domingo, 25 de marzo de 2012

PORTRAIT OF JOHN WAYNE AS A YOUNG MAN





Hay un momento en que nos damos cuenta de que ser una persona mayor no es una categoría inmanente. De que nuestros padres, por ejemplo, no nacieron así: no es que dudáramos que hubieran sido jóvenes, pero de repente sentimos que de verdad lo fueron; aunque para eso hace falta detenerse, por un momento, en un pliegue del tiempo.
De John Wayne conservamos una misma y repetida imagen. Él estuvo siempre ahí, y cuando empezó el Universo seguro que sabía ya todo: cómo comportarse -aunque le conociéramos vulnerable en algún momento, y sobre todo al final, de The searchers-, cuál era el bando correcto... Este jodido padre -como lo calificó una vez Maruja Torres- era duro de pelar, de una pieza y poco conmiserativo.
Por eso me ha gustado indagar en el pasado y descubrir y mirar a un John juvenil, todavía haciéndose. Ingenuo, ilusionado. Adorable.





JOHN WAYNE AS A YOUNG MAN



13 comentarios:

AntWaters dijo...

Pues me da que yo no tenía ninguna imagen de él; ni mayor ni joven... me pasa con cantidad de cosas.

Ahora que me has excitado con "inmanente", que hasta he tenido que buscarlo en la rae. Pero de todas formas siempre había sospechado que lees :P

Besos; que aprender aprendemos, ¡aprendemos!; que hay algo que no varía, también... este comentario tampoco te lo cobro

AlexCerati dijo...

¡Qué raro se ve! Y extrañamente atractivo en "Big Trial".

Hay algo en él que como que nunca me ha terminado de gustar. Aunque algunas de sus películas me gustan.

AntWaters dijo...

Oh, Justo, vuelvo de nuevo, además de por el placer de reencontrarte, parte por tu encanto y parte por mi poca cabeza... para preguntarte, exigirte, tu opinión de "amolap", el último disco de Paloma San Basilio... me dirás que la pobre está esclarecida jajajaja.... que un poco comencé a entender cuando alguien me dijo que es que su hija se ha metido a productora musical, y de ahí que Paloma aceptara a meterce... ¿tú has oído el single que parece que canta desde los adentros de un pozo?

Es que el otro me lamentaba yo de que Massiel no volviera, y ahora que pienso que por qué Paloma no se estaría quieta... no sé yo si Massiel no tendrá razón.

Besos

Florestán dijo...

Que bello!!!!
El paso del tiempo es de una crueldad infinita... a veces...

Feliz Lunes
Besos

senses and nonsenses dijo...

está muy guapo en las imágenes de The Big Trail. no me gustó hasta ya mayor, porque desde niño se me quedó grabada una imagen de The searchers. hay un mmto. en el que da una patada a una india que sale rodando, y aún me duele. mucho mejor trataba a Dallas en La diligencia. en El hombre tranquilo tb estaba adorable.

un abrazo.

Uno dijo...

Ese personaje de hombre de una pieza tan sobradísimo hizo que me cayera mal casi desde siempre. Claro que cuando empecé a ver sus pelis ya era mayor. O a mi me lo parecía.
Eso no quita para que haya visto El hombre tranquilo unas 200 veces.
Para mi el gran momento de Wayne en el cine es cuando en la versión americana de La jaula de las locas, Nathan Lane imita su modo de andar.
Un abrazo, estupenda entrada.

C. Noodles dijo...

Hola Justo.

La inocencia que trasmite su juventud no tiene nada que ver con ese poso de amargura y de madurez de sus últimos trabajos.

Podemos discutir su ideología pero lo que no podemos negar es el pedazo de actor que era y un icono único e irrepetible.
A mí me encanta.

Un abrazo

Arion dijo...

Muy buena selección de imágenes, aunque la expresión del rostro en la última foto me ha dejado curioso.

Justo dijo...

ANT: ¡Claro, te leo a ti! Jaja.. inmanente es una palabra muy expresiva. Y pagaría por tus comentarios, ya lo sabes.

Y de tus requerimientos sobre Amolap te diré que los voy a cumplir tan a conciencia que hasta dedicaré en breve un post al evento. Jaja.. desde los adentros de un pozo, sí.. mi Ant.

ALEX: Sí, en The big trial está irresistible. Eso que dices nos pasa a casi todos, creo, se da una mezcla entre atracción y repulsión..

FLORESTÁN: Bello, sí.. y ahora estamos en la estación que más nos sensibiliza sobre el paso del tiempo..

Abrazos a todos

Justo dijo...

SENSES: En La diligencia es todo un caballero. Es un pedazo de actor, incuestionable.. de esos actores que en sí mismos son un género del cine.

UNO: ¡Madre mía, yo sólo la he visto una -o dos- veces! Me has picado la curiosidad con lo de esa escena de La jaula de las locas, que no he visto en versión americana.

C.NOODLES: Totalmente de acuerdo; a mí también me encanta.

ARION: ¿A que mola esa foto? Jaja..

¡MUCHOS BESOS A TODOS!

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Muy interesante entrada, porque propone un doble juego. O yo lo he visto así: Cómo nos afecta el paso del tiempo...Y veo a ésos niños de ahora mirándome ya casi como a un mayor, e intento ver a su vez a antecesores míos, nuestros, de niño, ó su recuerdo, como si no tuvieran cuarenta ó más y no los imagino: Excepto haciendo un ejercicio de relatividad, o viendo imágenes suyas...
Decía Carlos Saura que las fotografías son terribles, porque "matan", detienen el tiempo: Captan un momento que pasa, y que no se vuelve a repetir...A veces lo creo así.

En ese sentido, en algunas fotos Wayne aparece juvenil y atractivo...La persona, claro, distinta del actor: probablemente muy, muy conservador, demasiado republicano, que en Estados Unidos significa demasiado carca y puritano: En ese sentido no me cae excesivamente bien, porque se alineó con Reagan, y participó activamente a favor del MacCarthysmo ó "Caza de brujas": Hay quién dice que fue delator, hay quién no, pero fue una época muy convulsa.

Parece que él salió y se hizo muy conservador, porque su familia no lo era para nada...pues su origen era bastante humilde. Tampoco en sus inicios debía ser tan conservador, porque se inició en el cine, -dicen las malas lenguas-, acostándose con la actriz Clara Bow, pues era un fornido jugador de rugby, y empezando a llevar peso y mudanzas, de decorados para los estudios...Lo que le llevó a empezar con pelis de "Serie B": Desde entonces no paró. También le recordamos mayor, porque su reconocimiento fue muy, muy tardío: Pasaron cuarenta años desde que empezó, hasta que le dieron el Oscar en 1970 por "Valor de Ley": "The Duke" Tenía sesenta y tres años, es un triunfo y un estrellato más bien tardío...

¡Besotes!

Javier Arnott Álvarez dijo...

Sí se nos fija una imagen en la cabeza y cuesta deshacernos de ella, es una forma de anular una vida y quedarnos con un retazo, como si todos nos quedáramos congelados, es bueno recordar que como vamos cambiando a lo largo del tiempo.

Justo dijo...

RIPLEY: Me ha seducido esa imagen de fornido jugador de rugby que traslada cajas para los estudios y se lleva a la cama a Clara Bow.. si hay que detener una imagen en el tiempo, que sea esa, jaja..

JAVIER: Sí, lo malo es que no podemos elegir el retazo que nos congelan.

¡Besos a los dos!