miércoles, 24 de junio de 2009

RICHIE HAWTIN: LAST NIGHT A DJ SAVED MY LIFE


Nos quedamos sin Sónar de Día por culpa de mi exceso de confianza -pensé que no se agotarían las entradas- y degustamos, eso sí, las dos noches estrella del festival, viernes y sábado.
El viernes fue descomunal.
Sobre Grace Jones escribiré mañana. Hoy me centraré sobre todo en Richie Hawtin, el afamado DJ -canadiense, afincado en Berlín- que sumió al personal que se hallaba en el Sónar Club en un trance colectivo.



CON EL MINIMAL HASTA EL FINAL
Me aferro a lo que queda de la corriente minimalista en todos los órdenes. No quiero barroquismo, ni más es más, en crisis eso es ordinariez. Ya sé que todo son ciclos, que se va y se viene, que lo uno compensa lo otro, que ahora que se mueve menos dinero se regresa al imaginario de la opulencia... pero no.

Casi toda la música electrónica que me ha interesado en estos años se mueve en esa tendencia minimal que me entusiasma, registros básicos secuenciados hasta el infinito, que ilustran sin embargo mundos enteros y sentimientos complejos... mi disco de cabecera ha sido el Tulsa for one second de Pulseprogramming...





((Estupendo vídeo grabado por Tommyrotundo, que refleja bien el aire que se respiraba durante uno de los solemnes crescendos de la sesión)).

Y en esa línea el maestro Hawtin se marcó una sesionaza a cuyo término ya nada sería igual para nadie. Hay que ser muy sutil para transmitir tanto con lo que en apariencia y para no iniciados no era más que la repetición incesante de un loop de percusiones. Sí, pero aderezado con mil y un motivos, revestido de ansiedad o de lujuria, de contención o desenfreno... el universo en cuatro trazos sonoros, lo que nos ha movido y mueve, la llamada tribal que nos lleva al delirio... Las Variaciones Goldberg de Bach versión XXI, a cargo de este sacerdote de las mezclas, que con su mano diestra nos mostró un catálogo sonoro de deseos, temores y expectativas.
Inolvidable.

OTROS DOS MINUTOS Y ALGO DE LA SESIÓN DE RICHIE HAWTIN EN SÓNAR 2009
(Imposible hacerse una idea con sólo esto, pero...)
Grabado por Seysist


PERDIDO EN EL ESPACIO SÓNAR
(Estrené modelito... ¿os gusta?)


((Me encantaron los distintos espacios del festival, en un recinto industrial de L´Hospitalet, al lado de Barcelona. El ambiente extraordinario, con muchísima gente llegada de toda Europa. El primer día muy espídico, aunque enseguida hubo bajones de toda índole, quizá por alguna remesa de sustancias en malas condiciones -¿por qué no se aborda de una vez la legalización de las drogas, para que la gente sepa lo que está consumiendo? ¿Por qué las autoridades no se dejan ya de hipocresías con la salud pública?-. El segundo día mucho más tranquilón, de puro agotamiento, pero delicioso igualmente)).








Muchísimos artistas a los que me quedé con ganas de ver, sobre todo a Vincent Gallo, a Jeff Mills, a Agoria, a Crystal Castles. Y en el Sónar Kids a Laurent Garnier o a Mala Rodríguez -¡pero es que había que entrar con niño, y no teníamos!-. Y otros que vimos y no sabíamos quiénes eran.

ORBITAL NO RECOGEN LOS PLATOS

No he sido nunca de Orbital, ni de Prodigy ni de Chemical Brothers, aunque la faceta intelligent de los primeros me atraiga. Pero aunque fuera por respeto o por solidaridad generacional había que estar presente en la actuación de estos veteranos que se niegan a recoger los platos de la fiesta y a que ésta se termine. Fue una actuación rotunda, contundente, a palo seco y a pelo, con miles de fans amontonados celebrando lo que fue -dicen, porque no conozco bien el repertorio- un greatest hits ininterrumpido y sin concesiones ni reproducción de imágenes suyas en pantalla, sí de proyecciones con palabras de connotación negativa y referidas a la degradación del planeta y de nuestras sociedades. ¿Celebración del mal o propósito de enmienda? Quizá simple afán descriptivo. No me dejaron mella, pero sí a la gran mayoría.

ANIMAL COLLECTIVE EN CLAVE SINFÓNICA

Llegamos un poco tarde y pensé que se trataba de otro grupo. No sé por qué, asociaba más Animal Collective a canciones breves, de corte entre indie y folk, ellos vestidos como para una revista de tendencias. Y me encontré con unos tipos de apariencia rockera acometiendo una larga sinfonía sin duda emparentada con los avatares sonoros de ilustres setenteros como Yes, Pink Floyd o Supertramp aderezado todo ello con fugas a lo Thom Yorke o recovecos björkeros. Nada que objetar, siempre me gustó ese estilo de búsqueda sofisticada. Pero no nos engañemos: ni han encontrado un camino original ni los Collective llegan a ser ni sombra de lo que fue un, pongamos por caso, Close to the edge de los Yes. Y es que los grandes del rock sinfónico, que luego fueron tan denostados, eran muy muy buenos...

