viernes, 23 de noviembre de 2012

LA SABINA SE LLEVÓ A BORAU



LA SABINA, una película de José Luis Borau de 1979

Una de mis películas favoritas de Ángela Molina, que nunca estuvo más bella... con el actor inglés Jon Finch -de moda entonces-, rodada en la provincia de Málaga. Una actualización del mito de la diosa que devora hombres en una cueva.. una película personalísima que nadie ha reivindicado nunca, y que no se ha editado en ningún tipo de formato. De hecho, me las he visto canutas para encontrar estas fotos, que he encontrado en el blog Centauros de la pantalla. Parece que se castiga lo no trillado...


En recuerdo del cineasta José Luis Borau... que nos dio otros momentos inolvidables en la gran pantalla, como el papelón para Lola Gaos en Furtivos (1975) o el placer de ver y escuchar cantar por última vez en el cine a Imperio Argentina en Tata mía (1986)...

8 comentarios:

Uno dijo...

Creo que solo he visto Furtivos y su primera peli "Brandy" un western de aquellos patrios. Tengo mucho cariño por "1,2,3 al escondite inglés" aunque no se hasta que punto era suya o de Zulueta.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Vistas con toda seguridad, Furtivos y Tata Mía, esta me suena creo que en la época Miró....pudiera ser, últimamente vamos de despedida en despedida.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Es una desaparición horrible, aunque se fuera con ochenta: "La Sabina" me fui a verla al cine siendo jovencito, y creo que solo (no recuerdo) y duró bastantes semanas, la gente iba a verla...aunque la viese algo rara: A mi me encantó. "Rio Abajo" con la Abril haciendo de Engracia, también me encantó, lo mismo que "Niño Nadie"...Todas, juntar a Imperio Argentina y a Cármen Maura...Y especialmente, claro, la excepciona, excepcional furtivos, en la que todo el mundo recuerda a la Gaos, y olvida a otro maravilloso actor también tristemente desaparecido que era excepcional: Ovidi Montllor.
Mucha tristeza por él, por Tony Leblanc.
¡Besos!

mundodena dijo...

Todavía me estremezco cuando recuerdo a esa "madre" que representaba Lola Gaos en furtivos. Qué miedito.
Descanse en paz

El Deme dijo...

Adoro Furtivos con esa entrañable Lola, con esa voz tan poderosa, preparando el condumio para el gerifalte local (que era el propio Borau). Y lo guapa que estaba Alicia Sánchez, una actriz estupenda siempre, que allí enseñaba los pechos, toda una declaración de principios para cualquier papel con miga.

senses and nonsenses dijo...

vaya fin de semana negro.
a pesar de su edad me llevé una gran sorpresa con la muerte de Borau, no me enteré hasta el sábado, que homenajeamos con Tata mía. en su día no supe apreciar la interpretación de Imperio Argentina (cantando la jota de Nobleza baturra), lo mejor de la peli.
además de Furtivos, que es sin duda uno de los GRANDES films del c.español, a mí me encanta Río Abajo (una película que apenas ha sido emitida en tv, como La Sabina que -lo siento- no he visto). yo ya era fan de Victoria desde el Undostres, pero aquí hace otro de sus grandes personajes, uno más. y a partir de este momento se convirtió en mi actriz favorita, hasta hoy mismo, que no la cambio por nadie. ninguna actriz, ni americana ni europea, me ha hecho sufrir y disfrutar tanto en una sala de cine.
destacar tb la calidad humana de Borau, su compromiso, y según dicen, fue el mejor presidente de la Academia.

Justo dijo...

UNO: Pues creo que de las que dices sólo he visto Furtivos. Lo que está claro es que tenía una personalidad tremenda, su cine es inclasificable, porque ¿cómo se etiqueta, por ejemplo, a Niño Nadie?

JAVIER: Es anterior a la época Miró, es del periodo UCD.

RIPLEY: Sí, Río abajo era muy buena, y Niño Nadie.. yo recuerdo muy bien a Ovidi..
Fíjate qué recuerdo más curioso, te acuerdas de que la película duró semanas.. es verdad que en su momento sí tuvo éxito. Sabes que la única vez que he hablado con Ángela Molina le pregunté por esta película, que por qué no la pasaban en ningún lado, y ella me dijo: "La pondrán cuando hagan algún ciclo de Borau".

MUNDODENA: Lola Gaos es que era única. Yo también la recuerdo en Crimen y castigo y en El gato negro, nada menos. En las dos acababa muerta a martillazos.

¡Abrazos a todos!

Justo dijo...

RIPLEY: Se me había olvidado lo de Tony Leblanc, lo he sentido mucho, claro.. era un actor innato, maravilloso, versátil, galán también en su época, optimista, juguetón.

DEME: Jaja.. entonces había que enseñar los pechos sí o sí, acuérdate.

SENSES: Era además muy discreto, Borau. El momento Imperio en Tata mía es muy entrañable, y la química entre la Maura y Alfredo Landa...
La gran Victoria. Ayer pasaban Amantes en la 1. En cuanto a lo de la difusión, a Borau yo creo que le ha pasado como a Gonzalo Suárez, que son rara avis del cine español, totalmente imprevisibles, y eso les ha perjudicado -cuando les tendría que haber favorecido-.

Un abrazo fuerte a todos, gracias por vuestras aportaciones.