domingo, 4 de noviembre de 2007

POR UMA IBERIA UNIDA E DIVERSA



Tengo la solución: para zanjar de una vez los mostrencos debates que en España padecemos en torno a las banderas y los nacionalismos, vamos a probar a unirnos con Portugal, y a cambiar nuestra denominación. Pasaremos a ser Iberia, la capital puede ser Lisboa, por combinar elegancia y tradición, o se me ocurre algo mejor: podemos tener una capital tripartita, repartida: Lisboa, Madrid y Barcelona, y así, con este ensayo, nos pondríamos a la cabeza del mundo civilizado.
Para quienes apreciamos la diversidad, pasaríamos a ser el estado más molón de Europa, con tres capitales y cinco idiomas oficiales, que conoceríamos en la medida de lo posible y desde luego respetaríamos. Quienes me conocéis sabéis que digo esto sin asomo de ironía: ¿por qué hemos de conformarnos con lo viejo y lo rancio, con lo consabido y casposo? Estaría bien que, en vez de disgregarnos -en Europa salimos a dos o tres países nuevos cada año últimamente- nos juntáramos, eso sí, guardando las normas de la convivencia democrática, sin supremacías: porque conocerse es quererse.


4 comentarios:

Fernado Palaio dijo...

Por uma Ibéria Unida,dois Países do Velho Continente que desbravaram oas Mares e Conquitaram o Novo Mundo!Dois Países com História,e a História é para preservar por ser a Mãe do dia de HOJE!

Justo dijo...

Moito obrigado por tu fidelidade a la web, Fernando. Um forte abraço

Fernado Palaio dijo...

Outro para Ti!A web pode ser uma forma de trazer o Mundo Real para nossa casa,Portugal e Espanha criaram em nós um laço de divulgação.Brevemente falarei de Madrid no meu blog tal como tens falado da minha muito AMADA LISBOA!Até breve colega e mais um forte abraço do Fernando Palaio.

MANUEL DELGADO dijo...

Me encanta Portugal, no me importaría ser un íbero de ese país que propones. Guay!