jueves, 4 de septiembre de 2008

ÚLTIMAS PELÍCULAS ASIÁTICAS QUE HE VISTO




WONDERFUL TOWN: (Cuando ruge la marabunta)
D. Aditya Assarat. Anchalee Saisontoorn, Ton Supphasit Kansen. Tailandia, 2008. Cines Renoir Plaza España, Madrid.



Ambientada en una zona turística del sur de Tailandia -que se degradó tras el paso arrollador del tsunami-, la película está impregnada de esa melancolía posterior a las grandes catástrofes, cuando lo que se impone es sobrevivir y, de alguna manera, mirar hacia otro lado. Con dos actores no profesionales -guapísimos ella y él- asistimos a un romance húmedo y pausado entre un hombre de la ciudad que se hospeda temporalmente en la zona y una lugareña más controlada por los demás de lo que parece.
Pero las aguas que fluyen en aparente quietud albergan corrientes turbulentas que transforman, en un santiamén, este sosegado relato en un cuadro fílmico digno de Peckinpah.
Es digna de ver. (Por cierto, no sé si las escenas de colada querrán decir algo especial, pero ella se pasa el tiempo tendiendo y recogiendo la ropa).

EL ÚLTIMO VIAJE DEL JUEZ FENG: (Lo más natural)
D.Liu Jie. Li Baotian, Yan Yaning, Lu Yulai. China, 2006. Cines Renoir Plaza España, Madrid.

Esta película de la que ya habló hace tiempo el amigo Deme es conmovedora en su sencillez.
Un juez que recorre intrincadas comarcas de la China rural se va a jubilar enseguida. Con él viaja su particular troupe, compuesta por la imprescindible ayudanta y el joven que le va a sustituir; ellos hablan con las gentes de los pueblos, intentan la conciliación, dictan sentencias, muy de bolsillo. Hay una serie de triquiñuelas inherentes a la experiencia del oficio, y diferentes concepciones del mismo, como corresponde a dos personajes que representan el ciclo que comienza y el que concluye.


Todo ello nos invita a una reflexión muy sugestiva sobre la Justicia, sobre sus rudimentos y su engranaje. Y sobre la vida y su declinar. Por momentos, hermosa: como en la escena cuando comen los tres juntos, en la foto de arriba.

TROPICAL MALADY: (Heart of Darkness)
D. Apichatpong Weerasethakul. Banlop Lomnoi, Sadka Kaewbuadee, Sirivech Jareonchon. Tailandia, 2004. Cine Doré (Filmoteca Española), Madrid.

En su momento no vi esta película que ya es de culto, como su director, y que fue promocionada en todos los circuitos gays -algo que no entiendo, porque no es una película de género ni que tenga por qué interesar a consumidores de cine para entendidos-.

Esta historia -dividida en dos partes claramente diferenciadas- de campesino y soldado que se solazan al aire libre es, desde luego, exótica, pero también rabiosamente original y delirante.
No esperéis nada convencional, si no la habéis visto: la segunda parte puede recordar, más que al Apocalypse Now, a la novela que le dio origen, el En el corazón de las tinieblas de Joseph Conrad. Como en ella, hay un descenso a lo profundo, a lo indecible y primigenio, que nos hechiza y que produce escalofríos.
Eso sí, en todas estas películas reseñadas hay que sintonizar con el tempo propuesto, dejarnos llevar por el paso de baile que marcan los directores. Si no, no hay nada que hacer. Pero merecen la pena estos tres bailarines.

9 comentarios:

RFP dijo...

Bueno, parece que la normalidad regresa... las vueltas de vacaciones son espantosas, la mía, a pesar de ser ahora minivacaciones, tampoco está siendo especialmente buena. En fin, que Félix Gómez me encanta también (incluso en Al salir de clase, después de Iván Hermés era el que más me gustaba)y que cine asiático tengo por ver... a ver si refresca.

El Deme dijo...

Agradecidísimo por citarme en tu comentario del Juez. La peli me cautivó por eso: uno que se jubila, uno que empieza. El cine asiático tiene su punto. Su tempo, sus diálogos como enfadados siempre, sus travellings desoladores. Justo, hablando de Tailandia, ¿llegaste a ver Beautiful Boxer, la historia real de un boxeador que combatía para poder operarse de cambio de sexo?. Me encantó.

pon dijo...

Me quedé en Zimou, me temo. No suelo ver pelis asiáticas, aunque tambien es verdad que mucho no voy al cine. Pero me las apunto.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Me ha llamado la atención "Tropical Malady", y es una pena que no se vea a tope al actor de "Wonderful Town", que dices que es tan guapo. (También que traducción rara lo de "Cuándo ruge la marabunta" ¿No? Esa era la de las hormigas, que me traumatizó de niño). La del Feng, tengo que vérla, porque ya la habéis visto Deme y tú, y habéis hablado muy bien. Lo del "tempo" no es problema...
La que sí he visto es "Beautiful Boxer", que cuenta nuestro amigo: me gustó, pero la parte final, que ya se cambia de sexo y sale pintá boxeando...se me hace rara, rarísima, porque es que se pone tó la línea Maybelline, unos brillos..:-)
Besotes.

pe-jota dijo...

La pena es cómo tenemos que buscarnos la vida para acceder a ver cine asiático, gracias por las recomendaciones, siempre al tanto de lo que se cuece en este ámbito al que nos es difícil llegar.

A ver cuando se abre el abanico y dejamos de estar bajo el poder de las majors norteamericanas.

Justo dijo...

No he visto Beautiful boxer, pero la apunto.

¡Busqué foto del protagonista, Ripley! Para compartirlo con vosotros, pero no lo vi.

Por cierto, Cuando ruge la marabunta es sólo el título de mi reseña, no la traducción del título de la película.

Abrazos a todos

senses or nonsenses dijo...

yo de Zimou pasé a Wong Kar-Wai, antes Kurosawa, y piezas sueltas...
ni conozco mucho, ni tengo suficiente curiosidad, pero tomo nota.
flipé con The Host, me lo pasé como un enano, pero en otra línea distinta.

un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

Cuanto me gustan estas recomendaciones, necesito huir un poco de pelis de murciélagos y demás historietas veraniegas... Lo tendré muy en cuenta... Saludos.

Champy dijo...

Ups.... mi ignorancia crece cada que te visito... ninguna de las 3 conosco...

Anoche ví Eros.... a ti que te gusta Chang Cheng, aqui es exquistamente pervertido por mi adorada Gong Li.