martes, 9 de noviembre de 2010

UN CHICO DE LA MOVIDA



He coincidido este fin de semana con gente de mi edad casada y con hijos, que hablaban con preocupación de que sus retoños quinceañeros iban a pasar la tarde en un concierto al aire libre -MTV Week-, totalmente ajenos -los papás- a los grupos que allí actuaban y a otras circunstancias. Yo les pude dar detalles de primera mano, porque.. el día anterior había estado allí, claro, algo absolutamente normal en mi vida, no sólo porque me siguen interesando las mismas cosas que hace treinta años, sino porque a mi pareja y amigos les sucede más o menos lo mismo. Así es que nunca me paro a pensar que me sumerjo en las mismas ocupaciones que seguramente entretendrían a mis hijos si los tuviera.
¿Inmadurez sempiterna, fidelidad a las adicciones, principios o adhesiones, filosofía hedonista, gay style of life, consecuencias de no fundar una familia tradicional?
Sinceramente no me importa mucho, ni pienso que ello sea bueno o malo, mejor o peor que otras opciones. Las cosas han venido así, y santas pascuas.

LA SUSAN Y EL GRIS



Ayer por la noche salimos de marcha -hoy es fiesta en Madrid-, hacía tiempo que no íbamos a Chueca y pasamos por dos clásicos que siempre son garantía: el Susan Club -bonito, acogedor y música siempre notable, ambiente de treintañeros trendy- y el Gris, superviviente de los 80, bullicioso e interactivo, un lugar para conocer gente nueva, pasada o no de rosca. Ayer ponían de fondo un documental sobre Adam & the Ants y Siouxie & the Banshees; una de las últimas veces que estuve eran actuaciones de Mari Trini, que contrastaban con la selección musical. Tal como suele suceder, enseguida entablamos conversación con gente que pululaba por allí -uno de ellos, un actor bien majo de la escuela de Cristina Rota que habíamos visto el viernes en la Katarsis del Tomatazo: ¡qué buen espectáculo!-.

LA NOCHE AÚN ES PARA MÍ


El caso es que pensaba que una de las cosas que más me gustan del Gris o de otros bares similares es que no te puedes sentar -en el Susan sí hay butacones, aunque yo prefiero estar de pie-... y es que sigo sin soportar la idea de apalancarme en esos momentos de ocio en los que no procede devenir inmóvil y ajeno al tam-tam de la noche -será porque, como el Gris, yo también soy superviviente de la movida, entendida esta en el sentido literal de movimiento, de no parar quieto, de mirar a ver lo que se cuece, el intercambio, la propulsión, el ajetreo, la curiosidad, el trueque, la información, lo imprevisto-. La vida fluye.

LA NOCHE NO ES PARA MÍ / VÍDEO (1982)


No, no quiero tomar zumos en grupito, ni aislarme en un círculo infranqueable de amigos y cuba-libres; claro que miro y hablo con mis amigos, pero incorporados, en la barra, con todo lo que ello implica, y si luego se precisa una conversación más íntima ya saben que pueden venir a mi casa whenever they want to, o improvisar una noche con velas y música de Benjamin Biolay.

Porque, al contrario de lo que decía la cancioncilla, la noche sí ha sido y es para mí.. pero no me pilló sentado casi nunca, sino dando botes, hacia arriba, abajo y los lados.. aunque en el alboroto pueda recibir un pisotón -gajes del oficio- de cualquiera de las hijas e hijos de mis compañeros de trabajo.



(Las fotos en color son rescatadas de una entrada de 2007, Verano empieza a dormir. La primera está tomada en Gris, y las otras dos en Siroco, una maravillosa sala de Malasaña).

15 comentarios:

Eleuterio dijo...

Envídiote con ganas, no sabes cómo me aburro aquí un sábado a la noche.
Parece que nuestra ida a Madrid quedará para el verano que viene. Mejor, que amo Madrid en agosto.

pe-jota dijo...

Y quién es el que le ha puesto edad a las ganas de vivir y disfrutar ???

Cabriola dijo...

AMO la Chica del Trébol

Cabriola dixit.

Uno dijo...

Pues me das mucha envidia que quieres que te diga. Me gustaría tener aún esas ganas y ese gusto por la noche y la gente que ya perdí hace rato.
Al Gris no he vuelto desde los 80. Al Susan si voy pero si es posible, me siento.
Un abrazo, chaval.

pon dijo...

El Gris todavía vive??? el de la calle San Marcos??? en serio?? ahí no me cogieron para poner copas porque era yo demasiado punkarra y las camareras de entonces eran nubabes...gracias a lo cual acabé pòniendo copas en el Zeleste. Jejeje qué tiempos de batallitas.

