lunes, 2 de noviembre de 2009

JOSÉ LUIS LÓPEZ VÁZQUEZ, ESE SEÑOR DE NEGRO


Le recuerdo mucho con Saura, en La prima Angélica (1972), un papel emocionante, donde revalidó su estirpe de grandísimo actor, que ya había quedado patente un año antes en Mi querida señorita, de Jaime de Armiñán. Ahí, haciendo de mujer-hombre, se dejó la piel, se lo jugó todo a una carta que resultó ganadora, gracias a la verdad que transmitían sus ojos tristes. Antes, durante y después, papeles solventes de cómico a lo Hermanos Marx hispano con Berlanga, o apariciones en los clásicos de Martínez Soria, incluido el bombón de El turismo es un gran invento. Y, también en el 72, el bombazo internacional de La cabina, producción futurista de Antonio Mercero para la TVE.


Dicen que él era el prototipo de los españoles de los primeros 70, con su colega Alfredo Landa, y como después lo fueron de otras generaciones Antonio Resines o Juanjo Puigcorbé. Representó a la perfección papeles patéticos, de calzonazos, de hombre gris o mediocre, superado a menudo por las circunstancias, asustado por el progreso, reaccionario y demasiado precavido, el típico tipo que hace las cosas por la espalda. Pero qué tendría este grandísimo actor que, al tiempo que nos mostraba los estereotipos de lo peor de un molde determinado de compatriota -en realidad, es un personaje trasladable a cualquier otro país- siempre dejaba asomar -aunque no figurara en el guión- algo también de lo mejor de la especie humana: la inocencia reincidente, el gesto asustado de quien siempre perdona, la ternura y la piedad en sus ojos huidizos, el humor socarrón que hace del vicio virtud en tiempos de penuria. El hombre modesto y discreto, el don nadie que a nadie ofende.

((He hablado antes de películas, pero lo cierto es que recuerdo sobre todo a este genial actor que nos ha dejado por su serie televisiva del 75-76 Este señor de negro, de Antonio Mingote. De hecho es pensar en él y acordarme de la musiquilla simpática de este programa que salía los miércoles. No sé si antes o después emitían el documental Los ríos, cuya música también tarareo al dedillo. Ya véis, ahora no tengo siquiera televisor, y tan feliz)).

JOSÉ LUIS LÓPEZ VÁZQUEZ, ACTOR (Madrid, 11 de marzo de 1922 - Madrid, 2 de noviembre de 2009)

16 comentarios:

pon dijo...

A mi siempre me pareció hasta el final un señor sacado de la más cruda posguerra. Con Mi querida señorita y con La cabina hizo dos interpretaciones que dejaron claro la estirpe de grandísimo actor en que compartía sillón con Olivier, Tracy, Gassman, Fonda.
Pero en El pisito, Atraco a las tres, Plácido.........qué grande.
Otro hueco en el alma y en el paisaje. Tristísimo hueco.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Para ser una entrada realizada con la inmediatez del mazazo de la noticia, y haberla escrito casi simultáneamente, has escrito un texto de nota y más que de nota (no por tener ochenta y tantos, nos acostumbramos a que desaparezcan seres tan apegados a nuestro imaginario colectivo, a nuestra vida cotidiana...a todo y a tanto, como Fernando Fernán Gómez).
Estoy completamente de acuerdo con Pon, es un señor de la más cruda postguerra, que hace simplemente magia, sacándose esos personajes de la nada...un actor de raza, como Gassman, como Olivier...Un actor que nace con ésa vocación.
Está todo el mundo hablando de sus inmensos personajes, y de ese tipo de personaje que sólo él creo (ese ser acomplejado persiguiendo suecas en pelis alimenticias...como era alimenticio el momento para todos los españoles...) y tiene él aún más valor. Mi padre se grababa lo de "ése señor de negro" y le encantaba...No los he visto enteros, pero tengo algún vídeo, y bueno...qué actor...
Pero es que además, creo que a Armiñán, le nominaron varias veces al Oscar a mejor peli extranjera (dos ó tres, si no recuerdo mal), y muchos académicos de Hollywood propusieron nominar a López Vázquez al mejor actor, en cuanto vieron "Mi querida señorita" (parece que los estatutos de los Sindicatos americanos lo prohibían, porque era un papel que no era en lengua inglesa, y una película y un actor extranjeros)...Pero John Huston, y otros académicos, intentaron conseguir una nominación y todo, porque se quedaron petrificados al ver su interpretación.
Yo hoy, me he dado cuenta de que soy un privilegiado, al leer lo que están contando de él en los blogs y en los periódicos; porque está todo el mundo comentando que si sus mejores papeles, que si las pelis alimenticias...Y se olvidan de algo que ha recordado Pon, al compararlo con Olivier...
Algo que sólo tenía también Fernán Gómez, y que tienen muy pocos, pero muy pocos actores (de cine)...y es que era también un excelente, estupendo, impresionante actor de teatro.
Ahí es cuando me he dado cuenta de que he sido un privilegiado, porque gracias a mi afición, ahora puedo decir que, no sé, le he visto cuatro o cinco veces encima de los escenarios, y tal vez, eso ahora ya sea (claro), un recuerdo mítico. No sé si fue en el Marquina, ó en el María Guerrero. Recuerdo una de las veces que le ví, hacía de pareja de Julia Gutiérrez-Caba, en una obra que se llamaba "El Manifiesto" de Brian Clark. Yo era un chavalillo, y estaba a dos filas de ellos...
Era una obra inglesa, sobre una pareja, de edad mediana, que leía periódicos, y las discusiones que tenían en la intimididad del hogar...
Cuando yo digo que si hay algo bueno que tiene el ABC, es su crítica de teatro y de literatura, fuera de su tendencia política, por algo es...porque es el único medio en el que encuentro noticia de esa hoy mítica representación (en su hemeroteca), para los muy eruditos, en pdf...
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1988/02/20/084.html
Descanse en paz, excelente genio y milagro, del cine y del teatro, más genial aún, si salió y surgió de una época gris, que mira que es difícil. Me he quedado tan triste como si hubiera perdido a un familiar, y no estoy seguro de que no haya sido así...
Besotes.

combatientes70 dijo...

