domingo, 26 de octubre de 2008

HOY ES DOMINGO


Como han venido invitados, nos hemos mudado a la habitación de la cama pequeña.




(CHICA ROHMER)

Son siete franceses, vienen de París, guapos y guapísimas, una de ellas procede de Casablanca. Salimos a cenar a La Latina, donde nos reunimos con un cupo extra de amigos franceses -suyos, como los demás- entre ellos Sandrine, que desde el primer momento me pareció genuina y encantadoramente rohmeriana -si nosotros tenemos la chica almodovariana, que es ya un prototipo universal, en Francia está la chica Rohmer: yo las capto enseguida, esta mañana otra de sus amigas también distinguí que lo era, y mucho -Nadia, aunque no sea francesa ni conozca al veterano director-: algo habrá en el gesto, en la desenvoltura, en la conversación y en el tipo de dilema moral que con frecuencia afrontan y en la forma de resolverlo, y también en las disquisiciones sobre las ciudades. Sandrine se adapta bien a Madrid, pero dice Paris me manque, la France me manque como sólo puede decirlo una chica de su delicada especie, que campa en sociedad en avanzado estado de evolución.

(CHICA ALMODÓVAR)






Pero fue ventajoso: aparte de escuchar las alegres idas y venidas de los franceses al cuarto de la ducha, hemos compartido el lecho más pequeño, le petit lit, porque cumplimos cuatro sábados y así es más fácil abrazarle toda la noche, tous le temps, encajados sin dejar que se distancie ni querer él hacerlo aun en la fase de sueño profundo, y de vez en cuando al despertar levemente le cubro de besos y percibo mejor su aroma y su grata complacencia y es que en la pequeña cama todavía sobra espacio, nos basta con ese mínimo imprescindible.

MADRID NOUS AIME
En la mañana del domingo la ciudad estaba tan radiante y soleada que parecía una tarjeta postal con la gente paseando segura e ingenua por calles y rotondas.
Es como si conocedora de nuestro amor por ella hubiera querido, caballerosa, correspondernos: "Sí, ya sé que han venido vuestros amigos y que celebráis cuatro semanas de connaissance, os voy a mostrar hoy mi mejor faz, la que enamora a los extranjeros cuando vienen y dicen que la actividad febril que se respira en Madrid, el culto alegre a la calle que se profesa, no tiene parangón con ningún otro lugar del mundo", me pareció en un momento que me decía.


Y fuimos hasta el Reina Sofía, la parte hospital y la parte Jean Nouvel y el ascensor con vistas, la exposición de Nancy Spero in crescendo -la imagen de apertura es suya- y las salas Miró- Picasso hasta el Guernica, que en esta ocasión me ha producido escalofríos, por:

-la reverencia casi eléctrica que se palpa siempre al acceder a su entorno, como cuando entras en una iglesia y hay una imagen especialmente adorada, es algo solemne, difícil de explicar con palabras.

-porque he percibido como nunca que se trata del principal compendio de los horrores que el siglo XX nos ha legado, y he sentido una compasión infinita al contemplar la madre con el niño, y sobre todo al caballo retorciéndose: produce un dolor insoportable contemplar esas figuras cubistas que Picasso nos legó -símbolo de progreso cultural- rabiando de impotencia amarga y retroceso, en un indecible pozo de vacío.




Y tras el Guernica hemos visitado una sección con dibujos y fotografías impresionantes de nuestra desgraciada guerra civil -Horacio Ferrer, Antonio Rodríguez Luna, Robert Capa (foto de arriba)-: al percatarse de la congoja que me ha llevado a abandonar la sala, una de las amigas francesas, la bella marroquí, me ha dicho: "He visto el horror y la tristeza en esas fotografías, pero también la esperanza, l´espoir, en los rostros de la gente".
Después hemos caminado hasta Lavapiés, con las terrazas repletas de gente en bullicio -tan repletas que hemos vuelto a Cuatro Caminos, donde comenzó todo, y allí me he reafirmado en mi vocación de dominguero contumaz, ya que me compenetro con este día, sobre todo si dispone de una hora extra, y es que el domingo generoso permite, si se siente comprendido, que exprimamos de él un zumo jubiloso, inigualable-.


(Mujer sentada acodada, Pablo Picasso. Colección Museo Reina Sofía).

Más domingos Korador:
El domingo ha de ser radical

18 comentarios:

RFP dijo...

