viernes, 12 de julio de 2013

¡OH, MARE NOSTRUM! (EN ISRAEL, I)

 NAZARETH



Ayer llegamos al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. Israel en estos momentos me es providencial. Además, superado hace nada mi apasionante curso de historia y filosofía de las religiones, se aparece como un imperativo categórico. Llegué como dopado, mas fui despertando con vistas familiares. Mediterráneo puro. En Tiberíades hemos bebido agua del lago, la que sale por el grifo. Por la mañana nos desayunamos en Cesarea, la ciudad ideada por Poncio Pilatos, ahora cambiadísima. Tras la soberbia panorámica de Haifas y la subida nada menos que al monte Carmelo, que nos ha pasado desapercibida, ya que no percibes que estás ahí, te azota la primera emoción profunda en Nazareth: sencilla, sensual como los primeros tiempos debieron serlo. Y kitsch hasta decir basta. Lugares santos o legendarios, reverenciados más allá de la Historia, como el taller del carpintero José -hay que imaginarlo mucho, porque se edificó una iglesia ahí- o la estancia donde la tradición dice que el Ángel se apareció a María. El latido multicolor, alucinante, de la Basílica de la Anunciación. Caná atisbada desde el bus, ¡increíble! Mañana vamos para allá. Os contaré.




CESAREA



Estrenando camiseta Lost...

HAIFAS






TIBERÍADES
Jugando al ahorcado

El chico de los caballitos

Un gatuco al sol







En la Basílica de la Anunciación


 ¡CANÁAAAA!

7 comentarios:

AntWaters dijo...

Yo si fuera allá, el único conocimiento que podría aplicar es la de tanto turco que he visto en películas sin nombre :)

Te veo muy con la tendencia, esos auriculares; y muy guapo (aunque la cultura la verdad que te desmerece, no sé; yo me pasaría el verano quitando libros de las manos de la gente en edad de casarse. Una edad que ya no tiene límite, ni de un lado ni de otro; claro que aquí bien poco libro voy a quitar.

Este comentario no te lo cobraré

besos

Justo dijo...

Pues deberías hacerlo... me encanta.

Muy con la tendencia, jaja.. claro, eso siempre.

Un besazo

Uno dijo...

Ese lado kitch ha despertado en mi un impensable interés por viajar a esas tierras tan sagradotas.
Algunas fotos muy bonitas. No olvides las palabras de nuestro señor y deja que los madridistas se acerquen a ti.

Un abrazo

Javier Arnott Álvarez dijo...

"nos desayunamos en Cesarea, la ciudad ideada por Poncio Pilatos, ahora cambiadísima", no ya, espero, bueno el tiempo pasa, es lo que tiene.......

Justo dijo...

Jajaj.. sí, así es, Javier.

Te gustaría mucho, Uno.

senses and nonsenses dijo...

¡qué guapo estás con la camiseta de Dharma!

un besazo.

Justo dijo...

¡Gracias! ¿A que es mona?