Mis recuerdos de este actor están asociados a tardes de tele y cine con mi abuela... a ella le gustaba el cine español de toda la vida... y gracias a ella degusté un cine que seguro hubiera pasado desapercibido por mí: descubrí a él, a amparo rivelles, a aurora bautista... no sé cuantos y cuantos... hoy él se reúne con ella... tal vez la saque a bailar... mi abuelo por lo visto era un soso... y mi abuela cuando le entro el principio de alzheimer, se atrevió a decirle lo que nunca le dijo y le recordaba lo mal que bailaba, espero que Vázquez le alegre la vida allí donde esté.

Adolfo dijo...

El cine español se muere. Ves a los actores de hoy en día a un lado, y al otro, a monstruos como José Luis López Vázquez y... eso, que el cine español está a punto de quedar como un bonito contratiempo sumido en un "nanosegundo" temporal.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Una entrada muy emotiva. Y merecida. Se nos fue un señor muy amargado, perdimos un gran actor.
Saludos.

El Deme dijo...

Me acuerdo perfectamente de Este señor de negro, con esos planos de los soportales de la Plaza Mayor de Madrid, y la pesadilla que fue para toda una generación de españoles La cabina (algo que, por cierto, ya no existe). En 2004 filmó con Juan José Campanella Luna de Avellaneda, en un papel repleto de nostalgias. Mi querida señorita es, tal vez, su papel más arriesgado que supo llevar con una dignidad valiente. Con Gracita Morales, con Concha Velasco, en los tinglados de Mariano Ozores, en sus películas de Saura, único, mágico, cercano, uno de los nuestros...

dvd dijo...

Estoy muy de acuerdo con eso de que se va muriendo ese cine español, y mucho más porque no resiste comparativa alguna con este famélico cine sin intérpretes de peso que nos toca sufrir ahora... Grandísimo actor, enorme...

TUT dijo...

¿ Como podríamos hablar del cine español de los últimos cincuenta años sin José Luis López Vazquez ?, un actor insustituible, ya forma parte de nuestra historia más reciente. Nunca lo olvidaré en la angustiosa producción de " La cabina ", sencillamente sensacional.

Has escrito un buen post.

Un abrazo.

pe-jota dijo...

Qué quieres que diga, tal vez mi comentario llega un poco tarde y las defunciones vividas me han dejado un tanto triste, sabemos que hemos de morir, pero en tan poco tiempo hemos sufrido pérdidas que nos han iluminado, cada una a su manera, López Vázquez, Ayala, Lévy-Strauss, nombres insignes que se van sumando a una lista de personas que han conformado el sentir, el ver y el entender de nuestra generación, y que ahora vemos como se desvanecen, y esa terrible sensación de envejecimiento, de tiempo empieza a apoderarse de uno.

Justo dijo...

Qué más cabe decir.

Que me hubiera gustado verle en teatro como tú, Ripley. Este año vi la Muerte de un viajante en el Teatro Español. Interpretada por él tuvo que ser... ese papel le venía como anillo al dedo.

Abrazos

Uno dijo...

Lo hizo todo y todo lo hizo bien. Lo bueno y lo malo. Al día siguiente de la ceremonia/homenaje donde le dieron el Goya me lo encontré viajando en el metro. Impecable de abrigo y sombrero. Iba tan serio que no me atreví a felicitarle. Imponía.
Un hombre pequeño. Un enorme actor.

fritzio dijo...

Saludo y pésame, amigos. Poco familiarizado con su filmografía y su quehacer (esa Muerte de un Viajante es, de entrada, envidiable, para quienes no podremos saber mucho de ella), pero su imagen, para alguien de este lado del atlantico si fue, en muchos modos, inolvidable. Presencias asi ya no hay muchas, en cualquier latitud.

Cabriola dijo...

tuve la oportunidad de verlo en la penúltima función de teatro qeu hizo junto a Alexandre y a Agustín González antes de q este último muriera y la verdad es que recuerdo cómo se me ponían los pelos de punta de escucharlo en uno de los monólogos finales de la obra...fue impresionante !!

algo para contar a los nietos...

senses or nonsenses dijo...

el otro día vi un capítulo de Este señor de negro, que apenas recordaba, diciéndole a florinda chico: "es ud. un monumento del barroco español", como sólo él podía decirlo. tb le encuentro entrañable en El turismo es un gran invento, a pesar de paco m.soria, incluso.
La cabina hubiera sido el mejor homenaje, pienso yo...
lo he sentido mucho. junto a fernán-gómez, el más grande.

un abrazo.

Cabriola dijo...

creo que otro de los grandes, qué digo grandes... INMENSOS, que se irá tristemente sin pena ni gloria ,mediáticamente hablando, será Sazatornil "Saza"
Es una pena lo poco que se aprecia el producto interior en España...

Cabriola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.