domingo, 21 de diciembre de 2008

DE FANGORIA AL ABSOLUTO


Uno de mis rasgos identitarios de madurez es el rechazo de lo absoluto en todos los órdenes de la vida; aunque me permito el lujo de tener excepciones -pocas-.

La primera de ellas es Fangoria.




Ya sabéis que hay nuevo disco en febrero, con producción de dos Sigue Sigue Sputnik y de nombre redondo, Absolutamente.
Sobre esa labor acometida por sus ídolos ha comentado Alaska: "Con ellos he trabajado la voz a un nivel muy distinto. Hacíamos cada tema dos o tres veces y eso les bastaba, porque no buscaban coger un corte de una grabación y juntarlo con otro, sino utilizar una toma completa y darla por buena, si suena salvaje, pues salvaje,...y todo esto sin entender la letra". "Es un disco hacia dentro en letras y hacia afuera en sonido", añade.

Y ella vuelve al pelo negro.. con el que tan bien lució a finales de los ochenta; lleva pelirroja nada menos que desde principios de los noventa.


Soy tan fan de Fangoria -fan viene de fanático- que la canción más recóndita de cualquiera de sus discos me parece infinitamente mejor que carreras enteras de otros grupos. Y eso por no hablar de los ademanes, actitudes, estilo, autoparodias y declaraciones de estos treinta años: todo lo que Alaska y Nacho digan o hagan me parece bien, ya lo sabéis, y así va a ser hasta el final. Con ellos me zambullo en los absolutos kantianos, hegelianos y en los que haga falta, porque no admito matices de la más mínima crítica a su tarea.

Otras adicciones absolutistas: Pedro Almodóvar, David Lynch, Marisol.. y poco más. En lo que resta soy comedido y relativo.
Ah, también soy absoluto en mi xenofilia; o en el rechazo a la xenofobia y las mil formas de que se reviste.

FANGORIA / AMO EL PELIGRO
Vi cielo abierto y comprobé qué
esto es lo mío, tranquilamente me
encontré en el vacío. Sé que
no hay forma de acabar más elegante con
esta idea de moral recalcitrante. Y no me
pidas que renuncie a la verdad...

No hay celo sin dolor, ni pena sin amor, es
más fácil olvidarse que
vengarse. No hay fuego sin calor, ni cielo sin un
dios al que ya no volveré a rezar...

En la tormenta encontré el equilibrio,
¿quién lo podía imaginar?
Amo el peligro.
Vi mi futuro y lo cambié por el
presente, de la memoria me olvidé, siempre
me miente.




Y ahora sabemos de lo que yo soy capaz, no hay
loco sin razón, ni falta sin perdón.
Yo prefiero perdonarte que engañarte; no
hay joya sin ladrón, ni esclava sin
señor, y esta esclava no obedece
más...

No hay celo sin dolor, ni pena sin amor, es
más fácil olvidarse qué
vengarse...
No hay fuego sin calor, ni cielo sin un
dios al que ya no volveré a rezar...
En la
tormenta encontré el equilibrio,
¿quién lo podía imaginar? Amo
el peligro.


(De Naturaleza muerta, 2001)

(Desde Madrid de nuevo, os abrazo absolutamente)

12 comentarios:

pe-jota dijo...

Como siempre a la última, he de reconocer mi adicción por Alaska, así que como tu esperando el nuevo trabajo, y ahora a verme el vídeo.

senses or nonsenses dijo...

te puede el fan-atismo.
comparar a alaska con nacho canut me parece sacrilegio. una vez leí en su blog que le gustaba el zumo granini, pos vale. viva carlos berlanga. pa'fan ático yo.
bienvenue
qué rápido, ya han pasado seis meses?, ;-))
te faltó massiel. te acompaño en todos tus fanatismos. qué pocos, seguro que tienes muchos más.

un beso, que la española cuando besa es que besa de verdad.

Juan dijo...

Mire usted que nos llega el primer desencuentro, estimado Justo. A mí también me gustaba Alaska, sin llegar al paroxismo, pero mire usted que le leo en una entrevista en Zero que "más abajo del paralelo 40 no ocurre nada interesante" y no solo dice esas mamarrachadas (no haría falta recordarle a Olvido Gara la cantidad de personas y hechos cruciales para la humanidad acaecidos más abajo del paralelo 40, es decir, más abajo de Madrid)sino que además posee un blog en Libertad Digital, por supuesto, ella puede escribir y expresar donde quiera y como quiera. Pero para mí esta mujer empieza a ser imbécil, con perdón. Espero que me sepas perdonar y que me convenzas de lo contrario cuando nos tomemos el café en la Ciudad de la Luz en febrero.

dvd dijo...