Y MAÑANA: GRACE JONES, LA DIVA POSMODERNA CONMOCIONA SÓNAR


((Las fotos de Richie Hawtin y Grace Jones son promocionales, las de Orbital y Animal Collective de 20 Minutos y el resto mías)).

10 comentarios:

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

A juzgar por las fotos no sabe uno si estás en el Sónar de Barcelona o en el rabo de la sartén de la Feria de ALbacete. Bueno, los comentarios tienen miga: estás 'demasiao enterao' del asunto, Justo. No te pases. Pero muy bueno el testimonio y tu foto (la que estás de espaldas).
Un saludo.

Justo dijo...

Jaja, no es ninguna tontería, es un poco la Feria de Albacete, sí.. más ahora que Planeta Chanante es Universal. Y en Albacete, que no se le olvide a nadie, está el festival Mira una moderna y los grupos Putilátex y Borrachas Provincianas.

Bueno, ya sé que este tipo de música tiene más detractores que otra cosa..pero a mí me chifla, qué le vamos a hacer, y lo que siento es no entender aún más. Me parece un mundo apasionante.

(Y no estoy de espaldas en ninguna foto, so malo, que todavía no estoy tan calvo -aunque ya me queda menos, por eso enlacé con Calvos & Orgullosos).)

AntWaters Daza dijo...

Uoolitas, guapo festivalero.

Pues no he podido escuchar esa música, pero se ve taaaaan bien :)

Ohhh, no he escuchado nada de Grace Jones... la recuerdo de películas que probablemente tú ni mirarías :P

Besos musicales

pe-jota dijo...

Justito, Justito, Justito, perdona el diminutivo pero es cariñoso, lo sabes. Piensa que en los momentos de gloria del SONAR, todo esto se montaba en medio de Barcelona, la ciudad vibraba al ritmo del SONAR, era espectacular, ahora si te has dado cuenta casi ni hay publicidad, lo han llevado a tierra de nadie, y el ambiente entre la dirección y la alcaldía está de lo más enrarecido, sobretodo tras lo del año pasado y el hecho de que la dirección piense en dar carpetazo a Barcelona SONAR, lo cual ya sería el remate a la total incompetencia de una más que garrula clase política. Ando un tanto cabreado como puedes suponer, así que lo que importa es alegrarme de que disfrutarais, aunque fuera donde Cristo dio las tres voces y San Pedro perdió la gorra.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

No te enlaces con los calvos orgullosos de serlo: nunca lo están.

¿Qué pasa con La noche del cazador? ¿No te gustaba tanto Mitchum?

Un saludo.

Madame X dijo...

Glups... menudo reciclaje me estoy metiendo. La única que me suena es Grace Jones.

Totalmente de acuerdo con lo que comentas sobre las drogas. Pero, claro, si las legalizan se acabó el chollo. Unos viven de las drogas o otros de perseguirlas. Michel Foucault hizo una reflexión interesante a cerca de las drogas, las reivindicaba como fuente de placer. En una de las últimas entrevistas que le hicieron, decía lo siguiente:
"Debemos conocer las drogas, probar las drogas; producir buenas drogas, que induzcan placeres intensos. El puritanismo que reina en relación con las drogas - un puritanismo que obliga a estar a favor o en contra- es un craso error. Las drogas son parte integrante de nuestra cultura: igual que existe buena y mala música, hay buenas y malas drogas. E igual que sería estúpido decir que estamos contra la música, es estúpido decir que estamos contra las drogas."

Hala, ahí queda eso.

El Deme dijo...

¡Vivan los festivales de música y la gente valiente que se pasa horas de pie y en vela por escuchar los ritmos de sus artistas favoritos!. Oye, las fotos estupendas (las tuyas, nos ofreces miradas curiosas sobre la gente, aunque tiren latas de refresco al suelo y todo). Disfruta, Justo.

marichuy dijo...

Justo

Pues por lo que se mira... mal, no te la pasaste.

Un abrazo

senses or nonsenses dijo...

creo que alguna vez ya te lo he dicho, ni minimal, y de electrónica, poquito... si no hay rock'n'roll casi que ya prefiero una terracita. y jamás podría hablar de "una repetición incesante de un loop de percusiones... revestido de ansiedad o de lujuria, de contención o desenfreno... el universo en cuatro trazos sonoros, la llamada tribal que nos lleva al delirio... un catálogo sonoro de deseos, temores y expectativas". te cagas, jajajajaja.
esto es una crítica musical, y lo demás son tonterías.
ni con drogas, aguanto yo el Sónar...

esperaremos a tu crítica de Grace Jones, que ésta sí me apetece mucho saber qué te pareció. pero me parece muy bien el luto que estás guardando a Michael.

un abrazo.

Justo dijo...

Qué buena reflexión de Foucalt, si es que somos unos pos-foucaltianos cualquiera.

Un poco solemnes, sí, los comentarios, me ha ha horrorizado verlos así, a palo seco, jaja.. pero es que fue una experiencia mística, Senses.

Grace, muy pronto; aunque el luto seguirá por mucho tiempo.