lunes, 23 de junio de 2008

EL ARQUERO DE LAS VIRTUDES APOLÍNEAS



Debí tener un presentimiento estos días atrás, porque sin ser nada futbolero me compré en un quiosco de la Gran Vía una estampita de Íker Casillas -algo que yo no había hecho jamás, ¡comprar una postal de un futbolista!-, que puse al lado de la cama; después abrí con él la entrada anterior.
No es que lo haya descubierto ahora, siempre me gustó, aunque no revelara esa afición en público -hay que tener cuidado al disertar sobre los mitos del pueblo-. Y es que es verdad que tiene algo de santo este mozo cauto y conservador -de hecho, su oficio es conservar la portería, guardar la meta, lo que simbólicamente es más o menos preservar la honra del pueblo a quien representa, velar por él, no dejar que nadie le penetre-.



Íker representa la armonía, el orden y la razón, las virtudes atribuidas al dios Apolo, a cuya imagen y semejanza se conforma de alguna manera su leyenda -el hecho mismo de que sea arquero-. Y ese semblante ordenado se contrapuso ayer con éxito al de Gianluigi Buffon, el portero italiano, a quien ha destronado y que con su peculiar físico y modos componía un remedo de los malos más célebres del cómic, el desorden dionisiaco de un pirata de alta mar.
La belleza del portero español es tan sublime que no admite réplica, es la de un ángel espartano, de erotismo y de violencia contenida por sagrada inspiración; es un guerrero incólume, que deposita todo en la batalla, que sufre y colma y rebasa y por eso luego ha de reservarse distante y sereno -y las primeras palabras de ayer tras el juego, la frente perlada de sudor y los ojos diáfanos traspasados de esfuerzo fueron, oh.., nos compensó con creces que ni en ocasión tan especial se desprendiera de su camiseta de tirantes, aunque nos gustara mucho, con la camiseta-.

UN DELFOS EN LA MESETA
Sin duda, Móstoles -que hace mucho que no es recordada como la localidad donde prendió la insurrección del 2 de mayo, sino como la de la Empanadilla de Encanna- pasa así a una nueva y celestial dimensión, la de morada del Apolo de la selección de fútbol española, a quien se esperó durante casi cien años, que ya era leyenda antes de nacer, y así ahora esta entrañable población madrileña será tierra de templo y oráculo, el Delfos de la meseta que nos alumbrará a todos con su esplendor.

Y siempre he sido pro-italiano, pero lo siento, no me puedo resistir, sobre todo tras conocer que rueda por ahí un vídeo de Berlusconi comiéndose un moco: esta derrota simboliza que al declive cultural, económico y político de Italia se suma ahora el que más les va seguramente a doler: el futbolístico.
Por mi parte les deseo que se recuperen pronto: pero eso es imposible con el presidente que tienen ahora.

((Para mi sorpresa -porque nunca he seguido el fútbol-, ayer me zambullí en el río de la alegría que desbordó la ciudad. Pero es que me gustan las celebraciones multitudinarias -de hecho, debo ser de los pocos que prefiere una playa atestada antes que una cala solitaria: para estar en soledad ya tengo por delante toda la eternidad- y como el punto de reunión futbolero está al lado de casa, pues.. me costó poco quedar con un amigo y bajar. Mañana amplío la entrada con vídeo y fotos de la movida, ahora me arreglo para ver a Psychedelic Furs.
Las fotos son de mi periódico favorito, el gratuito 20 Minutos)).

11 comentarios:

pe-jota dijo...

Bueno, sin que sirva de precedente, ayer me enganché, debería ser la ilusión por si acaso......y fue, OEOEOEOEOEOEOEOE.

Champy dijo...

Yo los adoro a ustedes 2, pero así como que mucho gusto la verdad no me dió, tampoco sentí pena, como en el caso de Holanda, pero gusto, no me dió.

Ahora bien, si esto a ustedes los hace feliz, pues a mi tambien.

Si me explico?

Me vale madre el futbol!!!

Ahora bien, si el mono en cuestión esta cachondo por supuesto que me engancho verdad??? Pero mas por las piernas que por la pelota!

Besos.

combatientes70 dijo...

para mí el fútbol es donde están los hombres que más me ponen... Iker lo tiene todo... llevo todo el día empalmado... como me pone ese sobaco... lo siento Justo... será el verano tormentoso y ese portento de la naturaleza... que me hace ponerme a mil y más...

combatientes70 dijo...

y lo de gattuso no tiene nombre... que machote... es la llegada del verano... que me dispara

AntWaters Daza dijo...

Vaya, pues nunca me lo había planteado así.

¿Y por qué no quiere que lo penetren?

Si, total, la pelota no pasa más allá de un punto; pero es mejor no preguntarse más, si voy a enterarme que es hetero, que tiene novia, que ya bastante duro es que Rafael Carreras nunca jamás de los jamases haya hecho de pasivo en una película.

Qué dura es la vida.

Abrabesos por un dejen las pelotas entrar

El Deme dijo...

Pues menos mal que por casualidad vi los famosos penaltis en alegre velada familiar, si no, de lo que estás hablando, me sonaría a ciencia-fícción. Justo, la fiesta de La Botarga por lo visto es así: ocho machotes con mantón de manila a la cintura y uno que toca la flauta (no he asistido).Las fotos de mi blog, ahora, son de Petra (Jordania).

Senses & Nonsenses dijo...

yo tb, inwvitable, ...y encima lo pasé fatal, sufrí muchísimo. pero en general me ponía mucho más italia... ;)

un abrazo.

The Nuclear Messiah dijo...

PUES ESTO DEL FUTBOL NO ES MI GUSTO CULPALE... NO ME APASIONA (supongo que ese caracter esta muerto)... ME APASIONA MAS LEER LITERATURA BASURA HAHAHAHAHA ;)
PD. YO ESTUVE VIVIENDO EN TU PAIS, EN TU CIUDAD HAE ALGUNOS AÑOS...
ME GUSTA MUCHO EUROPA.

Germanico dijo...

Bueno, lindo muchacho. Buena tu descripción. Lei otros post anteriores, y me ha gustado el blog. Pasare seguido

Saludos

AntWaters Daza dijo...

Olitas de calor. Hummm, espero que estés bien, Justo, y que vieras anoche al nieto de la mujer que hace... pues ahora no sé qué eran... pero que sí, hombre, que su nieto para balones.

Bsos de red con encaje

ManuelKawamaS dijo...

ahhh! porke no puedo ir a la eurocopa, aunke nadie me krea me gusta el futbol! pero del bueno klaro jaja

saludotes justo!