Podría decir algo bonito, pero los cambios de horas me sientan fatal. ¡Qué asco me dais la gente feliz! Eso sí, espero que la cosa dure. Un saludo.

senses or nonsenses dijo...

domingo, maldito domingo...
mucho mejor si uno se despierta con un maromo (aunque no sea ni cama).
una horita más que le has disfrutado.
yo quiero ser (hoy tengo el día) chica medem: hay días que no siento esa sensación de frescor íntimo.
L'espoir es la gran peli del bando republicano, dirigida por andré malraux.

un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

Me ha hecho mucho gracia lo de la chica Rohmer y Almodovar... senses tiene razón tb existe la chica Medem (como Najwa). Yo como asiduo de Madrid conozco esa cara de "Soy una capital europea con desenfreno de ocio y cultural" pero también conozco la trastienda de ciudad pueblerina y cateta. Aún así me encanta. Como tu post francophile... Au revoir, mon ami

Juan dijo...

Muy bien escrito este "dépliant touristique" sobre Madrid. Muy poético. Pero no me ha conseguido convencer del todo, fíjate cuan fuerte son mis reticencias al Madrid actual. De todas maneras al "lecteur" que trabaja en mi centro se lo recomendaré por si de aquí al 30 de mayo de 2009 tiene ocasión de visitar la capital del Reino. Para que comprobéis los madrileños que a pesar de todo reconozco las bondades de la ciudad y sus habitantes. Je vous embrasse.

El Deme dijo...

Adoro el Madrid de los domingos, el de los museos y el del vermut (con tapa sorpresa), y el de la siesta sin prisa (abrazado). El monólogo de Charlotte sólo estuvo 3 días, pero como me enamoré de Chávez en las pelis, fui derecho a verlo en vivo, esas cosas de impulso como tú con los conciertos...Oye, metiste a los 7 franceses en tu casa?. Pensión Centro (Pilar Bardem)

Justo dijo...

Ah, la felicidad es dégoûtante, ya lo sé. Pero eso es cuando es continua, yo lo que hago es ir con un cazamariposas y atrapar momentos.

L´espoir, me encantaría verla, mi querido Senses. Pues no lo había pensado, pero claro que también están las chicas Medem, directas, experimentadoras, sexuales, algo ásperas. Me encantan.

Capri, Juan, esta página es francófila desde sus inicios -amo lo francés como concepto, más que como espacio geográfico- y me parece que muchos aquí pecáis de lo mismo.. Hay que defenderlo, aporta matices que hacen mucha falta.

Ay no os metáis con mi ciudad.. estoy en amores con ella desde hace tiempo, y no se me pasa. Pero os doy la razón: claro que tiene su toque cateto, siempre ha sido así, pero eso me encanta, y por eso son tan graciosos los chulos de verbena, que son unos enteraos.
Entiendo que la imagen política que se transmite -con la dichosa presidenta o lideresa como ahora se la llama- es nefasta y prepotente, pero ni a mí desde luego -ni a la gente que conozco y quiero- nos representa. (El alcalde sí me cae bien, al margen de la consideración que me merezcan sus políticas).

Justo dijo...

Jaja no Deme, sólo cuatro de ellos, y no era mi casa, yo también estoy de okupa.

Besos

el centollo mecánico dijo...

Gracias por visitar mi blog y por tu comentario...tu blog muy bueno...ire entrando asiduamente...un saludo desde el Sur del Sur..

Champy dijo...

Oye que ha sido muy rico tu domingooooo!!!!

Aqui normalmente nos referimos a "La" Guernica.... estamos mal?

Me dejaste pensando.... como será nuestra chica mexicana, será ripsteniana??? o naranjiana???

Si entiendo a lo que te refieres, pero no encuentro aplicación en Mexico...

Prometo actualizarme poroximamente, pero es que ando como si tuviera 100 manos y 200 cerebros!

Casanova dijo...

Què hermoso domingo ,tranquilito y pausado,con esas invitadas tan "rohmeras" ellas...
Yo tuve una vez dos huéspedes francesas Noelle y Sophie,primero Noelle,que no se lavò en los quince dìas que estuvo en mi casa,y luego Sophie,una chica alegre,regordeta y hermosa ,con cierto aire a la Bardot,me pidiò que "hicièramos el amor" una noche en un parque de Gibraleòn,pero yo no acepté,y huelga decir por qué,y ella se metiò en el parque con el chiquillerìo que revoloteaba la discoteca tan rural y primitiva donde nos habìan llevado aquel sàbado,y me quedè pasmado que una mujer tan sensual "bajuneara" de aquella manera con aquellos adolescentes primos hermanos de los cazurrillos tenesiwillianos que mataron a pedradas a Sebastian, ante la exhausta mirada de una Liz Taylor casi desnuda con aquel banyador transparente.Ahora que lo pienso,creo que se me quedò mirada Liz cuando la vi entrar casi en volandas del chiquillerìo salvaje jejeje

combatientes70 dijo...

