miércoles, 18 de julio de 2012

`THE MISFITS´, IMPRESIONANTE...



No había visto hasta ahora The misfits, la que fuera última película tanto de Marilyn Monroe como de Clark Gable -que moriría de infarto unos días después- y una de las últimas de Montgomery Clift, ya en la etapa post-accidente de su carrera. Mi amigo Jesús, muy fan de Marilyn, me comentó que se trataba de su mejor película, y Ripley me advirtió de que fuera preparado emocionalmente, por la enorme carga de la película.

Sucede a veces que cuando se visiona algo con demasiadas expectativas, estas no se satisfacen del todo. Pero no ha sido ese el caso en absoluto. De hecho, prácticamente desde el comienzo asistí a la proyección -en el Círculo de Bellas Artes- con un nudo en la garganta, absolutamente enfrascado e impactado por lo que estaba viendo, en lo que fue una especie de tour de force sensitivo y emocional -efectivamente-, que me dejó tocado. Ya no es solo el poder contemplar en la pantalla grande a esos mitos de la escena, que me pareció brillaban -en la debilidad de sus personajes- como nunca, sino todo el texto filosófico de Arthur Miller -que se separaba por entonces de Marilyn-, la belleza de las simbólicas imágenes, la tristeza de las generaciones que solo en apariencia quedaron indemnes tras la guerra.

Se cuenta que John Huston estaba tan alcoholizado durante el rodaje que a veces llegaba hasta dormirse; y que el día que apareció más sobrio fue precisamente el que estaba más borracho -en un esfuerzo titánico por que el equipo no se diera cuenta-; que Clark Gable, empeñado en no tener dobles, hizo un esfuerzo físico extraordinario que le llevó a perecer unos días después; que Marilyn estaba ida y absolutamente narcotizada -de hecho se la ingresó en un hospital durante dos semanas-; que Monty superaba sin embargo a todos en niveles de alcoholismo -y también que el día que murió unos años después televisaban The misfits, y le preguntaron si quería verla, a lo que respondió con un tajante Absolutely not-.

Quizá esa vulnerabilidad extrema de los actores -y director- que interpretan a personajes que se hallan efectivamente al límite sea lo que confiere a esta película que fue un fracaso comercial ese carácter tan especial  y delicado. Porque sientes que lo que estás viendo en pantalla es verdad de alguna manera... Clark Gable aquejado de vejez y sin aceptar a la Muerte que ya llamaba a la puerta; Marilyn grandiosa en su inconsolable desamparo, en la deriva que ya no tenía solución, más sola que nunca; y Monty consumido prematuramente, gastada su memorable belleza y en una espiral imparable de fracasos y adicciones. -También brillan los otros actores, como la entrañable Thelma Ritter y el sobrio Eli Walach, cuyos papeles son importantísimos-.

Hay escenas gloriosas en su delicadeza, que me producen congoja, por su belleza, por la forma en que subrayan lo insignificantes que somos, y lo que nos necesitamos unos a otros... la casa en mitad del campo, y el escalón que Marilyn instala subiendo y bajando una y otra vez, para sentir por fin que pertenece a un lugar en el mundo...; el baile en esa misma casa la primera noche, y cómo Marilyn, bellísima, se emborracha y tambalea y sale al exterior y se agarra a un árbol...; toda la larguísima escena de la caza de los potros, tan preñada de significaciones...

The misfits es una película única en su singularidad y tristeza, radiante sin embargo porque los seres que retrata son luciérnagas con el alma incandescente... nunca me alegraré lo bastante de haber ido el domingo a verla, en pantalla grande, al Círculo de Bellas Artes.

THE MISFITS (1961), una película de John Huston con Clark Gable, Marilyn Monroe, Montgomery Clift, Thelma Ritter y Eli Walach. Fue estrenada en España como Vidas rebeldes y en Hispanoamérica como Los inadaptados.

TRAILER ORIGINAL DE `THE MISFITS´

12 comentarios:

Uno dijo...

Jo! la ultima sesión fué el día 15. Con lo que me hubiera gustado verla en un cine como es debido. Qué envidia infinita. Tengo que prestar mas atención a la programación del Bellas Artes.

Un abrazo

Arguifonte dijo...

Suscribo todo. Si me tuviera que quedar con una escena es la de ella abrazada al árbol. No era muy fan de ella, más bien escéptico por tanta iconografía que la rodea pero fue verla en pantalla grande y caer rendido a pies.

AntWaters dijo...

ohhh, pues yo no la había visto, ni sabía que Clark murió de un infarto : ( Creo que nunca lo he visto en otro papel que no fuera el de capitán Butler.

A ver si la veo, en pantalla chiquitita, aunque sea. Yo también creo que hay momentos en que el actor pasa de alguna manera por lo mismo que el personaje.

Me ha venido a las tejas un fragmento del diario de la Woolf, donde contaba precisamente eso, cómo mientras estaba escribiendo una escena de "los años", en la que la protagonista no aceptaba un premio, a ella le intentaron dar el doctorado en letras.