El problema de Alaska es que no se le ha pegado nada de Canut, tan calladito siempre... Son las cosas de las estrellas mediáticas ¿qué le vamos a hacer?

pon dijo...

Como eres tan fanx absoluto no voy a llevarte la contraria, que yo también tengo mitos totales. Mientras tanto, es cierto que de pelos negros está bastante mejor que de pelos rojos.
En Madrid??? Andaaaaaa!!!!!!!!!!

Justo dijo...

¿El zumo granini?
Yo soy muy del Canut también, sobre todo desde que me hice adicto al diario que dictaba a Genís por teléfono.
(He vuelto como el turrón, Senses, que estamos en Navidad; volveré allá, pero no creas que tengo ganas. Yo me quedaría aquí).

Síii.. leí esa entrevista en Zero, Juan; cuando se ponen el par de dos a soltar es imprevisible lo que puede salir.. prefiero otra entrevista en Zero antológica, del 99, despachando sobre Alejandro Sanz o Álvarez del Manzano..
Lo del meridiano fue un poco fuerte, pero yo no le haría demasiado caso: ¿tú crees que lo dijo en serio?
El blog en Libertad Digital es ideal para ella, pues le encanta que la critiquen.

Un beso a todos

AntWaters Daza dijo...

Hummm, pues a mí simplemente me gustan; las letras, el sonido.., pero no sé, si sacan un mal disco, sacan un mal disco.

Lo que sí que es complicado, a mi modo perezoso de ver el mundo, es lo de Alaska... ¿Te imaginas? ¿Todos los días de tu vida alisándote el pelo, volviéndolo naranja! Sinceramente, qué estrés, ¿no? Claro que con el esfuerzo recuerdas perfectamente quién eres o quien dices ser.

"Que el cielo está vacío, siempre te han mentido", también era de la Naturaleza Muerta; hummm, me gustó más "naturaleza muerta", y "arquitectura efímera", luego me bajé...

Llega gente y ya no veo el naranja; te veo a ti, y sonrío, confiando que estés bien.

Besos

El Deme dijo...

Alaska: Siempre reinventándose a sí misma como una especia de Madonna o Elizabeth Taylor. Lo mejor de ella: lo bien que habla por la tele, como contertulia, como jurado, como invitada de un concurso, una chica que sabe estar y que ha sabido ganarse la simpatía de abuelas, madres, hijas y nietas. No es una gran voz, pero es un estilo de estar en un escenario (su pop fresco y discotequero es la historia de la música moderna española)

calamarin dijo...

Pienso "ABSOLUTAMENTE" como tu, en el tema Fangoria... Los quiero, los adoro, los amo... Forman parte de mi vida desde la etapa "Pegamoides"
Son como mis hermanas. Y todo "AbsolUtAmente" todo se lo consiento... (incluso tener un blog con los de Libertad Digital y sus colaboraciones con la COPE)

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Es única, completamente única. Es que hasta de pedorrilla tiene estilo propio y único para la gente que se lo parezca (que hay alguna)...Estoy escuchando la canción que has puesto: "Amo el peligro", y la verdad es que me trae unos recuerdos...y también me parece una canción super-bonita.
Alaska es algo más que una simple cantante cualquiera, es parte de nuestra educación sentimental (para mí al menos), es parte de... "una martini más y marcharé...frenesí, deseo carnal..."
Hombre, los matices tipo "mejor Canut" y todo eso, pues bueno...a mi Canut me parece más estirado y distante, pero buenísimo..., y Carlos Berlanga me resultaba muy simpático (y era un genio, lo considero), pero había a gente que no. Es discutir por discutir, y "criticar por criticar", jejeje...Da igual porque es un grupo buenísimo, algo más que un grupo y algo más que una cantante.
Dentro de mi categoría de mitos, eso sí, hay alguien que les supera en el escalafón, y son los Radio Futura. Yo no he visto nunca un hombre más guapo que Santiago Auserón, tengo mis debilidades, qué le vamos a hacer...
Besotes.

Thomas dijo...

Pues Yo me he convertido a un fan-adicto de fangoria y amo a olvido me encantan sus canciones y a mi me parece que Caunt es muy seco, no se en el dvd en directo me parecio que olvido es super buena onda y carismatica a comparación de el en fin, saludos desde Mexico, feliz año y viva Fangoria!.

Justo dijo...

Bienvenido, Thomas.

¡Un besote! Y como he leído tu comentario con un año de retraso, ¡que te vaya bonito en 2010!