miércoles, 19 de septiembre de 2007

FANGORIA, SIEMPRE EN TU CAMINO


Hasta ahora no había visto el DVD Viven, primer directo oficial de Fangoria editado, y, como era de esperar, no me ha decepcionado en absoluto. Los comentarios en off de Alaska y Nacho son inigualables, sobre todo cuando hablan de lo rebeldes que son Miss Andy y Miss Topacio, que programan sus propias coreografías, ruedan por el suelo, saludan marcialmente sin ton ni son o hablan en mitad de las canciones.

En el DVD están también, claro, Rafa superhéroe Spunky y los heteros Chris Koo y Jesús Horror. El concierto, con dos partes bien diferenciadas en blanco y negro, se grabó en el Espacio Movistar de Barcelona en febrero de este año.
Al final siempre estoy a favor de todo lo que Alaska y Nacho dicen, ellos llevan la razón y si en su momento no lo vemos es que no hemos reflexionado lo bastante, ya acabaremos por darnos cuenta; además, sus frecuentes cambios de opinión son totales, es lo que se espera de personas tan tornadizas, y por eso mismo se inscriben en una lógica, no son traiciones porque su mundo permanece intacto -aunque el leit-motiv del último disco sea precisamente la traición a los sueños y el hastío que provoca alcanzarlos-.

Repletos de ideas, de ilusión y de futuro, con Fangoria siempre estamos a cobijo, guarecidos aunque fuera puedan caer chuzos de punta: si sobrevivimos a los oscuros noventa de su mano, ya cualquier temporada que se inicie es optimista sabiendo que ellos van a estar en el backstage. Y es que todos los caminos que a mí me interesan conducen, desde hace décadas, a Nacho y a Alaska: señoras y señores, comienza una nueva temporada.

PETRA VON KANT SIGUE LLORANDO AMARGAMENTE

Vimos el miércoles pasado en el Teatro Gran Vía una versión del clásico de R.W.Fassbinder Las amargas lágrimas de Petra Von Kant, que interpretara en cine su musa Hanna Schygulla y que, en Madrid se estrenara en teatro por primera vez hace veintidós años -sí, cómo pasa el tiempo- con una magnífica Lola Herrera para quien el personaje de la diseñadora de moda que cae locamente enamorada de una joven aspirante a modelo supuso uno de los mejores papeles de su carrera, y con otra gran y entrañable actriz ya fallecida, Amelia de la Torre, que bordaba el papel de madre de Petra.
Esta versión es más moderna y menos clásica -valga la redundancia-, se gana en agilidad y se pierde en consistencia dramática, en parte porque Lola Herrera confería a su papel -quizá por la propia personalidad de ella, que conocemos- un molde más tradicional, y entonces el choque al romper con todo su entorno era más grande, podía palparse su dolor, su grito agudo cuando mandaba a la mierda a su madre, a su hija, a su amiga, en esa escena conmovedora. También eran otros tiempos, era entonces más imaginable el estupor de la madre al conocer la noticia, y ahora es más difícil atisbar el abismo en el que se adentra Petra Von Kant, o sí se atisba, pero ya no se explica exclusivamente como entonces porque su pasión sea homosexual, sino por una crisis vital profunda, por la soledad, por la hipocresía que podemos sufrir todos.
En el montaje se ha incluido música de los Rolling, de los Doors. Las actrices están muy bien, todas ellas -y son además muy atractivas, cada una en su estilo-: Petra, la chica, la amiga, la esclava -que no hace sino llevar a sus últimas consecuencias los principios que rigen las otras relaciones, el juego del poder, y en eso es muy radicalmente alemana, y por eso cuando al final surge la posibilidad de humanizar su devoción hacia su ama, empaqueta sus cosas para marcharse, hecha una furia-, la madre -impresionante, la madre, rompiendo las flores, entonando la canción de cuna a su hija destrozada, aunque en ese momento tuve que marchar al final de la sala, estábamos en primera fila, pero es que no lo puedo evitar, en los momentos más dramáticos de las obras me da risa nerviosa, y eso me ha puesto y ha puesto a mis acompañantes en aprietos tremendos-.
La compañía es Cráneos de Yorick, dirige Miquel Insúa, y el elenco de actrices lo componen Luchi López, Natalia Méndez, Sandra Dominique, Dulcinea Júarez y Ana María Casas. Es un buen homenaje a Fassbinder y a su obra, ahora que se cumplen 25 años de su muerte.

4 comentarios:

Fangoria dijo...

Muy bueno tu blog fanfatalero, ecléctico y con un diseño elegante y fácil de leer (que para mi es vital, incluso el mio es minimalista, nada de colores, efectos...). Te seguiré a menudo, ya tienes un FanFatal.

Justo dijo...

Encantadísimo y ya le echo un ojo también a las vidas ejemplares, que no conocía y, claro, me interesan: por cierto, que a mí también me gustan Mocedades. Y no puedo resistirme a preguntarte, ¿quién hay tras tu nick? -me lo puedes decir en mi correo, si no quieres que se entere el mundo.
Y dos apostillas a la entrada de ayer: se me olvidó subrayar el comentario de Nacho diciendo lo improcedente de incitar al público a dar palmas en los conciertos, excepto si se trata de un travesti o... de Dave depechemode Gahan. Y sí estoy, en una cosa, en desacuerdo con él: el bombo final de "Miro la vida pasar" es genial, yo lo echo de menos cuando lo quitan.

MANUEL DELGADO dijo...

Pues fíjate, a mí el DVD me dejó un poco frío, después del genial concierto en Atarfe, Granada, y el momento Descongélate, que me derritió entero. Eso sí, no les perdono que Hombres haya caído del repertorio...
De todos modos, en Madrid se lo regalé a mi amigo Paolo, que es a su vez amigo de la Prohíbida (su "representante italiano" ;-)
así que no me parecerá tan mal.
Disfruté más con el DVD de la grabación del disco en la edición especial.
besinos

gaysinley dijo...

Fangoria siempre geniales!. Una joya el cd-dvd de ¡Viven!. Salu2 y gracias por visitar mi blog.