domingo, 14 de diciembre de 2008

LA FELICIDAD NO ESTÁ EN EL CAMPO





GUY DE MAUPASSANT: EL DEMONIO ESTÀ ENTRE NOSOTROS
Este verano, leyendo una selección de relatos truculentos de Guy de Maupassant (Fécamp 1850 / Paris 1893) me acordaba, con ironía, del título de una película francesa de hace unos años, Le bonheur est dans le pré, en la que participaba Carmen Maura.






Y es que para este maestro del horror veraz lo más inmundo y bestial del ser humano se hallaba en las poblaciones rurales, en el campo, en las pequeñas capitales de provincia, sometidas a la cultura de la subsistencia, de la uniformidad forzosa y la mirada obscena.
Maupassant acabó suicidándose enloquecido,y las viscerales relaciones que mantuvo con su madre, por ejemplo, fueron dignas del más sórdido de sus relatos.
(Recuerdo algunos impresionantes, como El ciego, o El demonio, que llevó José Antonio Páramo a la pequeña pantalla en esa gran serie de los setenta que fue El quinto jinete, donde bordaron sus interpretaciones Aurora Redondo y Charo Soriano.)

Las generalizaciones son siempre inexactas, pero yo entiendo y comparto en algo su punto de vista, con él más que con quienes sostienen que lo urbanita es foco de males y que lo que procede es volver a la convivencia directa con la madre natura. Creo que la ciudad, la gran ciudad, es un avance para el progreso y la libertad de todos: en ella se propician las libertades individuales y paradójicamente quizá sea aquí también donde mejor cristaliza la solidaridad: el discurso de la vuelta al campo, la verdad, lo veo un poco ecotontaina.

NICOLAS CAZALé, ¿EL BANDERAS FRANCéS?


LE FILS DE L,ÈPICIER / UN VERANO EN LA PROVENZA
D. Eric Guirado. Nicolas Cazalé, Clotilde Hesme, Jeanne Goupil.
Cines Princesa, Madrid.


Hace no mucho se estrenaron en Madrid dos películas con Nicolas Cazalé, un atractivo actor francés que me recuerda algo a nuestro Antonio Banderas de los años 80. Una de ellas, Un verano en la Provenza -tontorrona traducción para Le fils de l,épicier, título original-, juega precisamente con esa idea de reencontrar lo auténtico en el campo, aunque afortunadamente la película es bastante más que eso, y cobra especial interés la conflictiva relación padre-hijo-hermano o el desfile de personajes desconfiados y ladinos del pueblo, aparte de mostrar un divertido catálogo de cómo no deben abordarse las actividades comerciales de cara al público.



Es entrañable, y Nicolas está espléndido como protagonista. Hummm.. a lo mejor a su lado me replanteaba el discurso sobre el campo.

SAINT-JACQUES LA MECQUE / PEREGRINOS
D. Coline Serreau. Muriel Robin, Artus de Penguern, Jean-Pierre Darroussin, Nicolas Cazalé.
Cines Golem, Madrid.



Y para completar el doblete Saint-Jacques.. la Mecque, de la conocida Coline Serreau -Tres hombres y un biberón-, que en España se ha estrenado como Peregrinos. Una historia divertida de hermanos que se detestan y que se ven obligados para poder cobrar una herencia a hacer el camino de Santiago.. nuestro Nicolas es en esta bienintencionada comedia un morito simpaticón -por cierto, he leído que aparece en la Caótica Ana, que es la única película de Medem que tengo pendiente-.

10 comentarios:

pe-jota dijo...

Hilvanando, cosiendo y relacionando, aunque no tengo esa visión tan catastrofista sobre el campo o mejor dicho el ámbito rural, creo que todo depende del ser humano y de su comportamiento, aunque sí acepto el hecho de que existe una sobrevaloración, en términos de Arcadia perdida con respeto al ámbito rural.

