martes, 4 de septiembre de 2012

ZHANG YIMOU SE PONE ROMÁNTICO



Si el Romanticismo es la exaltación de los sentimientos individuales, una autoafirmación exacerbada de una personalidad o circunstancias concretas, tiene pleno sentido que Zhang Yimou haya situado su película más romántica en la época de la Revolución Cultural que en los años 60-70 se vivió en China. Precisamente para subrayar lo incompatible de los ideales amorosos juveniles con los preceptos totalitarios del comunismo implacable que padeció ese país y que el director conoció en primera persona, cuando le correspondió ser reeducado durante diez años, en el campo y en la fábrica, en unas condiciones penosas y con el miedo continuo a caer en desgracia a causa de sus antecedentes familiares capitalistas, según ha revelado el director.

Pero como él mismo dice, su última película no va de eso ni es una venganza personal, aunque esa atmósfera sofocante se cuele por las rendijas de esta gran historia de amor, de un primer amor puro, infinito, incontenible. Que parece real, desde el principio, quizá por la ingenuidad de la pareja de protagonistas, actores noveles a los que Yimou les encomendó que sintieran, más que interpretaran..



Amor bajo el espino blanco
Ellos son maravillosos, traspasan la pantalla, hay dos o tres momentos sublimes, que parecieran improvisados..

(China es un país raro, nos dijo hace poco en casa una querida amiga de ese país con la que tenemos la suerte de contar en Madrid. Y esa rareza se refleja perfectamente en la sorprendente y polifacética trayectoria de Zhang Yimou, difícil de encasillar, que en esta ocasión nos narra una historia sencilla y poderosa).






SHAN ZHA SHU ZHI LIAN / AMOR BAJO EL ESPINO BLANCO (Trailer)
 
 
ZHOU (Ella) y SHAWN (Él)
 Zhou Dongyu carecía de experiencia en relaciones humanas complejas cuando fue seleccionada por Zhang Yimou para protagonizar este film, en el que ha seducido a propios y extraños y por el que logró el premio a mejor actriz en la Seminci de Valladolid. Shawn Dou es un joven alto y prodigioso que se mudó a Canadá siendo adolescente, pero que regresó a China para estudiar interpretación... y en cuyo camino se cruzó Zhang Yimou.

 

8 comentarios:

AlexCerati dijo...

Él se me hace extrañamente atractivo... tendré que ver la película.

Uno dijo...

Iré a verla Justo que estoy muy necesitado de amor.

senses and nonsenses dijo...

me encantaron Ju Dou y La linterna roja, pero hace mucho que dejaron de interesarme sus películas. ...las de saltimbanquis y dagas voladoras.
tb me encantó la actriz de Camino a casa. y estoy dispuesto a ver ésta, si tú la recomiendas, y por Shawn, que me viene muy bien para lo mío.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Esto si que es una entrada por todo lo grande, ya que acabo de aterrizar en tu blog y me encuentro con uno de mis directores preferidos.

El Deme dijo...

Tomo nota de la película china.
"Castilla" surge justamente el 15-9-del año 800 para definir las tierras que rodeaban el monasterio de S.Emeterio de Taranco (Valle de Mena, Burgos, hoy desaparecido) en el momento de su fundación. Antes a esas tierras se les llamaba Bardulia.

Justo L.C. dijo...

ÁLEX: Lo es, lo es..

UNO: Luego me cuentas

SENSES: Hacía años que no veía películas suyas, la última creo que fue Keep cool, muy moderna..

JAVIER: ¡Me alegro mucho!

DEME: ¡Bardulia! Muchas gracias por la información.

Un abrazo a todos

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, pues la voy a apuntar a la lista pero ya. Hay mucho cine oriental por ver, y muy bueno. Aparte de la última y polémica vuelta de Kim Ki-Duk, es increíble lo potente y bueno que ha salido el último cine coreano: Aunque el director tiene nombre de timbre: Lee Chang-Dong, ayer me ví una maravilla de este hombre, que se llama "Poetry"("Poesía"), mejor guión en Cannes 2010, protagonizada por una abuela, una señora mayor (una gran actriz surcoreana, que parece que en Cannes además casi eclipsó a la Binoche), que vive con su nieto, y que se mete a un curso de poesía en el centro cultural de su barrio. Es preciosa y tremenda, porque la anciana se evade de la realidad con la poesía, pero lo que le ocurre alrededor es tremendo. Y la interpretación de la señora es alucinante.
Es una señal que todos estemos viendo cine oriental, aunque es verdad que a mi también China me parece un país un poco raro, coincido con la opinión de tu amiga: Raro y sorprendente, desdeluego.
¡Besotes!

Justo dijo...

¡Adoro a Kim Ki Duk! Aun con sus excesos.

Poetry, sí, la estrenaron en España, en Madrid creo que en los Golem.. tiene que estar muy bien. Nombre de timbre, jaja..

Es un país muy raro, sí..