jueves, 21 de junio de 2007

LA MÚSICA MÁS HERMOSA



Vinieras y te fueras dulcemente,
de otro camino
a otro camino. Verte
y ya otra vez no verte
pasar por un puente a otro puente.
-El pie breve
la luz vencida, alegre-.

Muchacho que sería yo mirando
Aguas abajo la corriente, y en el espejo tu pasaje
Fluir, desvanecerse.


Hoy que se conmemora el Día Mundial de la Música os obsequio con este poema de Vicente Aleixandre, Adolescencia, publicado en la colección Ámbito, de los años 20. Y es que nada hay más musical que su escritura, para mí la más evocadora en nuestra lengua. Hace un tiempo JA y yo decidimos dedicar un rato, cada noche, a leernos en voz alta sendos poemas elegidos de entre las obras completas, de Luis Cernuda -él a mí- y de Aleixandre -yo a él-. Cuando un día apareció Adolescencia marcó un hito que se acabó cargando nuestra tradición, porque su recuerdo omnipresente emborronaba el de los demás poemas, por muy buenos que fueran. ¿Cabe escribir, en tan pocas líneas, con mayor gracia y soltura, misterio y sutileza, elegancia y sencillez al mismo tiempo?
Yo valoraba a Aleixandre sobre todo por su poema maravilloso Ciudad del Paraíso, dedicado a Málaga -ciudad que por cierto no tiene presente a este gran escritor en la medida que debiera, él fue quien inmortalizó su belleza antes de que llegara el urbanismo arrollador-, y a pesar de que nuestro Nobel no está todo lo reivindicado que debiera estar, cuenta con un acérrimo club de seguidores -JA, por ejemplo, insiste en que es el más grande- con Vicente Molina Foix a la cabeza, que luchan por la recuperación de su chalet de Velintonia, 3 (en la foto); Molina Foix le dedica buena parte de su última novela -él fue, siendo muy joven, amigo personal del poeta y desvela lo que nadie hasta ahora había dicho, que Lorca y Cernuda no eran los únicos homosexuales del grupo del 27, y a saber si había alguno más emboscado, añado yo-.

Y también en este Día de la Música nos ha alegrado mucho saber que Luz Casal ha finalizado su tratamiento de quimioterapia y que se encuentra restablecida, tal como cuenta, de manera muy emotiva, en su sitio en la red. Un abrazo enorme desde aquí, ojalá y pronto podamos verla de nuevo en los escenarios: el nuevo día brilla ya.

Terminamos: nos agradece Iván Ramos en nombre de Deejay Dance Press la entrada homenaje que dedicamos a nuestra ya añorada revista de cabecera Trax / Beat, lo que nos ha dado un subidón considerable.