidra y Sirio, un heterogéneo grupo de lo más pop..

Esteban Maroto fue objeto de homenaje en la última edición de Expocómic en Madrid... allí estuve como siempre, ilusionadísimo además al comprar este pedazo de libro del maestro, que no sabía se había puesto a la venta... caminar por su exposición, embriagado por las imágenes y fotografiando carteles y viñetas, con el libro en la mano, degustando anticipadamente el momento en que tras guardar fila tendría oportunidad de cruzar con él unas palabras -y seguramente esperar a que me dibujara una efigie en el libro, a modo de dedicatoria-... Pero no hubo lugar: el dibujante se esfumó anticipadamente de su puesto, quizá unos minutos antes de que yo acudiera... así es que por culpa de mi delectación reflexiva y anticipada de ese pequeño gran placer que hubiera supuesto el encuentro, me quedé sin él.


¡Decidme alguien si sabéis dónde puedo encontrarle! Porque me he quedado frustradísimo, de verdad... ofrezco recompensa.

Ahora os dejo con algunos párrafos de su propia presentación de 5 por infinito en esta edición que os recomiendo vivamente:

No me gusta mirar hacia el pasado, hay demasiadas cosas que no puedo cambiar, que he dejado de hacer o simplemente he olvidado. Pero antes de que las neuronas se vayan adelgazando hacia el silencio, voy a tratar de recordar aquel tiempo en que el espejo me devolvía una imagen más nítida y menos cansada. Aunque los espejos siempre engañan, ¿verdad, Alicia?

Siempre me ha gustado la fantasía, la realidad entristece.

Mis lecturas favoritas eran Las mil y una noches, los tebeos de Flash Gordon, de Tarzán, etc. También las mitologías, los cuentos populares y las novelas de aventuras. Todavía hoy en día conservo esa pasión.

En el año 1967 trabajaba para Selecciones Ilustradas haciendo guiones románticos. Decidí presentar a Toutain un proyecto para una serie de sindicación. Tomé la idea de una novela de ciencia-ficción, El signo del perro, de Jean Hougron, y el título me lo sugirió una novela de Ray Bradbury, Three Times Infinity.

(...)


Hacer dibujos es realmente fácil. Emocionar a la gente, muy difícil. Hace falta magia, algo inexplicable que a veces se produce. Siempre pasa igual, un reducido número de elegidos consigue conectar con nosotros: una música, un color, una película nos tocan el alma. No se puede explicar, sólo sentir.

Oesterheld decía que toda copia era una obra de amor. Es cierto, es querer recrear lo que ya está creado.

He tratado de expresar mi admiración por todo lo que me impactaba y de decirles a los que quieran escuchar que es importante la búsqueda de la belleza y la libertad. Afortunadamente, todavía hay personas con sensibilidad dispuestas a ilusionarse con esas pequeñas cosas que tienen que ver con el alma de niño que todos llevamos dentro.

(...)

El niño que llevo dentro, que leía Alma de Dragón por entregas en la revista Trinca -y poco antes Tiburones en Korador, de otro autor que podrías haber sido tú-, te envía un abrazo enorme y agradecido. Te quiero.


8 comentarios:

El Deme dijo...

No soy muy de historietas, pero admiro a la gente que le gusta el comic o como se llama a este fascinante mundo del dibujo y de la imaginación con el que se pueden contar cosas interesantísimas. Último ejemplo: la impresionante película Arrugas.

Uno dijo...

Fuí un niño pegado a un tebeo pero mi afición decayó con la edad. Aún así mi amor por el dibujo ha mantenido mi interés por los creadores de comics aunque no los lea. Genial tu Maroto.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Cuando leo estas entradas tuyas me doy cuenta de lo poco que posteo sobre nuestros ilustradores, por lo cual te doy las gracias por estos, indirectos, tirones de orejas.

Justo dijo...

Hay muchos aficionados al cómic en España, aunque luego eso no se refleje en los escaparates que nos dan una idea de lo que se cuece.

Y tenemos muchos maestros..

Gracias por vuestros comentarios, un abrazo a los tres

senses and nonsenses dijo...

me arrepiento de haber sido tan analfabestia con el cómic, tebeos, novelas gráficas... me he perdido un mundo.
...y ese ímpetu bloguero?, o no escribes, o casi un post diario. desde hoy voy a hacer mía esa máxima de "Y al blog no voy a renunciar, ah, eso sí que no". que me ha encantado...
Cuídate,
un abrazo

Justo dijo...

Sí, Senses, ahora me ha dado por ahí, jaja.. esto son ciclos como todo, pero lo pasamos bien, ¿no?

Un beso

PD: ¡haz tuya también la máxima!

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Me parece muy bien mezclar cómic, con Evelyn Waugh y Delibes, y luego que te dé que te vas al Cerralbo a ver a los "Ástrun". Si es que eso es la vida, la vida moderna...
La gente cree que si no contesto comentarios es porque me pasa algo: porque están acostumbrados a mi, a mi blog...Pero a veces es que claro, tengo muchas pulsaciones, eso sí (ya les gustaría a algunos): pero se me monta la contractura, hermoso...de no ir a la pistina.

Estoy por contar el momento "bricomanía" que me ha dado, porque nadie se lo creería: Pero podría ser la bomba...montar y grabar un vídeo de bricolaje:-)...Un "bricomanía":-)

No soy de cómic, pero no es verdad: Soy de "Tintín", devorador de tintines, con lo cual entiendo perfectamente lo de Maroto...
He visto los dibujos porsupuesto porque son un "must", aunque no supiera que son de Maroto, ahora que lo explicas y le rindes este homenaje...Es que quién no ha visto un dibujo de él...en algún sitio...: "Alma de Dragón" "Ultrasónica", "Vampirella"...claro que he oido hablar...

"Siempre me ha gustado la fantasía, la realidad entristece".:-)

Si esa frase es suya, te digo una cosa: Dibuja y cuenta...¡Bufff!

¡Besotes!

Justo dijo...

La vida moderna, jaja.. si yo es que he sido siempre muy moderna, Rip.

Son un must, desde luego, las ilustraciones de Maroto en los últimos treinta y tantos años.