sábado, 27 de octubre de 2007

CRONENBERG Y MORTENSEN, ¡QUÉ PAREJA!


Escucho esta mañana en la radio que se abre un blog cada tres segundos, y que el panorama bloguero global es ya como un bosque de hojas que nacen muertas. Nada de eso me desanima, me encantan las hojas muertas del otoño, y por eso aquí me tenéis otra vez con los últimos estrenos que he visto; mañana parto a Lisboa, con melancolía, que es el estado ideal de ánimo para aterrizar allí.


EASTERN PROMISES, de David Cronenberg, en los cines Ideal Yelmo Cineplex. Con Vigo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel, Armin Mueller Stahl. Para mí, fabulosa. Los fans de Cronenberg estamos de enhorabuena, porque sin renunciar a su esencia no deja de ampliar su punto de mira, y cada película es una nueva gozada, y siempre una sorpresa. Pero en esta historia de mafias rusas en Londres que poco tiene que ver con las habituales cintas de este género sobresale especialmente Vigo Mortensen : está memorable, único, inabarcable y todos los demás epítetos que puedan caber, yo apuesto a que su interpretación será para los dos mil lo que fue la de Robert de Niro en los setenta con Taxi Driver. Qué actorazo y qué director. Por su parte, Naomi Watts puede presumir de contar con el currículo femenino hollywoodiense más exquisito, Vincent Cassel borda su papel canalla y Armin Mueller Stahl vuelve a interpretar un personaje de su habitual perfil: el criminal refinado que nos aterra.

SATURNO CONTRO, de Ferzan Ozpetek, en los cines Renoir Princesa.

Con Stefano Accorsi, Margherita Buy, Pierfrancesco Favino, Luca Argentero, Ambra Angiolini, Serra Yilmaz, Ennio Fantastichini, Isabella Ferrari, Filippo Timi, Michelangelo Tommaso. En España se ha estrenado con el título de No basta una vida.


El director de Hammam, el baño turco y La ventana de enfrente abunda en ese género que tanto gusta a los italianos, el de los retratos corales y generacionales, normalmente desencantados aunque se suela dejar abierta una ventana a la esperanza. Aquí, con el marchamo gay que es marca de la casa y con momentos emocionantes -otros muy previsibles- seguimos la evolución de una familia alternativa compuesta a base de amigos -tan común hasta ahora a las personas homosexuales, para compensar el habitual rechazo de padres o hermanos-, cuando de sopetón han de enfrentarse a la muerte. Stefano Accorsi continúa con su especialidad, la de treinta-cuarentañeros de buen ver en crisis matrimonial, crisis que se antojan demasiado dramáticas para los tiempos que corren. Muy bella la última imagen, con la mesa de ping-pong vacía y el mar al fondo.

NATURALEZA MUERTA, de Jia Zhang-ke, en los Golem. Mucha polémica ha generado en las bitácoras de cine esta película china que ganó el máximo galardón en Venecia, y cuyo director se ha convertido en algo así como la alternativa al oficialista Zhang Yimou. ¿Obra maestra o bodrio insufrible? Lo segundo desde luego no, lo primero para mí tampoco.

Es una película tristísima que narra con pulcritud y con una fotografía fascinante y monocorde las extremas condiciones en que vive y se desarrolla la mayor parte de la población de la China actual, con la metáfora de la transfiguración del paisaje y del desarrollismo capitalista como telón de fondo: aunque como decía Tolstoi el ser humano se adapta siempre a las condiciones más extremas, sobre todo si ve que esas condiciones son las mismas que sufren la mayoría de sus congéneres. Por eso los personajes de la película transitan por sus terribles avatares con la mayor resignación, sea su destino morir en la mina o ser vendida al mejor postor.


¡VIVA CLERKS!.- Se me escapó Les témoins, de André Techiné, y bien que lo siento: no esperaba que fuera a durar tan poquísimo en cartel.
En DVD vi Las vidas de Celia, de Antonio Chavarrías, con Najwa Nimri, Luis Tosar, Daniel Giménez Cacho y Álex Casanovas, que me pareció flojísima, y de la que sólo salvaría las escenas surrealistas de Najwa en la cocina: ¿por cierto, de verdad cree el director que todos los hombres son psicópatas, tarados, criminales o cobardes integrales?
Y revisión en la tele de Clerks, la maravilla absoluta de Kevin Smith, punto de partida y referencia obligatoria para todos los freaks que en el mundo somos y queremos seguir siendo.

2 comentarios:

GMANfull dijo...

Muy bueno y simpatico Viggo lo vi en el ritz carlton de santiago en la conferencia de prensa de Alatriste es guapisimo y re buena onda

Justo dijo...

Sí que lo es. Yo no me había fijado en él hasta ahora, y debo reconocer que he perdido el tiempo. Un abrazo