domingo, 19 de febrero de 2012

EL AÑO DE ELENA ANAYA Y DE NO MUCHO MÁS




Me disponía a hacer balance de mi año de cine español, unas horas antes de la ceremonia de los Goya, y me encuentro, vistos mis apuntes, con que tengo poco que decir, menos quizá que nunca. No sé si estoy cansado de nuestro cine o es el cine patrio el que se ha cansado de si mismo, pero cada año que pasa lo encuentro menos interesante, y mirad que lo he defendido siempre a capa y espada...
Pensaba que quizá con la dichosa crisis iba a brotar de nuevo el ingenio... pero se ve que los ingeniosos no han dispuesto de medios para llevar sus proyectos a cabo. Lo cierto es que esta vez no me llega ni para hacer un ranking como en otras temporadas.

Pero me quedo con lo bueno: La piel que habito me parece una película fascinante, que veré de nuevo en cuanto pueda. Y Elena Anaya lo mejor de 2011, para mi gusto: ¡está prodigiosa! Pongo velas para que sea la nueva musa de Pedro, y para que mande a Penélope de una vez al carajo...
Y todo el reparto está a tono en esta nueva cinta inclasificable y repleta de momentos intensos, propios de telenovela perversa, de cómic descatalogado, un compendio de homenajes al cine B con el etiquetado inconfundible de Almodóvar, cuyo solo nombre es garantía en el mundo entero.

Chico y Rita es una belleza y una de las películas más emotivas que he visto últimamente, una sorpresa absoluta y la constatación de que toda la familia Trueba se encuentra en su mejor momento creativo, tras los estrenos en 2010 de David -Qué fue de Jorge Sanz- y Jonás -Todas las canciones hablan de mí-.

Me conquistó -y de hecho emprendí una campaña desaforada a su favor, como sabéis- Lo contrario al amor, el debut en largo del extraordinario Vicente Villanueva, curtido a través de algunos de los mejores cortometrajes de los últimos años de la producción nacional...
y a primeros de año hubo otra comedia tontorrona e irresistible, el No controles de Borja Cobeaga -un directorazo en ciernes, todo un pagafantas-, con papeles bombón para el guapo Unax Ugalde y para el chanante Julián López.

QUÉ NO HARÍAS POR QUIM GUTIÉRREZ...

Primos fue el desquite de Daniel Sánchez Arévalo tras la sonada decepción de Gordos. Una comedia sentimental diferente, con extraños meandros y con el goce de hacer crecer como actor a nuestro Quim Gutiérrez, que además protagonizó en 2011 una de las propuestas más bizarras -y atractivas-, La cara oculta, de Andrés Baiz, que mereció mejor fortuna: si ya en Una hora más en Canarias vimos lo que algunas chicas estarían dispuestas a maquinar por conservar su amor -desafiando todos los preceptos que ahora están al uso- esos extremos se dispararon hasta el infinito en esta cinta, donde las rivales son capaces de emparedar una a la otra en vida con tal de aferrarse al talle de Quim. ¡Madre mía!

TOSAR, CUANTO MÁS MALO MÁS SEXY

Y 2011 ha sido mi año de reconciliación con Luis Tosar -que en realidad nunca me dejó de gustar, lo que me hartó fue el reflejo multiplicado de la imagen de héroe social en que se empeñaron en convertirle- con ese papel de portero metomentodo malo malísimo que deja en mantillas al Malamadre de Celda 211, que en reaidad era un bonachón. Sí, hablo de Mientras duermes, de Jaume Balagueró, un sádico divertimento en el que también brilló con luz propia Marta Etura -y nos sorprendió un Alberto San Juan prematuramente avejentado-. Cuanto más perverso más sexy resulta Tosar, igual que a  veces el cine español cuanto más correcto políticamente, menos interesante y arriesgado aparece: es como si naciera ya visto y sabido, paniaguado.

Y mención aparte merece el siempre trabajador y artesano Ventura Pons, con su mosaico de Mil Cretíns, que tanto juego dio a esta página.
Seguro que hay películas interesantísimas que no he visto, aunque procuro siempre estar al quite en lo que a cine español se refiere... En cuanto a las que me gustaron sólo a medias, señalaría fundamentalmente dos:

HELENA MIQUEL Y CHAPERO-JACKSON

No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, se deja ver con gusto, aunque al cuarto de hora se te olvida prácticamente por completo. Aparte de Jose Coronado, me encantó ver a Pedro Mari Sánchez y a Helena Miquel -de Facto Delafé y las Flores Azules-, que merecería haber sido nominada como actriz revelación en los Goya.

Y Verbo, la ópera prima de Eduardo Chapero-Jackson, contiene algunas imágenes y escenas grandiosas, como el recitado final de su protagonista, Alba García, o el diálogo con su mamá Najwa Nimri sobre el centro comercial.. destellos que sin embargo se diluyen en un conjunto quizá farragoso si bien demasiado explícito en su mensaje. Aunque me parece una promesa esperanzadora, sin duda, y con ese nombre tan pop, Chapero-Jackson, esperamos mucho de él..

8 comentarios:

Uno dijo...

