domingo, 9 de agosto de 2009

BALCÓN AL MAR EN SAINT-MALO




Viento, lluvia, sol.. los climas se van sucediendo desde la ventana. Asustados por el vendaval que nos sorprendió a la llegada, preguntamos a la gobernanta qué pensaba sobre una posible evolución favorable del clima. A lo que ella nos respondió sobriamente: "Je ne pense pas. Il change tout le temps".








Las olas baten a nuestro lado, cuando sube la marea...¿se puede pedir más? Ese recuerdo me acompañará todo el año, en la ciudad.. el recuerdo de la habitación al mar, con amor..donde disponía también de rincón para no descuidar mis obligaciones blogueriles.

15 comentarios:

marichuy dijo...

Justo

Me encantaron las imágenes.

Escribir al lado de un balcón así, con esa vista del mar, escuichando el oleaje, debe ser muy inspirador.

Un abrazo

Juan dijo...

Las vistas son inmejorables con lluvia, con viento o con lo que quiera la meteorolgía. Eso sí no reconozco a los personajes ¿me habré olvidado tan pronto de Madrid? De todas maneras el descanso y el amor son indispensables para el espirítu y supongo que Saint-Malo, también.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Pues la verdad es que un poco más siempre se puede pedir.. Bueno, yo también me alegro de que lo pases bien. Aunque viendo las fotos y el clima plúmbeo, igual se desata en esa habitación un drama 'bernhardiano', tipo Tala, Frío, La Calera u Hormigón. (Seguro que te ríes al recordar esos títulos.. o a lo mejor no).
Un abrazo.

Justo dijo...

Ya te olvidaste de Madrid, Juan.. ¿o habremos cambiado tanto en poco más de un mes? No me asustes.

Claro que me he reído, JA. Esos títulos minimalistas y austeros forman ya parte de mi vida. Y sí, hay que reconocer que el escenario es propicio a que se desencadene algo así.. pero no va a suceder, puedes estar tranquilo.

¡Un abrazo fuerte, Marichuy! A los tres.

Juan dijo...

No te asusto. Había sido una broma, pesada, pero broma.

Arguifonte dijo...

Y tus blogueriles seguidores encantados estamos de que hayas compartido con nosotros tan maravillosas vistas.

Un abrazo Justo.

pon dijo...

No sé cómo te pones al porta con ese balcon al lado.........eso es pecado.

Qué relajación, caramba, y qué mal tiempo. Pero qué buenas vacances, si señores. Gracias por enviar el olor del mar a través de ese balcón hasta los madriles.

Besines

Champy dijo...

Que maravillosa vida la tuya... Porque esta colgado ese pantalón ahí? Simboliza algo?

2046

El Deme dijo...

Una habitación con vistas, jo, qué suerte. (Mi viaje a la India fue en 2007 y visité Delhi, Agra y Jaipur, me apetecía retomar esas fotos.)

Justo dijo...

No, no simboliza.. simplemente tenía que secarse de la lluvia.

Mañana vamos al sur de la región, a Quiberon, pero la habitación ya no tendrá vistas al mar.. la echaremos mucho de menos.. el rumor y el olor a brea son incomparables..

HAL 9000 dijo...

¡Wow!

Me quedo con la segunda foto. ¡Me encanta!

molano dijo...

Yo, como Champy, me había imaginado que ese pantalón tendido tenía un significado. Podía ser " si ves el pantalón colgado puedes subir"o una foto concepto: "tendencias" o quizá "airear los trapos sucios".
Por Dios, Justo, déjanos soñar.

molano dijo...

Yo, como Champy, me había imaginado que ese pantalón tendido tenía un significado. Podía ser " si ves el pantalón colgado puedes subir"o una foto concepto: "tendencias" o quizá "airear los trapos sucios".
Por Dios, Justo, déjanos soñar.

AntWaters Daza dijo...

El bañador no era una señal; "oh, baby, when you talk like that...", canta Shakira; una ventana sobre el mar es muy... nada, supongo, en el sentido de que uno deja de escucharlo y sólo lo nota cuando ya no está. Eso creo que ha venido porque te veo los muslos, sin vello :(:), y porque recuerdo no poder dormir cierta vez, tras cierto tiempo, junto al mar durmiendo.

Ohhh, se te ve bien; tranquilo al menos; ajooolá sea cierto o termine siéndolo por más tiempo.

Besos de seguiré subiendo por tus letras, a la noche; yo es que no sé qué le ven al fútbol, si tampoco es que tenga vello ;)

Justo dijo...

Ah, Ant, pero tú vives junto al mar.. es como el metro aquel en que he subido este año, exterior, al doblar un recodo aparecían la Torre Eiffel y el Sena.. he visto a turistas que aparecían maravillados, pero la mayoría de viajeros no se molestaban ni en mirar, seguían leyendo el periódico...

(Bueno, algo de vello sí que tengo, no me despaches tan rápido,..)

Un beso