Chico, yo, que tengo hijas adolescentes, no me cruzo con ellas por la noche porque vamos a sitios distintos, pero no menos bulliciosos. Simplemente a ellas les va un tipo de música y movida y a mi otra. Una se va a las casas okupas y la otra a sitios de cumbias, y yo me muevo por la onda jevi o rockanrolera, y no coincidimos. Nos hemos visto en algún festival y ningún problema.......de hecho se ponen un poco presumidas y me presentan a los colegas......un dia me van a pillar perjudicá.

senses and nonsenses dijo...

si pierdes la curiosidad estás perdido...
ay, la nostalgie, cómo es!, que me parece hasta entrañable la canción. después de tantos años la canción de Vídeo sí es para mí.
cada vez me veo más torpe bailando, y me da miedo empezar a decir "conjunto musical", "mover el esqueleto" o cosas peores...

un abrazo.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Me encanta el comentario de Pon...por favor sacádme de aquí que estoy en obras, ites y cosas...Bueno, de hecho el lunes me planteé salir, pero al final me pudo el cansancio... Sí que salgo aún, al menos una vez al mes, o cada dos, todo muy escogido, y aguanto perfectamente, y me conozco el "Gris", claro...
Me escapé de las obras y me fui a ver la última peli de la Binoche, por ponerme un poco al día, pero tengo que estar pendiente de martillazos (dentro y fuera de casa)...y no puedorrr, pero en cuanto pueda...a ver si nos montamos un encuentro pre-navideño, que yo soy de ir arreglao (pero informá) ¿Cómo está Sophie, se fue de viaje?
Tu eres un adolescente por dentro y por fuera, y claro que no hay que perder las ganas, porque Madrid es una ciudad bulliciosa, que tiene la mejor vida nocturna de Europa junto con Berlín... y eso es muy Madrid.
Sorry por poder comentarte poquillo, sólo será un tiempito, pero te sigo y estoy al tanto (tu sais dejà)...
Besotes

Justo dijo...

ELEUTERIO: Una ciudad que condena al aburrimiento un sábado por la noche no tiene perdón de Dios.. te esperamos aquí, no lo dudes.

PE: Yo no.. además ahora sabemos saborear, ¿verdad?

CABRIOLA: No esperaba menos.. ¡qué pasote de película, y qué buenísima Rocío Dúrcal! Y qué me dices de López Vázquez como portero de la mansión de lujo..

UNO: Menos lobos. Cuando quieras nos damos un garbeo por el Gris, que lo vas a flipar. Quiero salir contigo.

PON: ¡Síiiii! El mismo que viste y calza, jaja, ¿a que parece mentira? ¡Cómo no admitieron, pero si entonces era muy punkarra el Gris -o yo lo recuerdo así, al menos-! ¡Quiero testimonio gráfico de la época Zeleste!
Pues mira, con tu hija de las cumbias está difícil que yo coincida; contigo también, aunque un poco menos, porque tengo un amigo muy heavy, y con la okupa es más fácil, porque voy a un bar clandestine de Lavapiés con frecuencia.
¡Gracias por el comentario tan salao!

SENSES: Jaja.. yo también me sincronizo cada vez peor para mover el esqueleto, pero se hace lo que se puede.. ¿es que no se dice ya conjunto musical? Si es que tanta Chica del trébol me está confundiendo, de tanto mezclar guateques con botellones.

RIPLEY: Eso sí que es una buena escapada, la de la Binoche y el Kiarostami, estoy deseandito -aunque hoy tengo una buena, Concha Velasco en La Latina-.
El encuentro prenavideño cuando queráis.. a ver si pillamos al Deme y la Pon.. y paciencia con las obras.

Un abrazo muy grande a todos

El Deme dijo...

Si te gusta la música y el ambientillo, te gusta siempre, tengas la edad que tengas. Ese sistema que te pone actividades por décadas mentales me parece horroroso, cuando uno tiene un estilo de vida es para siempre y, con ligeros retoques, el que disfruta con los conciertos disfruta siempre y quien busca el espíritu juvenil en el ocio de la vida, lo encuentra donde sabe que le espera: tal vez tomando una copa en compañía de una agradable tertulia y una divertida música de fondo. La felicidad no tiene edad. Y es que la juventud es un estado del alma y tener ilusiones y disfrutar del arte y la cultura es un don.

Champy dijo...

Mas o menos se de lo que hablas, te comprendo y entiendo, parece igual pero no es lo mismo.

A mi me gusta la música y el ambientillo como dice Deme, o igual y si no entiendo eso de ambientillo, lo que no me gustan son esos lugares de ambiente donde toda la gente se la pasa posando y luciendo el mejor angulo, yo no me divierto viendo eso y no entiendo como alguien se puede divertir sin respirar!!!

Me gusta la convivencia, la platica, no me para el hocico, el relajo.... y cuando la música me opaca deja de gusrtarme la música... que fastidio yo verdad?

Callate! No me respondas ni me des la razón!

Soy un encanto!

2046

Champy dijo...

Ay que alguien me diga quien es el peladote ese que tienes ahora arriba recibiendonos????

Estará disponible?!?!?!

Ps a lo mejor él si pero yo nop!

Deja investigo porque parece que tiene muy bonita letra.

2046

pon dijo...

Avisadme y yo toy allí.

Justo dijo...

DEME: Que te lo digan a ti, pillín.

CHAMPY: ¡Te respondo! Que me ha encantado lo de la gente que posa buscando el ángulo, jaja.. A mí la plática me gusta.. en su momento -la plática, no los monólogos, que hay gente muy dada a soltar el rollo sin escuchar al vecino-.

Y el peladote que había.. bueno, espera que te lo voy a presentar enseguida nomás.

PON: A ver si nos animamos..

AntWaters dijo...

Sííí, yo también intento pensar éso; que la vida vino así y mira, punto pelota, porque amos, qué sentido tendrá plantearse si las cosas fueran de otra manera... si no hubiese pasado tal cosa, quizás no habría conocido a... jummmm... qué curioso que un local se llame Gris; mejor que blanco y negro, desde luego; me gusta el chico que te mira jajaja

Besos de se vive, si acaso, para darle sentido a las cosas, no para buscarlo

Justo dijo...

Bueno, nos gusta devanarnos los sesos..

Un besote, rey