Ya sabes que yo, si me lo ponen medio bien me apunto al cine español pero la verdad es que este año tampoco he visto gran cosa excepto, como dices, "La piel que habito" y, para mi, también "Blackthorn" la de Mateo Gil (ayer me crucé con E. Noriega en los Renoir C.Caminos)
Se me han escapado las de Coronado porque en el fondo no quiero ver Coronado. Si me hubieras dicho que en la de los malditos salía J. M. Sánchez, todavía.
"Chico y Rita" la vi en un cine de verano comiendo pipas y así pues muy bien. "No controles" y "Los ojos de Julia" las vi en un avión y exigí que me devolvieran el dinero del pasaje.
"Primos", pues vale. Me divirtió mas "Una hora mas en Canarias". Con los bomberos de Villanueva pasé un buen rato.
Por no ver el careto de Tossar seguramente me he perdido una buena peli. Me gustaron "También la Lluvia" y "Carne de neon". ¿Son de este año? ¿No ha hecho nada mas mi Casas? Asi está el cine en este pais.

Un abrazo

mundodena dijo...

Pues para no atraerte el cine español Justo has visto mucho, al menos mucho más que yo, jejeje.

Muy buena entrada, me han gustado mucho tus análisis de las pelis, coincidimos en chico & rita y me encanta esa definición que has dado de la piel que habito de comic descatalogado. Como a ti me parece que Elena Anaya está genial y yo tb abogo por que desplace a pé que me carga mucho.

Con lo de gordos no estoy de acuerdo, me gustó bastante, me gusta mucho Raúl Arevalo y muy poco Quim, jajaja. En esto no coincidimos, me gustó primos pero no su actuación, que me parecía muy forzada.

No he visto más que los cinco primeros minutos de no habrá paz para malvados, pero me dió buena pinta, al menos un enfoque nuevo en el cine español.
La cosa no da mucho más de sí, pero quizá hubo años peores todavía, el pasado sin ir más lejos.
Un abrazo

Champy dijo...

A ver a ver a ver.....

Vamonos respetando!!!

En una de esas me conviene mas que no te reconcilies con MI Malamadre eh!
Lo que ocurre entre él y yo está fuera de toda comprensión biblíca, acabamos convertidos hechos polvo luego de haber sido animales en ésta tierra aniquilada y por nosotros perpetuada....

Es mío. Te queda claro?

Malamadre en efecto, su carisma radica en esa bondad disfrazada para camuflagearse y sobrevivir como tuerto.

El Portero es un enfermo, tampoco es malo, está enfermito.

Y nadie tiene la culpa cuando contrae una gripa....así que tampoco seas tan severo en tus juicios hacia mis oratitos!

2046

El Deme dijo...

No habrá paz para los malvados
La piel que habito
Chico y Rita
5 metros cuadrados
No tengas miedo
También la lluvia
Mientras duermes
La voz dormida
Torrente 4, Lethal Crisis
La chispa de la vida

Antonio Banderas y Elena Anaya
Inma Cuesta y Ana Wagener
Jose Coronado y Helena Miquel
Malena Alterio y Fernando Tejero
Luis Tosar y Marta Etura
Lluís Homar y Michelle Jener
Santiago Segura y Carmen de Mairena

Justo dijo...

UNO: ¡Ay tu Casas! Jajjaj.. estás como mis alumnas. Mira que voy al Renoir Cuatroca y nunca me he cruzao con el Noriega.. pero no me quejo, que no hace mucho coincidí con Pablo Rivero, y con Rubén Ochandiano, en los Golem y el Ideal. Y con Raúl Prieto en el teatro Español. Y con Maru Valdivielso y Raúl Arévalo en la sala Mirador, jaja..

MUNDODENA: ¡Viste cinco minutos! Yo creo que la película tiene cosas buenas, pero se va desinflando, y al final te deja como insatisfecho, aunque los actores están muy bien. Es mi opinión, claro: me he alegrado de todos modos por Urbizu, y por Coronado.
Sí me atrae el cine español, siempre me ha tirado mucho.. aunque esté desencantado últimamente.

CHAMPY: ¡Pero rey, que yo no te lo quito! Ya sé que es tuyo enterito, hala, me callo y no se hable más.

¡Un abrazote, te echo de menos!

DEME: Sólo tú podías escribir ese pedazo de comentario fotogramero. ¡Me han encantado las parejas de actores! ¿Carmen Mairena?
¡Eres genial!

senses and nonsenses dijo...

una cosecha bastante más flojita que la del año pasado.
y por encima de todas, La piel que habito. la Academia ha cometido una injustica no enviándola a los Oscars.
Mientras dormías merecía mucho más. nominación para Marta Etura y Alberto San Juan, y mi Goya hubiera sido para Petra Martínez, en su categoría.
es la gran perdedora de los Goya, probablemente con Cinco metros cuadrados, que triunfó en Málaga. pero ésta se me pasó.
tengo que ver Eva y Verbo

Justo dijo...

Sí, para mí está claramente por encima de las demás. Lo que pasa es que ya cansa medir siempre si a Almodóvar le tratan bien o mal... creo que él debe aceptar los resultados con deportividad, y espero que lo haya hecho.

(Yo lo que pienso es que debe dar el paso de una vez de rodar en EEUU, sería sano para todos).

No recuerdo ahora a Petra Martínez...

Cinco metros cuadrados y Eva las quiero ver yo también..

senses and nonsenses dijo...

la solitaria vecina mayor a quien acojona Tosar.
la conocí en La soledad, estaba en el reparto de La República, y está estupenda en la infravalorada Nacidas para sufrir, junto a Adriana Ozores. ambas, de Goya tb.