jueves, 24 de diciembre de 2009

LO MEJOR DE LA VIDA ME LO DIERON AL NACER



El éxito basado en cifras es inmoral,
carrera de hormigas ciegas locas por llegar;
todo cuenta en cantidades grandes, dicen por ahí,
pero nada en mi vida funcionó jamás así.

Lo mejor de la vida me lo dieron al nacer,
mi parcela de aire, de estrellas y de buena fe.
¿Cambiarías esto por tener poder?
¿Cambiarías todo esto por poder tener?
¿Cuál sería tu respuesta a tan vil cuestión?
¿Qué me dices?, ¿qué contestas?, ¿tienes ambición?

Arrastrarte hacia tu amo, suplicarle perdón,
lo primero es lo primero, repítelo,
dinero, el dinero no es nuestro Dios.


EL DINERO NO ES NUESTRO DIOS / FANGORIA


MONEY IS NOT OUR GOD / KILLING JOKE



((Me acuerdo mucho estos días de una de mis películas favoritas, La leggenda del santo bevitore, (1988) de Ermanno Olmi, basada en una breve novela de Joseph Roth, con Rutger Hauer en el que seguramente haya sido su mejor papel. He tenido la fortuna de que hasta el momento no me ha alcanzado la crisis, pero no puedo decir lo mismo de gente que quiero y trato a diario, como mis alumnos, cuya situación intuyo o conozco a través de sus familias, muchas de ellas inmigrantes, que a la adversidad de sortear la dureza diaria han de unir el rechazo que ante ciertos sectores suscita su mera presencia. Ante esta realidad y el sombrío panorama internacional con unos pocos países instalados en lo obsceno y el resto malviviendo cuando no muriendo directamente, siento un impulso de rebelión y abomino de quienes nos proponen que, en este atolladero, la solución sea que los que más tienen tengan más todavía y los que menos menos aún. ¿Cuándo va a llegar el momento de que digamos que hasta aquí hemos llegado?))

La foto, imagino que inspirada en el libro de Roth o la película de Olmi, se llama La légende du St-Buveur, y su autor es Alex & le temps qui passe, visto en Flickr. Feliz Navidad, queridos.

SUSPIRIA / CAPÍTULO 4


Nuestra heroína es presentada ante sus compañeras de academia, en lo que es una escena a medio camino entre Canción de juventud, Bilitis y Fama -la de Alan Parker, of course-. No tardará en darse cuenta de lo importante que allí es el vil metal... pero atención al emparedado de la habitación donde se va a ubicar temporalmente, que merecería haber pasado a la Historia del Cine -a lo mejor lo ha hecho- y a la aparición del Arcángel Miguel...

12 comentarios:

Eleuterio dijo...

Muchas felicidades para tí también en estos días.

Abrazo.

("Suspiria" queda muy bien con la fiesta de Navidad).

calamarin dijo...

Bon Nadal Justo... con Fangoria siempre es mejor.

Un abrazo muy, muy fuerte.

Xim dijo...

Un extraño post donde mezclas varios temas, una foto rara e inquietante, un texto de esos tristes propios de navidad, unos videos también un tanto estrafalarios, y una peli de la cual conocía el título pero que nunca vi...
Ahora no sé con qué quedarme...
Ah, como sea, Felices Fiestas!!!

Besotes Blancos

Xim

pon dijo...

buenos deseos y que no nos pase ná

Strawberry Roan dijo...

No cabe duda que el mejor papel de Rutger Hauer que ha hecho en su vida es en la película "La leggenda del santo bevitore" (no la mejor película en la que ha participado, que sigo pensando que es "Blade Runner"). A mí, también es una película que recuerdo que me gustó bastante cuando la vi, aunque no la he vuelto a ver desde su estreno (¡22 años ya!) y no sé si ahora, con el paso del tiempo, se mantiene.

La navidad ya pasó, pero te deseo lo mejor para el 2010

Justo dijo...

Un abrazo enorme a vosotros...

Strawberry Roan dijo...

¿Podrías decir algo sobre la foto? Me tiene intrigado...

Justo dijo...

Estoy deseando volver a ver la película, Strawberry.. tengo la intuición de que resiste muy bien el paso del tiempo, de que sigue galopando, al trote, como tu avatar...

Strawberry Roan dijo...

Uy, nos hemos cruzado. ¡Me encanta!

Strawberry Roan dijo...

Oing, otra vez... Esto ya es acoso cibernético!!!

Justo dijo...

Jaja.. nos estamos cruzando mensajes.. la foto la encontré en Flickr, es muy buena, creo... el autor parece que firma con pseudónimo. Su título es como el de la película, y me da que está inspirada en ella.. la soledad en uno de esos cafés parisinos, quizá el desarraigo, la desnudez interior.

Creo que La leyenda del santo bebedor ilustra muy bien lo cruel que es una ciudad como París para la gente que no tiene recursos, es un infierno... eso también se ve en el Eden á l´ouest de Costa-Gavras que a mí me ha gustado tanto..

Un abrazo, ya te dije que estoy encantado de volver a saber de tí..

pe-jota dijo...

Estaba leyendo tu entrada cuando la vista se me ha ido al lateral, no lo he podido evitar, jejejeje, menuda sorpresa, gracias por el cumplido y desde luego ahora ya no se que más decir.