Oye, no has contado nada del argumento :O !

besos

Sergio dijo...

Bueno, a mi me da hasta un poco de vergüenza comentar este post porque debo admitir que soy casi un “analfabeto” en cine clásico, mientras que veo tú tienes bastante idea. Aunque reconozco que con la emoción y entusiasmo que desprende tu artículo, hasta me han entrando ganas de verla a mi también. Supongo que nunca es tarde para empezar a “culturizarse”...

Por otro lado, aunque más o menos ya conocía los detalles “escabrosos” de la vida de Marilyn, me ha sorprendido muchísimo eso de que la mayoría del reparto, director incluido, estuviesen actuando bajo el efecto de alguna “sustancia”... Qué triste ¿No crees? Estrellas que prácticamente lo tenían todo (fama, dinero, etc.) y, sin embargo, que fuesen tan desdichadas para llegar al punto de autodestruirse a sí mismos. Quizá por eso la película resulta tan realista y desgarradora, no tuvieron que hacer demasiados esfuerzos para meterse en la piel de sus personajes.

En fin, gracias por tu comentario… ¡Y no te creas todo lo que Carmita dice de mi! XD Un saludo.

AlexCerati dijo...

Fíjate que nunca la he visto. Creo que cuando era adolescente (y no apreciaba el cine clásico!) la pasaron en la tele y decidí no verla. Ahora me arrepiento.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Es una de tantas asignaturas pendientes que tengo.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Emocionalmente es para verla descansado, y compruebo con alborozo que eso hiciste:-).

Es un retrato perfecto, lo suscribo. Curiosamente fue un fracaso cuando se estrenó, no la entendieron bien, pensaron que a Huston se le había ido la pinza con el "Arte y Ensayo"...
La escena de la caza de los potros, madre mía...

Es posible que sea el mejor papel de Marilyn: está que se sale. Huston iría puesto de destilerías un poco, pero tenía que controlar a Marilyn, y decía que, bueno, normalmente, llegaba dormida tres horas o cuatro después de la hora pactada, y había que ponerla de cafés hasta arriba. Para rodar eso hay que ser un poco cabrón, -en plan genio-, y Huston era el cabroncete necesario -genial-, para reunir a todos esos mitos, y hacerles creer que estaba en realidad rodando otra cosa para ensalzarles, y en la historia hay bastante de los tres actores.
Decía que a Marilyn le pasaba eso (que llegaba grogui y lo de los cafés), pero luego decía: "Entre esas 12 veces que llega ocho horas tarde, y está que no se entera, suele haber una, cada dos semanas, sólo una, que llega en punto al papel, incluso cinco minutos antes que los técnicos y que nadie, en la que no le tengo que explicar nada, y me clava todas las escenas, y entonces es cuando la grabo."

Entre eso y que Monty, como decía Capote, empezó con paranoias, y coincidía, que habitación de hotel en el que se alojaba, espejo que se le rompía...Debieron acabar todos como en un balneario al final, incluído el director.
Pero es una pasada verlo y disfrutarlo.

¡Besotes!

Justo L.C. dijo...

UNO: Conviene echar un ojo a la programación del Círculo, sí, y no sólo en cine..

ARGUIFONTE: Toda la escena de la llegada a la casa y el baile es maravillosa.. y ese remate naturista del árbol es lo más

ANT: Me encanta cómo siempre vuelves a tu Woolf -o a Doris Lessing-.
El argumento casi es lo de menos, Ant, son tres seres a la deriva, que necesitan ser amados.

SERGIO: Bueno, yo a Carmita la tengo muy en cuenta, pero te haré caso.
Estoy encantado de que pases por aquí, reguapo, y en cuanto a lo de culturizarse, yo creo que eso no es más que tener curiosidad, y tú ya la tienes y además escribes super bien, así es que no seas modesto, jeje.

Un abrazo fuerte a todos

Justo L.C. dijo...

ÁLEX: Siempre estás a tiempo, ahora en internet es más fácil..

JAVIER: Yo también la tenía hasta hace unos días..

RIP: Tú me preparaste de alguna manera para la sesión, con lo que me dijiste.. todas las vicisitudes que se cuentan del rodaje son increíbles...

Un beso grande a todos

senses and nonsenses dijo...

superb!
la peli, y el post. te aplaudo.
50 años huérfanos sin Marilyn. un excelente homenaje ahora que se acerca el aniversario de su desaparición. siempre pongo como ejemplo esta película cuando alguien comenta que MM no era buena actriz, una buena comedianta si acaso.
y con Thelma Ritter, oh, la adoro tb.

senses and nonsenses dijo...

jo, yo no la he visto en pantalla grande. a ver si llega por aquí. que últimamente estamos de enhorabuena: hace unos días vimos Centauros del desierto, y casi me corro de gusto.
el Cine es en pantalla grande, lo demás es ver películas...

Justo L.C. dijo...

Centauros.., jaja.. mi ex tenía devoción por ella, la he visto mil veces, y de todas las formas posibles..

Marilyn es divina.. y en pantalla grande impresiona como tal.