jueves, 24 de junio de 2010

¡QUÉ LEJOS POR MARES, CAMPOS Y MONTAÑAS!




¡Qué lejos por mares, campos y montañas!
Ya otros soles miran mi cabeza cana. Nunca fui a Granada.
Mi cabeza cana, los años perdidos.
Quiero hallar los viejos, borrados caminos.
Nunca vi Granada.

Dadle un ramo verde de luz a mi mano.
Una rienda corta y un galope largo.
Nunca entré en Granada.
¿Qué gente enemiga puebla sus adarves?
¿Quién los claros ecos libres de sus aires?
Nunca fui a Granada.


¿Quién hoy sus jardines aprisiona y pone
cadenas al habla de sus surtidores?
Nunca vi Granada.

Venid los que nunca fuisteis a Granada.
Hay sangre caída, sangre que me llama.
Nunca entré en Granada.

Hay sangre caída del mejor hermano.
Sangre por los mirtos y aguas de los patios.
Nunca fui a Granada.

Del mejor amigo, por los arrayanes.
Sangre por el Darro, por el Genil sangre.
Nunca vi Granada.

Si altas son las torres, el valor es alto.
Venid por montañas, por mares y campos.
Entraré en Granada.


Balada del que nunca fue a Granada / Rafael Alberti, 1975

Balada del que nunca fue a Granada , recitada por Alberti




Cómo me emocionan... la ciudad y el poema: Alberti habla de un amigo o un poeta -no recuerdo quién, decídmelo por favor si lo sabéis- que no llegó nunca a visitar a Federico en su ciudad, donde éste le había pedido que fuera...

(Las fotos son de Granada y de Víznar, en un reciente viaje)

BALADA DEL QUE NUNCA FUE A GRANADA / PACO IBÁÑEZ





Federico García Lorca y Rafael Alberti con la Argentinita (1934)

8 comentarios:

El Deme dijo...

Dicen que el que no ha visto Graná, no ha visto ná... Es una de las ciudades más bonitas de España que tiene lo que probablemente sea la Única Verdadera Maravilla que tenemos por aquí... Tengo que volver.

Xim dijo...

Al ser mi padre de allí la he visitado varias veces, el mareo que pillé la última vez con el olor de tantos rosales en La Alhambra!!!...

BeXotes

Xim

Rukichi dijo...

Preciosa ciudad Granada.
Hace ya tiempo que la visité (bastante) y guardo buenos recuerdos de ella. Ojalá pueda ir de nuevo.

Y muy grande Alberti, uno de los mejores. Sin lugar a dudas.


Visito tu blog desde hace tiempo y me encanta, es un placer leerte.

Un saludo!

Uno dijo...

Qué bien que se ha portado siempre Granada conmigo. La última vez a penas si disfruté de la ciudad que iba a asuntos de esquí. Qué ingrato puede ser uno. Tiempo de volver.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Pues no he visto ná, y estoy que me voy a largar de vacaciones de un momento a otro, con vértebras, cértebras, lorzas "light" y el "zerokilo" en la maleta:-). Ya iré a Granada como fui a Lisboa...debe ser de ésas ciudades que vas para tres días, y te quedas quince, porque te atrapan...
Alberti es un poeta sublime, excelso...y encima hacía unos grabados fabulosos (decía que era un "hobby" y da mil vueltas a muchísimos artistas gráficos). Inseparable también una época de sus recitales con Nuria Espert. Habrá a quién no, pero a mí me encantaban recitando (y también es que soy muy fan-Espert, que sé que hay gente que no...).
Bueno, una cosa por otra, algún día iré a la tierra de Don Federico, porque la de Don Rafael, Puerto de Santa María (que es la de Lola, Rocío..el Pozí y muchos grandes flamencos), vamos Cádiz, pues es que me la he pateado, esa sí...Y sólo decir que son lugares en los que no me extraña nada que haya gente que nazca con magia para las palabras, porque también nacen con una cierta magia y una alegría para vivir, al menos aparentemente, que un poquito más arriba parece que nos costara algo más sacar...Igual es un tópico, pero es que a veces el "embrujo" en Madrid entre tanto excalextric...:-)
Estoy huyendo del blog permanentemente, por vértebras (y amor):-), pero ayer me dí un fantasmagórico paseo por Madrid, que merecería una entrada ,un poema de Alberti, una puesta en escena de Francisco Nieva...
Decidí darme un paseo larguísimo, tras meterme en un McDonalds huyendo de un Burguer King: me entró un ataque de desprenderme de "comida-basura", pero a veces sucumbo a un MacMenú:-)...El caso es que se desató "la tormenta eléctrica", empezaron a aparecer rayos por todas partes (como la Guerra del Golfo)..y luego cayó una lluvia intensa, rara, como de azufre...
Pero en medio de la tormenta, un rayo iluminó misteriosamente un edificio, me paré, había una placa, ponía:
"En esta casa vivió Carmen Martín-Gaite."
Estuve como un cuarto de hora mirando el edificio, completamente ensimismado: Pensando cómo se podría concentrar, si su balcón daba a la calle más transitada (que era de un ruido infernal), pero luego descubrí que era una casa-isla pues al otro lado, haciendo chaflán, la misma casa seguía y la cortaba una escalinata poco común en Madrid, con flores, algunos árboles y algo de vegetación. Me la imaginé arriba, en lo alto, con una vista sobre la escalinata y la próxima casa, que era un ambulatorio con forma de semicírculo.
Vaya comentario.
Besotes

pe-jota dijo...

Granada no es una visión, ni tan siquiera una sensación, es un estado de ánimo.

casacelis dijo...

El poema realmento bueno y las imágenes... que puedo decir? Simplemente bellas.

Salu2!

Justo dijo...

Rukichi, Casacelis, bienvenidos... un beso a ambos.

Rip, qué anécdota más bonita, tu paseo con casa de Martín Gaite incluido -y Mc Menú, jaja, a mí me pasa al revés, yo soy más de Burger King-.. gracias siempre por tus comentarios tan generosos, y divertidos. Por cierto, tienes razón, esas tierras andaluzas son propicias al arte, a la alegría de vivir.. he visitado de golpe cuatro provincias andaluzas y al verlo todo seguido se tiene la sensación de que todo es de una belleza inconmensurable, pasa algo parecido a lo que se siente cuando vas a Italia, mayor belleza no cabe...