Que envidia sana de Domingo... pasear por las calles con alguien que te mira y descubrir con él y con unos amigos turistas lo que ya conoces... que bella experiencia... disfruta de estas 4 semanas... de domingos mañaneros y noches acoplados... te deseo muchos domingos y madrugadas como las que describes... besos

AntWaters Daza dijo...

Hummm, pues de un tiempo a esta parte me encantan los domingos :)

Ohhh, lo del cambio de horas; lo de sentir que nos quitan y nos ponen cosas porque las cosas son como son y bien podrían ser de otro modo y nada cambiaría... snifff

Ohhh, que te he leído, lo que la vida y las oposiciones y un novio cariñoso, pues ya sabes :)

Que he vuelto o estoy volviendo; así podré visitaros más a menudo, que con el rollo de no volver a la corniza pues sussss tengo abandonadillos.

Aaays, que besos aún sin foto de entrá ni ná

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Qué Domingo más bien aprovechado..Los franceses de uno en uno mejor ¿no? (Ho d'Etè):-).
No sé. París es caótica, demasiado grande, demasiada gente, y Madrid, también hay días en los que la veo muy bonita, y días en los que la veo una cloaca, según tengo el humor...
Es una ciudad dura, Madrid, porque en realidad, ni siquiera es una ciudad, al modo burgués de las ciudades europeas, sino un poco un aglomerado...Que a veces resulta muy bonito...
Lo bueno, es que es una ciudad en la que te puede pasar de todo, una chica inglesa decía que es una ciudad ideal para gente joven..., no sé. Las ciudades están en nuestras cabezas, las construímos cada día, cada uno tiene la suya, y casi nadie vive en la que nació, o sí. Supongo que nuestra ciudad favorita sería aquella que se asocia al amor, a nuestro amor...París, como capital del amor, me parece una horterada muy cara...No lo sé. Olvidamos las ciudades intermedias, con alta calidad de vida, igual son las mejores...
...Y me encantaría poder ir a la playa, en Madrid, está un poco mal puesta, pero bueno:-)
Besotes.

pe-jota dijo...

Veo que has tenido un feliz y luminoso domingo, lleno de emociones y sensaciones que te han generado posicionamintos emocionales, a eso es a lo que yo llamo un día aprovechado, cuando un cambio en nuestras vidas y rutinas nos genera enriquecimientos internos.

Cabriola dijo...

qué suerte tienes de vivir en Madrid y sobre todo de saber apreciar todo lo que tiene !!

besos

Justo dijo...

Champy, ya me encantó lo de la Chueca y ahora la Guernica pues también. Claro que hay chicas Ripstein -más bien mujeres- y son de bandera.

¡Bueno, esa historia que narras me ha seducido, Casanova! Lo de Sophie y por supuesto lo de Noelle.. te deberías haber zambullido con la primera en la discoteca rural..

Un beso muy fuerte a todos los demás amigos habituales; y por supuesto, la más cordial bienvenida a Centollo.
(Ripley, me encantó la reflexión sobre las ciudades, tú también eres un poco rohmeriano).

The Nuclear Messiah dijo...

MIENTES! HOY ES JUEVES...

XD YO VI LA PELICULA DE KIKA... (L)

EN AMERICA LA CONCEPCION DE CIUDAD ES DISTINTA...
Yo cuando estuve en Madrid no entendia (y hasta la fecha) eso de que Madrid es un gran pueblo y Barcelona una urbe...

pon dijo...

Qué buenos esos dominguitos madrileños de levantarse tarde en compañía buena, paseíto, vermutito por La Latina, vuelta por Lavapies, Mayor, Bailén........cervecita va y viene, tapitas y tal, se hacen las tres o las cuetro sin darse cuenta......mmmmmm....una delicia.

Es mi ciudad, podría decir que mi sitio más evidente; me enamora, me odia, me ama, me mata y me da la luz.
Yo quisiera que el que viene no lo hiciera con una idea preconcebida que suele ser negativa, pero es inevitable. Ya hace tiempo que dejé de disculparme por ser de Madrid y ejercer de madrileña, al que no le guste que se amuele.
A mucha honra!!!!