martes, 1 de julio de 2008

RELEVO DE RITUAL EN EL HOT



Acudí a ver la final de la Eurocopa al bar Hot, que es el templo de la comunidad osuna de Madrid -aunque yo bear no soy, ni tampoco ejerzo de chaser-, pero el ambiente allá suele ser afable.



Llegué tarde al evento, y la mala suerte fue que el único gol que se marcó me pilló bajando las escaleras de casa, y mientras me dirigía allá iba reflexionando que voy de ritual en ritual, que la vida es más que un festival un ritual, y así decidme si no recién salido de la resaca eurovisiva -que yo vivo como si de ella dependiera el destino de la Humanidad- voy y me involucro en este sarao que a mí hasta ahora ni me iba ni me venía, de modo que sólo me falta vestirme el año que viene de faralaes y acudir galopando a la Feria de Sevilla o al Rocío o a las Fallas o Sanfermines.
((Eurovisión, Eurocopa,.. lástima que entre medias se nos cayera la cara de la Eurovergüenza con dos directivas, una que ya está aprobada y otra en borrador, pero ese es otro cantar)).

REFRANERO MARICÓN


Y llegados al Hot, me acordé de una célebre sentencia de Nacho Canut, o mejor, de dos, pero que en el fondo son la misma:

-Los bares de osos no me gustan nada, porque si te tiras a un tío es como si te hubieras acostado con todo el bar, porque todos son iguales, qué horror.

-La Feria del Libro del Retiro es absurda, si todas las casetas tienen los mismos libros ¿por qué no ponen sólo una?.



Pero al mirar en derredor recordé otra frase, la de Víctor Sandoval -ya véis que nivel intelectual hoy- en lo que fue multitudinaria presentación del primer corto de Antonio Hens, En malas compañías, en un cine de la Gran Vía, lleno a rebosar de gays y amigas de gays: "Uy, menos mal que estoy miope, porque si no comenzaría a ver por todas partes gente con la que me he acostado, seguro".
Pues eso.. que a los bares bear que celebran finales televisadas de eurocopa también van chicos delgados con los que puede -o no- que alguna vez nos hayamos acostado, y entonces ¿cómo se hace? ¿Saludar efusivamente, mirar para otro lado, hacer como si nada?
Tal vez convenga tantear de antemano con la mirada: pero es preferible, siempre, reconocer y valorar en su medida a aquel con quien se ha yacido.

((Las fotos son todas de la celebración, claro, -menos la primera, que pertenece a una noche cualquiera en el lugar de los hechos- antes de que comenzaran los disturbios, momento en que decidimos ir a otra parte. Por cierto, enhorabuena a todos, ojalá y que esto sirviera, aparte de para relanzar la carrera de Manolo Escobar, para que nos sintiéramos unidos los ciudadanos de este país maravilloso que agrupa a territorios e idiosincrasias diversas, y ésa debiera ser nuestra principal riqueza, el orgullo de lo que los une y también de lo que nos distingue.
Y un motivo más de acogida a tantos nuevos ciudadanos que desde otros países han venido para quedarse con nosotros y que también salieron a la calle a mostrar su alegría)).

PREPARADOS, LISTOS...

Y eso fue sólo la toma de relevo para otro gran ritual, porque mañana comienzan las fiestas del barrio, del mío, vaya, que aparte de ser un conjunto de calles estrechas con casas antiguas en el centro de Madrid, y por tanto una realidad concreta, es también una abstracción, un territorio imaginado y referencial, de proyección de símbolos y emblemas, de realidad idealizada que hemos ido construyendo, y que atrae a visitantes ya de todas partes, y que son nuestro particular orgullo.
Y también, en el lado negativo, se asemeja a un parque temático... pero eso parece inevitable hoy en día.


Estas ya son fiestas de la ciudad en toda su amplitud, las más significativas, totalmente laicas y populares, que nacieron por iniciativa de vecinos de la calle Pelayo para reivindicar y festejar el Orgullo Lésbico, Gay, Transexual y Bisexual, y como excusa para rescatar a esta parte de la ciudad que estaba degenerada: con el tiempo, ha sido el barrio el que ha rescatado al resto de la ciudad, recuperando en parte el espíritu pícaro y acogedor madrileño, de generosidad y convivencia, que había caído en franco desuso: ojalá que no lo perdamos.

Pero ¿alguien se imagina qué sería hoy de Madrid sin Chueca?
¡Estáis todas y todos invitados!

12 comentarios:

Champy dijo...

Que bello tu barrio!!!!

Tengo que conocer tu país!

ya te felicité por la copa?? ya verdad...

Muy sabio Nacho... definitivo.

No son mis preferidos, pero tampoco los rechazo.... no se, me gustan los hombres que parescan hombres y punto.

Oye.. la Chueca es tu barrio?

Me gusta el nene sin camisa.. que ojos!!!

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Ya a punto de volver de mi primer paréntesis bloguero, que acabé Junio mú liao, te felicito por las fiestas de tu barrio, y nada, a ver si nos tomamos una limonada cuando esté por ahí(creo que llegaré). ...Hace que no voy al "Hot", ni se sabe..., y bueno, también me haría "el bizco", porque acostarnos (les unes et les autres), seguro que es un territorio bastante común:-), jejeje, suele pasar.
Muchos besotes, guapo.

Senses & Nonsenses dijo...