Bien por recordarnos a Guy de Maupassant

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Guy de Maupassant está muy bien, personalmente prefiero a Raymond Radiguet, Cocteau ó Rimbaud, pero está muy bien.
Cazalé, no me recuerda demasiado a Banderas, es posiblemente bastante más guapo, a quién sí me recuerda más (ligeramente) en alguna foto es a Carlos Fuentes, que también está cañón. Sin embargo, lo de los "parecidos razonables", ya sabes que es subjetivo...
Pues sí, sale en "Caótica Ana", pero también es prota en aquella peli que me ví y te comenté, sobre pandillas juveniles ¿Te acuerdas? "Le Clan". Alguna mari de primera envidiosa me ha mandado un virusito al ordenata, así que he tenido que re-formatear, y el scroll de la pantalla todavía no me baja bien, así que no sé si le nombras en esa peli, porque no acabo de terminar de bajar bien la pantalla, ó con dificultad (es de mi ordenata)...¿Te acuerdas que te la comenté? Se puede disfrutar a Cazalé en "Le Clan" "pour l'entroit et por l'envers" en varias escenas, una de ellas una depilación frontal, ejejej:-)
Besotes. Bisous.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

entre mi scroll y mi teclado "I-joy" chino de 4 euros, creo que me voy a tener que pedir pá reyes un nuevo ordenata, al menos una torre, porque veo que mi teclado no ha escrito bien "Endroit". Que vamos, que el Cazalé sale en todo su esplendor en "Le Clan":-)

El Deme dijo...

En Caótica Ana sale Cazalé pero también la maravillosa Charlotte Rampling, qué señora tan estupenda. ¡Aurora Redondo y Charo Soriano, qué tiempos aquellos! (aunque lo mimo que a ti no te sonaba la tienda La Violeta, yo tampoco recuerdo El quinto jinete ese). Por favor, fotos de París, París...

Capri c'est fini dijo...

Veo que te va saliendo cultura francesa por los poros, eso es que el síndrome de París hace su efecto poco a poco, como un veneno. Jajaja He tenido que entrar en tu blog por fuerza para devolverte ese abrazo que me has mandado tan amablemente... y no te voy a mandar a tomar nada más que croissants et caffe au lait, que seguro que te sientan bien. Un abrazo.

PD:Aún sigo por tu querida ciudad, hasta casi Nochebuena estaré aquí. Puede que el año que viene la estancia se alargue, veremos.

Justo dijo...

Bueno, no os toméis al pie de la letra lo del campo, es Maupassant quien es tan drástico: está claro que la felicidad está en nuestro interior, y tanto el campo como la ciudad pueden ser infiernos, purgatorios o paraísos.

Sí, a Carlos Fuentes se parece, es verdad; pues buscaré esa película, Ripley, no lo dudes; y tranquilo con los virus, que tú puedes con todos.

Era una serie de miedo, Deme, trece capítulos con adaptaciones de clásicos de la literatura de terror, entre ellos El gato negro de Allan Poe con Lola Gaos o La familia Vordalak con Charo López haciendo de vampiresa: no puedo creer que no te acuerdes, es la misma época de Cuentos y leyendas, mediados de los 70.
Las fotos llegarán.. para Navidad, no te preocupes que os vais a hartar de imágenes parisinas.

Capri, me encanta que estés tanto tiempo por allí, me tienes que contar cómo va todo... Madrid me manque, l,Espagne me manque, por muy francófilo que sea.

Es un lujo tener comentaristas como vosotros, si me encargara de una tertulia os ficharía a todos.

pon dijo...

Bueno, estoy muy de acuerdo con Maupassant. Esa manía de confundir el campo con la naturaleza, la naturaleza con la felicidad, la felicidad con la realidad, la realidad con la vida...........

El Deme dijo...

En el campo se cogen hierbajos para llevarte a la boca.
En el campo puedes ver el horizonte tan lejano que no llegas.
En el campo escuchas el agradable sonido de los riachuelos.
En el campo los árboles te dan sombra.

En el campo no hay cines.

Justo dijo...

Tú condensas lo mejor del campo y lo mejor de la ciudad, Deme.

senses or nonsenses dijo...

pues está guapísimo en Caótica Ana, más que en Le Clan, si cabe. entérate de todo, novias, novios, vicios secretos, y de paso tb de louis garrel.

qué raro lo de parís, tienes que contarnos algo, tus apreciaciones...
interesa tenernos a todos acojonados.
no puedo evitarlo, la cabra que tira al monte (lo más rural que me voy a poner). sin amor, o sexo en su defecto, paso del campo, mogollón. con buena compañía: una delicia.

++++besos