jueves, 14 de octubre de 2010

SYLVIA KRISTEL, BIENHALLADA





Se tiende a menudo a dar de lado a todo aquello que recuerde a la adolescencia o al despertar sexual, como si fuera algo sonrojante. Así, en España en un momento dado se decidió que todo empezaba de nuevo en los años 80 -de ahí la veneración en torno a la Movida- y se desecharon los 70, esa etapa de infancia y pubertad democrática que se asocia con lo inmaduro y vergonzante, cuando lo cierto es que fueron unos años plenos de sentido y de ilusión -aunque paradójicamente se hablara tanto entonces de desencanto-, de renacer, de utopía.
Y en el campo propio de este blog, que son los mitos de la canción y la pantalla, una década inigualable. Cantantes melódicos, grupos psicodélicos, cineastas, actrices y actores del destape, locutoras de televisión, todos pasaron una purga de la que sólo se libró un grupo contado de supervivientes. Borrón y cuenta nueva. Aún hoy vivimos, aquí, la continuación de esa cultura fagocitadora e implacable de los 80... (Aunque a mí los 80, 90 y posteriores me encanten, me pasa como con las estaciones, me gustan todas, pero ese es otro cantar).


Pues todo este preámbulo tan petardo es simplemente para introducir a la musa que hoy nos ocupa, Sylvia Kristel, actriz holandesa que alcanzó una popularidad planetaria con su película Emmanuelle (Just Jaeckin, 1974), y que posteriormente trabajara con otros directores de prestigio como Claude Chabrol o Walerian Borowczyck, con la extraordinaria La marge (1976), puede que su mejor película, que en España se estrenó como Una mujer de la vida y a partir de la cual Sylvia pudo presumir de haber cobrado bastante dinero a Joe Dallesandro por hacerle el amor...


Sylvia era una hembra hermosa que vino a personificar algo así como la culminación del mito de la francesita -la película lo era, aunque ella no- sofisticada y altiva, delicada como una porcelana y al mismo tiempo cruel si llegado el momento era preciso, dueña y señora de su sexualidad aunque jugara a ser chica sumisa, y en el fondo indolente y caprichosa: una locura, vamos, con un encaje perfecto tanto en un cómic de Milo Manara como en una novela de Théophile Gautier.

Pero ella fue también víctima del desprecio posterior, como suele pasar con quienes son consideradas muñequitas eróticas que sólo satisfacen un momento -qué equivocación, si los instantes pueden ser eternos-; como muestra, en la todopoderosa Wikipedia la filmografía aparece con un error, al menos, craso, y casi todo el espacio está dedicado al capítulo de adicciones a las drogas: ¿y quién no las tiene o ha tenido?-.

Por eso me ha gustado tanto descubrir esta página en su culto... ya que yo nunca he olvidado la importancia de Sylvia Kristel, amazona del deseo, prototipo de belleza y sensualidad, Lady Chatterley y Mata Hari a un tiempo.

EMMANUELLE PREPARÁNDOSE EL DESAYUNO...


(La canción es de Pierre Bachelet y los dos fotogramas últimos de la película La marge)

16 comentarios:

Xim dijo...

Ay! esa foto con mi querido Joe Dallesandro en La Marge!!!, suculento!!!...

beXotes KryXtalinos

X

pe-jota dijo...

Hemos vivido demasiado pendientes de modas, modos y tendencias, haciendo de ellas una Biblia, sin valorar que sólo eran propuestas las cuales se van superponiendo en el tiempo, tal vez esa sea la causa de la desmemoria o del aparcamiento intencionado de la suma de experiencias, amputando nuestra memoria.

Sufur dijo...

¡Qué tiempos! Claro que yo tendría unos seis años, no sé qué estoy diciendo... :-)

Champy dijo...

Que injustos hemos sido con ella verdad?

Yo no la conosco realmente, pero así lo siento, por lo mismo me incluyo.

2046

Justo dijo...

XIM: Si no has visto la película, no pares hasta conseguirla.. para mi gusto, es una de las dos o tres mejores de Little Joe.