...es que para una celebración futbolera hay que ir a un bar de heterazos borrachos, de los que a la mañana siguiente te dicen que no se acuerdan de nada, y que... todo ha sido fruto del alcohol,jojo. qué tiempos cuando el athletic ganaba partidos.
a mí es que se me juntó todo con un orgullo un poco largo. no creo que vaya, pero disfruta por ti y por mí.

haré como que no he oído nada de lo de manolo escobar. a mí se me pusieron los pelos como escarpias...
estoy flipando con las lecturas políticas posteriores. nothing is impossible pero que xavi no hable catalán. para esto casi mejor perder contra italia, un poco lo de siempre, y la culpa de luis aragonés (y zapatero) por no llevar a raúl.

un abrazo.

Justo dijo...

Sí, Champy, allí me ubico -me encanta como suena, la Chueca-.

Estoy deseando tomar esa limonada; yo no me suelo poner bizco nunca, al contrario, sería incapaz a no ser por causa de fuerza mayor -que a veces las hay-.

Lo peor de lo de Manolo Escobar es que esa canción quedaba muy bien cantada por la chica alemana que la sacó -Ripley la puso hace poco en su página-, lo bonito es que alguien de fuera cante a un país o a una ciudad, no alguien de dentro, eso empalaga.
Miguel Bosé cantando a Sevilla está bien, porque es un enamoramiento.. pero que lo haga la Pantoja pues es un horror, porque es azúcar azucarada.

Ya, cada uno quiere sacar partido -nunca mejor dicho- y Luis Aragonés ha firmado ahora el manifiesto del castellano, aprovechando la situación. Pero bueno.. esto es de todos, y en todas las lenguas; ya véis al chico que os he puesto con la bandera: él fue sin saberlo un anticipo del "Into the tank", la macrofiesta fetichista que tenemos aquí el domingo, y es que las estéticas extremas se propagan por contagio.

Besos

pe-jota dijo...

Y como nos gustan las ritualizaciones, son como un reloj que nos marca los tempos, en cierta medida nos dan seguridad, aunque algunas sean un tanto extemporáneas como este Orgullo fuera de fechas.

Juan dijo...

Tengo que contarte, Justo, que el año pasado estuve en tu barrio viviendo la fiesta. Aunque suelo ir a Madrid de vez en cuando, hasta el pasado año no viví tu barrio en pleno apogeo. Me encantó, a mí me encanta ver gente en la calle y la verdad es que fue bonito. Ahora bien, cada día tengo más reticencias en seguir yendo a Madrid, espero que cambie de opinión pronto. Tenéis un convencino (Fanfatal) que escribe mucho en dos manzanas, que tiene blog propio y que le gusta aproximarse a don Federico, que nos pone a parir a los provincianos y esos aires de capitalinos del reino me nubla la visión de una ciudad bonita como la vuestra.

PasaelMocho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PasaelMocho dijo...

nen, que ayer en cuanto me quise dar cuenta estábamos buscando a las chicas y desaparecí sin despedirme. Lo siento, ya nos veremos.

Respecto al blogroll, inténtalo con mi blog backup censurado:


http://tribunaldelarota.blogspot.com/

RFP dijo...

El evitar enterarse de nada que tenga que ver con el fumbol hace que no te enteres siempre y cuando no llegues a España. Y aún así yo lo conseguí gracias al iPod. Cuando me dijeron lo de Manolo Escobar me imaginé al tío Paco y a la Collares resurgiendo de sus tumbas, y prohibiendo que a los toros se pongan la minifalda.
Al otro ritual creía que no iba a ir porque el 28 había quedado en Bilbo, pero me entero entonces que se ha pospuesto... Yo creo que no tiene sentido. Pero recién llegado de periplo viajero, lo que menos me apetece es volver a cogerme otro avión, por muy divertidas que sean las fiestas de tu barrio. El año que viene quizá vuelva. Yo voy a ver si por mi isla han empezado ya las fiestas populares, donde se liga mucho menos, pero te lo pasas igual de bien. Que las disfrutes.

Justo dijo...

Juan: cada pueblo tiene su tópico, que en parte responde a una realidad, y es verdad que el madrileño es chuleta y enterao, pero también alegre y acogedor, un poco zarzuelero, vaya -aunque siempre es arriesgada la generalización, sobre todo en una capital grande que alberga a tanta gente, y Madrid se hizo con los "provincianos", yo mismo soy uno de ellos-.

Y lo del bloguero aquel, pues no identifiques al todo con una parte, que no deja de ser uno entre muchos millones. Un abrazo

combatientes70 dijo...

Yo, esta vez, vi el partido en solitario...retirado del mundanal ruido... aún tengo los nervios de la espalda contraídos... yo es que me lo tome muy a la tremenda y no puede sentarme en 90 minutos, moviéndome por un pequeño apartamento en fuengirola... luego no sali a la calle y disfruté con la celebración de esos bellos y hermosos muchachos... ayer jueves me uní a la fiesta de chueca... y creo que voy a estar todo el finde como perrillo sin amo, de barra en barra y de esquina en esquina... buscando un provinciano, como yo, que me quite con un masaje las contracciones musculares...

Justo dijo...

Me hubiera gustado verte, Antonio, sobre todo ayer sábado, al final perdí a todo el mundo en el tumulto, y quedé como perrillo sin amo, pero no encontré a ningún provinciano.