PE-JOTA: Tienes toda la razón, yo pienso igual.. aunque a veces me enfade porque soy muy sentimental con mis ídolos.

SUFUR: ¡Hey, que yo tenía diez o once! Pero era un niño muy pendiente de todo lo que acontecía afuera, en el mundo de los adultos.

CHAMPY: No tengo duda de que la hubieras adorado -aunque no tanto como a tu Chinita-.

¡Besos!

Uno dijo...

Es un icono de la época, desde luego pero la peli, Emmanuelle, era un horror. Claro que la hicieron buena las que vinieron después: Emmanuelle negra etc. De hecho deberías hacer una entrada con todas las Emmanuelles que se rodaron en el mundo. Anímate.
¡Y lo que se vendió aquél sillón de mimbre que pasó a llamarse sillón Emmanuelle!
No sabía que D´Alessandro además pagaba.

Un abrazo

Josito Montez dijo...

Siempre quise silla de mimbre para parecerme a:
- Angela Channing
- James Bond
ó
- Emmanuelle.

Todavía espero impaciente a que alguien me la regale.

(Ya te veo a Jason Stackhouse en la columna de la izquierda, jujuju).

Besos.

El Deme dijo...

Jo, el morbo que se formó con el estreno de Emmanuelle en España, todo un hito en la educación sentimental de mucha gente. Me gusta que saques del baúl de los recuerdos a Sylvia Kristel.

Justo dijo...

UNO: ¡Una entrada con todas las Emmanuelles! Tú me has engañado: en realidad no me quieres, no. Aunque quién sabe, podría tener su punto, creo recordar que Ajita Wilson fue una de ellas.
Lo de Dallesandro no me extrañaría ni en la vida real: quizá es el placer de invertir la acción...

JOSITO: ¿Es eso una indirecta para que te la regale yo? Porque te la estás mereciendo: como experto en Décadas -que de eso iba un poco esta entrada- y desde luego como bloguero que me ha empujado definitivamente al mundo True Blood en el que presiento voy a estar enmarañado durante mucho tiempo. ¡Aunque sólo sea por ver a Jason! Muy agradecido, y encantado de verte de nuevo por aquí.

DEME: Bueno, no sé si del baúl, si el baúl es el de Karina está ya un poco devaluadillo.. pero para eso estamos aquí, para desfacer entuertos.

Besotes a todos

senses and nonsenses dijo...

no recuerdo especialmente con cariño a sylvia kristel.
ni a maría schneider, por mucho que sea chica bertolucci. le dio por la religión, otro tipo de droga, más dura.
ya sé que pertenecen a otra liga, pero nada que ver con la rampling, s.sandrelli, d.sanda o r.schneider.

pero a ver que te parece este trío: ornella mutti, jane birkin o la omaggio (con p.andión en La lozana andaluza, creo).

un abrazo.

Cabriola dijo...

Supongo que esta peli en su día creó un boom nunca visto hasta entonces...además era la época de la apertura, del destape como tú bien has dicho y de, efectivamente, la criba de artistas...
Creo que debo ser de las únicas personas en el mundo que no la ha visto entera...me pondré las pilas para poder opinar mejor, lo prometo. Aunque he de confesar que la parodia del sillón de mimbre la he hecho alguna vez con alguna copilla de más jajaja

la música es total !!!!

siempre se aprenden cosa snuevas en este blog, genial Justo

besotess

pon dijo...

La verdad es que yo cuando ví las Emmanuelles(malas con ganas) ya era bastante mayorcita y había visto otras cosas más interesantes, y me parecieron tontísimas. La Kristel muy mona, pero sosa hasta para follar.......pero monísima. Es verdad que marcaron cierta época pero también como el cine de destape, porque salíamos de una época negra y cualquier cosa parecía la bomba. Me impactó mucho más El último tango, asi de pelis impactantes de entonces, y la vi también mayorcita, pero la historia me resultó muy atractiva, mucho más la historia que el sexo que era pacato y la mantequilla una chorrada como un piano.

De por entonces los japoneses hacían cine erótico bastante mejor.

Justo dijo...

SENSES. De las actrizonas que citas, todas me gustan menos, quizá, Maria Schneider. Las más para mí son la Schneider y Birkin, y después Sandrelli y Ornella Muti.
Ay, nuestro Patxi.. tenemos que hacerle un club de fans o algo, ¿eh?

CABRIOLILLA: No la veas entera, no, bueno, la escena del avión.. pero es que no quiero que me lo eches en cara, que no es muy buena, jaja..

PON: Sí, es verdad que la peli no era gran cosa -pero La marge sí es muy buena-. Más que nada es la imagen que lanzó al mundo, el icono como dicen ahora..

Besotes

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, es un tipo de cine que ví un poco después, no todo, porque me indigna, ya que sale mucho co y poca po...porque era la época que salía mucho-co, y claro yo, pues oye, deseando ver el equilibrio entre sepsos que el machismo nos negaba (mucho co).
Yo la que ví en un cine de pueblo fue la "Emmanuelle negra", que me dejaron entrar...porque yo estaba enamorao de uno medio kinki agitanao (Elías) que se ponía morao viendo la "Emmanuelle negra"...
A mí me gustaba más la negra porque también salían hombres más agitanaos...Es que a la Kristel le ponían unos maricas horribles, rubios y con tirabuzones, que yo no...no...
Claro el Joe D'Alessandro lo trajeron de importación "tour-europa", pero joven, en Vhs que lo ví, las de Warhol, es que menudo potro salvaje. Tampoco actuaba mucho, como la Kristel. Bueno, no eran de actuar mucho porque enseguida se desvestían, y era una cosa contemplativa... Otras actrices de la época o posteriores, enseñaban pechito pero luego actuaban más y tal, pero vamos, "Emmanuelle" supongo que era un producto para hombres de los de la época...fíjate que no he visto todas, pero las que he visto las veo pelín machista. Aparte que no cuidan a los hombres, salen unas "locas" follando con ella (las que he visto...)
Pero bueno, es un icono erótico. A mí así de la época, ó un poco posterior, no sé, me impresionó mucho "El imperio de los sentidos"...aparte que salían hombre y mujer fifty-fifty, era de lo más fuertecito. Eso y Brad Davis en "Midnight Express" que menudo papelón, pobrecillo, que mala suerte tuvo el chaval, con lo guapo que era.

Besotes.

AntWaters dijo...

Pues yo nuevamente no conozco a ninguna pero me reitero en mi antipatía por la Francia entera :)

Los ochenta, yo que nací en 81, me parece que no fueron para tanto, ¿lo fueron? Nooo sé

Siempre pienso que, al no parecerme gran cosa, antes no habría nada, pero lo cierto es que creo que nunca me he molestado en mirar. ¿o sí? Hummm, no sé, porque cuando veo cosas no las sitúo temporalmente... mal hecho, lo sé. Claro que igual si haces eso terminas pensando que todo es producto de un tiempo; ves razones que en realidad son mas tuyas que de...

Me gusta la sintonía de sálvame; ésa que por lo visto cantó Bibi en los 80; ésa que ahora, o hace poco, ha cogido el marido de Alaska... Me gusta el "sálvame que yo te pagaré" :) Claro que la canción dice "sálvame, ven nadando a mí". En realidad es un ahógate conmigo, supongo.

Bueno, espero que estés bien

besos

Justo dijo...

RIPLEY: Jajaj... esos maricas rubios y con tirabuzones, no me acuerdo, pero.. es posible, jaja. Pero ella era buena actriz -y Little Joe, no digamos, aunque se empeñen en decir que no-.

ANT: Pues eso es lo que yo digo, Ant, que no fueron para tanto tantísimo. De joven eres incapaz de imaginar que hubo un tiempo anterior, luego ya vas cayendo en la cuenta de que lo hubo; yo antes cuando oía hablar de la guerra civil o posguerra, pues es como si me hablaran de las bodas de Canaá. Pero ahora me doy cuenta de que no, ocurrió hace dos días..
Lo de Sálvame genial -tu comment-, Ant, jaja, yo me acuerdo cuando salió el disco -de Bibi, por supuesto, y de la portada del single-.

Muchos besos